Revista Diario

Porque he sido buena...

Por Sandra @sandraferrerv

Porque he sido buena...

Adoración de los Reyes Magos - Sandro Botticelli


... o al menos eso creo, aunque reconozco algún que otro fallito, he decidido hacer mi carta a los Reyes Magos. Bueno, y también porque mi hijo (que está de lo más ansioso por la noche de mañana que parece no llegar nunca) me propuso ayer que yo escribiera mi carta igual que él había escrito la suya (toda una obra de arte, por cierto). Así que, allá va.
Queridos Reyes Magos,
este año quiero pediros cosas un poquito especiales.
  • Mucha mucha energía para seguir el ritmo de mis dos hijos que no sé de dónde sacan tantas ganas de moverse, saltar, bailar, correr, moverse más, saltar más alto, bailar con más garbo y correr hasta el infinito.
  • Un pellizquito de paciencia para no saturarme en los momentos que mis enanos, seres encantadores la mayor parte del tiempo, se vuelvan un poquillo insoportables, solo un poquillo.
  • Una onza de inspiración para encontrar la fórmula magistral que nos haga posible una conciliación familiar y laboral real no sólo para mí sino para todas las mamás y papás del mundo que quieren su profesión pero aman mucho más a sus hijos.
  • Algún restillo de inspiración para poder seguir alimentando mis tres blogs que parece ser que han resultado ser del agrado de personas que me han encontrado y me han devuelto su amistad, cariño y ternura con creces. No quisiera defraudarles.
  • Y bueno, amor, mucho mucho mucho amor para poder regalarlo a todos mis seres queridos en forma de sonrisas, abrazos, bonitas palabras y demás muestras de cariño.
Para que nadie se lleve a engaño y se piense que no me gustan las cosas materiales, también pido dos librillos de historia, de aquellos que sólo el título provoca somnolencia (a algunos).
Termino esta entrada navideña con un fragmento de un villancico del extenso repertorio que nos ha acompañado estos días en casa de manera reiterada:
No me despiertes al Niño, no me despiertes al Niño, que lo durmió una zagala como los rayos del sol.
Tuvo un pecho tan dulce que pudo dormir a Dios.
(Villancico, una pandereta suena)
Espero que todos vuestros deseos os los puedan traer los Reyes Magos.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog