Revista Cine

Pontypool

Publicado el 17 febrero 2010 por Lucksaw
PontypoolAño: 2009.
Género: Horror.

País: Canadá.

Duración: 95 minutos.

Dirección: Bruce McDonald.

Intérpretes: Stephen McHattie, Lisa Houle, Georgina Reilly, Hrant Alianak, Rick Roberts.

"El pícaro DJ radial Grant Mazzy ha sido, una vez más, expulsado de las ondas de radio de la gran ciudad y ahora el único trabajo con el que cuenta es un turno mañanero en la pequeña estación CLSY en Pontypool, que transmite desde el sótano de la iglesia del pueblo. Lo que comienza como un típico y aburrido día pueblerino se transforma en un fatídico día debido a los bizarros reportes que llegan a la estación informando sobre comportamientos erráticos en las personas y actos de violencia ininterrumpidos. Pero nada llega desde los informes oficiales, ¿está realmente pasando todo esto?
Antes de saber a ciencia cierta qué sucede, Grant y el equipo de la radio se ven atrapados dentro del edificio mientras descubren, horrorizados, que un demencial comportamiento está apoderándose del pueblo y que su causa es tan inaparente como ilógica..."

Pontypool El otro día mientras equivocadamente pensaba que el vampirismo no podía
seguir currando más con la misma historia de siempre, y terminé en cierta
medida sorprendido por 'Thirst' y otro poco más con 'Daybreakers', pensé que
la misma situación se puede consignar al mundo de los zombies.
Por suerte 'Pontypool' puede salir airosa de alguna manera al presentar una
vuelta de tuerca bastante refrescante con respecto a la infección que
siempre s epropaga, además de ocurrir en un lugar muy cerrado y, en ciertomodo, claustrofóbico.
PontypoolLo que comienza como un día más de trabajo en la radio local para Grant
Mazzy se va convirtiendo poco a poco en un caótico descenso a la locura en
un magnífico primer acto en el cual con un ritmo lento pero escalofriante se
va descubriendo (junto con los personajes) qué es lo que sucede afuera, en
las calles. Gracias a los testimonios de la gente y al agente móvil de la
radio se va destapando todo, y cuando llega la realización máxima no queda
nada más que aplaudir el giro de la propuesta.
Al ocurrir mayormente dentro de un solo escenario (parco y austero, por
merecerle un calificativo) la carta ma´s válida del filme para seguir
adelante es su equipo actoral, y realmente es para maravillarse con la
imponente actuación de Stephen McHattie como figura principal. Es
tremendamente inquietante como a través de llamadas y narraciones él te
puede poner en un clima totalmente incómodo y hasta tener miedo incluso. ël,
como el espectador, no sabe nada, y las reacciones son propias de una
persona con sentimientos, de carne y hueso. Espectacular.
Junto a él se encuentra la productora del programa, una correcta mayormente
Lisa Houle, con la que pasa la mayor parte del metraje. si bien al principio
y al final puede resultar pesada y hasta molesta, cuando lo peor está
pasando sabe como manejarse, al igual que la sencilla pero agradable
Georgina Reilly.
PontypoolLa trama hace agua terriblemente cuando ocurren dos cosas, las dos van de
la mano: hace entrada a escena un doctor (terriblemente sobreactuado y
torpe) que tiene la clave para saber lo que esta pasando. Una vez que ya se
sabe (casi) todo, ocurren las escenas más desopilantes y rocambolescas de
toda la trama. Seriamente, ahí radica el gustar o no de la película, si
entrar en su desborde de locura que continúa hasta el mismísimo final
después de créditos o crucificarla en ese mismo instante.
Gracias al director Bruce McDonald, la tensión se lleva a un límite supremo
ya que no se ve nada, solo se imagina, y con sólo escuchar las transmisiones
del magnífico Ken y todo lo que pasa uno se tensiona solo. Al entrar en
juego los infectados, por un lado me resultó sutil que no tengan el aspecto
de zombies clásicos, sino que son personas trastornadas.
Pontypool Quizás falle en varios detalles como para ser una definitiva y novedosa vuelta de tuerca en el género, pero 'Pontypool' tiene una historia tremendamente refrescante en el subgénero no-muerto lo bastante intrigante como para darle una mirada.
Calificación: B.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista