Revista Moda

¿Porque hay gente que no consigue adelgazar?

Publicado el 04 enero 2012 por Wabisabiecofashionconcept
Los resultados de unos nuevos estudios están apuntando a  unas de las posibles causas del desarrollo de sobre peso y obesidad. No son los malos hábitos alimenticios que la sociedad ha desarrollado en los últimos años ni es la falta de ejercicio. Las nuevas investigaciones apuntan hacia los productos químicos que están presentes de manera "secreta" en nuestra comida y artículos de uso cotidiano. Químicos tóxicos presentes en pesticidas, fertilizantes, y edulcorantes provocan alteraciones en nuestro sistema endocrino.
La contaminación química, que causa disrupciones endocrinas, podría estar alterando a una escala global a las personas biológicamente más predispuestas a engordar.
Un grupo de investigadores de la Universidad de New Hampshire está estudiando si el uso frecuente de sustancias químicas retardantes de la combustión, conocidos como “PBDEs”, que se emplean cada vez más en muebles, alfombras, ordenadores, podrían relacionarse con un aumento de la obesidad y podría llevar al desarrollo de una diabetes tipo II.
Pedro Tormo, médico internista en el Hospital del Aire de Madrid y asesor sanitario de Sanitas comenta que:
"No es sólo cuestión de salud, es también un problema económico, ya que la sanidad pública tiene que hacer frente a tratamientos para los distintos tipos de obesidad", explica Tormo.
Urano Ediciones ha editado en España un nuevo libro titulado Grasa tóxica del doctor Barry Sears, reputado autor de libros relacionados con las dietas más sanas y el funcionamiento de nuestros organismos. En el libro Sears afirma: 
"A menos que tratemos la obesidad como un cáncer nunca podremos controlarla".
Los productos tóxicos procedentes de pesticidas, detergentes, plásticos, herbicidas, fertilizantes, etc. entran en nuestros organismos a través de la alimentación industrial. Estos productos nocivos se acumulan en la grasa que las personas tienen almacenada y pueden provocar disfunciones hormonales. El problema no está ya sólo en ingerir determinadas grasas, sino en qué llevan esas grasas.  Los productos químicos tóxicos se almacenan en el tejido graso a ser liposolubles.  La carne tiene más grasa y las verduras tienen menos. Por lo tanto cuando comemos verduras ingerimos menos químicos tóxicos. 
Tóxicos que engordan Una epidemia global y transgeneracional

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas