Revista Ciencia

Política

Por Pediatrahumanista
Hoy cuando iba en coche, no sé porqué, la emisora de radio se ha "enganchado en "AM". Yo soy más bien de los que escuchan música o escucha podcast (alguna vez hablaré de mi adicción a los podcast), pero desde hace mucho tiempo (si es que acaso lo tuve alguna vez) presto poco interés por las tertulias y debates políticos.
De hecho, de vez en cuando veo de refilón la televisión que está en el cuarto de enfermeras de neonatos, y escucho sin quererlo alguna entrevista a estos personajes del mundo de la política, y me produce cierto ardor de estómago. Son siempre las mismas palabras, los mismos argumentos. Y yo es que no tengo ni idea de política, pero sí que sé captar lo que hay detrás de las personas. Y detrás de muchos políticos hay "un creerse importante que tirapatrás".
Pues no sé porqué me he enganchado con los discursillos. Y reconozco que he soltado una buena carcajada en dos o tres ocasiones. Y es que me hacía gracia Zapatero intentando convencerme que lo que decía ahora era muy importante y que había que creerle.
Porque una de las ventajas de no seguir los acontecimientos políticos con mucha fruición es que las últimas veces que vi al "presi" en la tele era diciendo que no había crisis. Y hoy, en su discurso, no hacía más que repetir lo de la crisis por activa y por pasiva. Y claro, yo no puedo evitarlo, y me río.
Pero con los políticos me pasa con lo de los pacientes que se enfadan: que cada vez me sulfuro menos. Reconozco que a veces me da un ramalazo de cabreo cuando oigo a la ministra de igualdad (así, sin mayúsculas, porque no se merece más), pero luego pienso: "pobrecita".
Y supongo que en alguna parte del mundo hay políticos buenos, que quieren nuestro bien, y que desempeñan su trabajo con honradez; pero al menos a mí, y ahora, no es lo que me llega.
Y con mi visión privilegiada por ausencia de seguimiento político, he visto cómo los seguidores de un partido político son peores que los hinchas más acérrimos de un equipo de fútbol. Defienden lo que diga su partido político sólo por el hecho de que sea éste quien lo diga.
Y me río yo de lo de la izquierda y la derecha (cuyos orígenes nunca he llegado yo a saber. Bueno acabo de llegar a saber, porque wikipedia lo tiene todo). Si los de la izquierda siempre han sido los que han favorecido a los más débiles, que me expliquen qué estan haciendo ahora con los seres humanos (o seres vivos, según ministra) que se matan dentro de los úteros maternos. Que la derecha fomente esa eugenesia todavía lo entiendo, pero la izquierda...

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :