Magazine

¿por qué envejece nuestra piel?

Publicado el 12 septiembre 2011 por Nelcyheidinger

¿POR QUÉ ENVEJECE NUESTRA PIEL?¿POR QUÉ ENVEJECE NUESTRA PIEL? 

El ser humano como organismo vivo sigue un ciclo natural  continuo y ordenado de cambios, esto es: nace, se nutre, respira, se desarrolla, crece, se reproduce y muere.

Nuestra piel (Órgano cutáneo) sigue el mismo patrón filogenético; por lo tanto diremos  en principio, que envejecer es normal, ya que es una condición natural de los seres vivos.

De modo  que en la involución cutánea se verán   comprometidos una cantidad de  procesos biológicos, que responderán a múltiples factores.

Algunos factores que intervienen en el envejecimiento de la piel son:

-Factores ambientales
-El Estrés
-El fotoenvejecimiento
-Alimentación inadecuada
-Beber alcohol en exceso
-Fumar
-Vida sedentaria, entre otros.

En este punto uno podría pensar que si el envejecimiento de la piel  es  inevitable. ¿Para qué preocuparse por cuidar la piel entonces?

Desde la Cosmetología y la Cosmiatría  sabemos que los  buenos hábitos, y los cuidados adecuados prolongan la belleza y desaceleran el proceso de envejecimiento.

Por eso, te lo aseguro, que la piel y el organismo en general, merecen tu  dedicación.   
A lo largo de los años, luego de entrevistar a muchas  personas que  consultaron por su piel; pude observar que las más envejecidas, tenían hábitos inadecuados, costumbres poco saludables, a esos hábitos, yo los llamo “los  grandes enemigos de la piel”.

A continuación mencionaré  algunos de  los grandes  responsables del envejecimiento acelerado de la piel y que son completamente controlables.

-No tenían un programa  de cuidados eficiente para su piel  
-Mala alimentación
-Uso continuo de cigarrillos y alcohol  
-Vida agitada con  fuertes cargas de estrés
-Padecimiento de algún tipo de trastorno del sueño
-Tomar sol de manera poco conveniente
-Poca o nula ingesta de agua pura  
-Vida sedentaria.

Por otro lado, está comprobado que desarrollar  buenos hábitos, mantiene la piel más saludable y bella, por eso, a continuación voy a destacar aquellos factores, aquellos hábitos que aportarán beneficios a nuestra piel:  

-LA IMPORTANCIA DE UNA ALIMENTACIÓN BALANCEADA.

En la posmodernidad ya no hay tiempo para preparar  alimentos, la mayoría de las personas, en un apuro frenético, ingieren comida rápida con alto porcentaje de grasas; el mercado nos ofrece  conservas, productos congelados, sintetizados todos los días, con la promesa de estar bien alimentados sin perder tiempo.

Sin embargo esto no es así, los especialistas recomiendan comer alimentos frescos, simples, tal vez poco elaborados, pero siguiendo el equilibrio nutricional apropiado.

Otro error muy común en la consulta es el “Alimento Maravilla”. Daré un ejemplo, supongamos una persona que come yogurt porque sabe que es bueno para su piel.

Es verdadero el aporte que el yogurt hace  para nuestro organismo y nuestra piel; sin embargo, una persona no puede comer solo un alimento, porque un solo alimento no cubre todas las necesidades nutricionales que el organismo tiene.

En estos artículos   quiero  desmitificar a aquellos alimentos que son por sí solos, apreciados como maravillosos. ¡Esto no existe! Es verdad que hay alimentos más o menos recomendables, pero así como “Una flor no hace primavera”; tampoco lo hace  un alimento solo, por más saludable que sea, no nos garantiza una alimentación balanceada.

Está comprobado que el organismo necesita alimentos que aporten  nutrientes para que funcione y se mantenga saludable.

En caso de no tener una dieta balanceada, la pirámide nutricional  que recomiendan  los nutricionistas es una buena guía para seguir; allí se podrán ver los distintos grupos de alimentos que son fuente de energía para nuestro organismo (Incluso la piel).

-ESTRÉS, CIGARRILLO, ALCOHOL.

El estrés es una respuesta del fisiológica del organismo en la que intervienen diversos mecanismos de defensa, que se preparan para poder enfrentar una situación que resulta amenazante para la persona.

Lo que más nos interesa saber en este curso, es que en situaciones de estrés suben los niveles de cortisol y adrenalina en sangre; esto a su vez, produce un desbalance en los estrógenos y la testosterona que como consecuencia, afectará a la piel disminuyendo la producción de colágeno y elastina.

Por lo tanto, es recomendable hacer caminatas al aire libre, hacer ejercicios para relajarse, aprender a respirar para bajar la tensión, en fin hay muchas técnicas para aprender a liberarse del estrés.

En cuanto al cigarrillo; está totalmente comprobado los efectos nocivos que produce el  en la piel, ya que la  envejece velozmente independientemente de la edad; los surcos del rostro de profundizan; el color y el brillo se ven desfavorablemente afectados.

La intoxicación que produce el acto de  fumar, impide que la piel respire bien, desabasteciéndola de oxígeno y nutrientes que son indispensables. Bajo la lupa se pueden observar rugosidades finas y profundas, aún en personas de corta edad.

Las arrugas peribucales (alrededor de la boca) se ven muy marcadas en personas fumadoras, como una consecuencia directa de esa acción. Sin dudas; es uno de los hábitos que vale la pena desterrar.

Las bebidas alcohólicas: Beber con moderación y sobre todo una copa de vino tinto de buena calidad es sumamente beneficioso, sin embargo, el exceso de alcohol no solo que fija las grasas en el cuerpo sino que ocasiona grandes perjuicios en la piel.

La vitamina “A”, una de las responsables de la regeneración celular, cuando hay abuso de bebidas alcohólicas se ve disminuida, también se sabe que la oxigenación de la piel dificulta, impidiendo una nutrición eficiente y los capilares faciales se dilatan en demasía, produciendo efectos indeseables.


Volver a la Portada de Logo Paperblog