Revista Empresa

'¿Por qué está papá en casa?'

Por Joseldelcampo

¿Cambio en los roles sociales por los cambios del mercado laboral actual?

A medida que pasan los meses veo que los roles sociales y los roles laborales van cambiando a medida que la crisis avanza.

En septiembre, cuando empezó el colegio mi niña pequeña, de veinte alumnos que había en clase, solamente llevávamos al colegio por la mañana 2 padres y 18 madres.

Con el paso del tiempo, la cosa ha ido mejorando (más que nada por eso de la paridad, aunque realmente no signifique algo positivo). Ya somos 12 padres frente a 8 madres los que acudimos a diario a llevar a los [email protected] al colegio.

Y hoy me ha dado para realizar una serie de reflexiones:

1º ¿Se van a cambiar o por lo menos entrelazar los roles sociales y los roles laborales?

2º ¿Ese cambio de roles va a ser asimilado bien por los sujetos que los sufren?

3º ¿La nueva generación conocerá los nuevos roles y desconocerá los anteriores?

En mi generación creo que nunca mi padre me llevó al colegio en toda mi trayectoria estudiantil. Cierto es que en mi época pocas eran las mujeres que se aventuraban en el  mercado laboral, cosa que gracias a Dios ha cambiado actualmente.

Vamos a ver que ocurre con estos puntos.

1º Sin duda esta crisis lo va a cambiar todo y no será por menos, el cambio de los roles sociales y laborales. Aquello de que la madre es la que en su 90% de su día a día está dedicado a la crianza de los hijos ha desaparecido y el aumento del desempleo va a ayudar mucho. La participación de los padres en las tareas educativas de los hijos se va a incrementar (por desgracia por el incremento en el paro).

Si los dos miembros de la pareja están desempleados, lo lógico es que ambos compatan tareas, entre ellas, la criazna de los hijos. No me voy a meter si los cuidados de las madres son mejores que los de los padres (que seguro que si), pero en el caso de niños pequeños, su desarrollo y conocimientos de los roles será muy distinto al que vivimos nosotros.

Aquello que nosotros vivimos del padre en el trabajo y la madre en casa, ha desaparecido, lo cual me alegra. Lo único que me disgusta es que en esta ocasión haya sido un proceso forzado por el desempleo y no una actividad voluntaria de mutuo acuerdo de los padres.

2º Sujetos de los cambios de roles hay dos : los pasivos y los activos.

Los primeros son en el ejemplo que os pongo yo, los hijos. Si son pequeños no hay problema porque ya van a aprender los nuevos roles sin extrañarlos. Cosa distinta es cuando ya tienen cierta edad y ven que las cosas no son como eran. El otro dia hablando con un padre que tiene un hijo de 10 años y otro de 3 y que se acaba de quedar en el paro, el pequeño no percibe el cambio, pero el mayor se pregunta ‘¿por qué está papa en casa?’

El aprendizaje de los hijos y los roles sociales, se va a entrelazar con los roles laborales.

Los segundo son los sujetos activos, o sea los padres. Ahí ya tocamos un tema peligroso porque cada persona actúa ante los cambios, y el desempleo es uno por desgracia, de forma distinta. Lo ideal es que ese cambio de rol laboral no afecte al rol social, ya que ese por desgracia afectará a los hijos.

Sería bueno hacer un día una entrada sobre las diferentes formas de afrontar el desempleo y me comprometo a hacerla en unos días.

Probablemente tengan más efectos los cambios motivados por el mercado laboral en los sujetos activos que en los sujetos pasivos, pero lo que nunca debería de pasar es dejar que los primeros afecten de forma negativa a los segundos.

3º Como continuación del punto anterior, es probable que las nuevas generaciones crezcan con una nueva distribución de roles sociales y laborales, que gracias a Dios es mejor que la que nosotros tuvimos, pero no creo que sea lo adecuado que este cambio sea fruto del desempleo de algunos de los padres, sino más bien que debería de haber sido de un proceso de consenso de ambos progenitores.

Conclusión: La crisis traerá consigo muchos cambios y estos deberán de ser asumidos por los que los sufan como oportunidades en la medida que puedan. Muchas cosas no volverán a ser nunca como eran. Por lo tanto, si entre esos cambios se encuentran los cambios de roles sociales y laborales, cuanto antes nos adaptemos a estos cambios, mejor irá a todos.


Volver a la Portada de Logo Paperblog