Revista Remedios

Posibles complicaciones con los implantes dentales

Por Alfreidx

La tasa de éxito en la colocación de implantes dentales es excesivamente alta, y ronda, e incluso supera, el 90% de los casos exitosos frente a una minoría del 10% de los casos en el que puede existir algún tipo de complicación e incluso llegando al rechazo del implante en los casos más extremos y graves.
Y es que aunque este porcentaje de casos en los que suele haber complicaciones en la colocación de los implantes dentales sea bastante baja, lo cierto es que también se pueden producir, por lo que es necesario conocerlas y tenerlas en cuenta antes de someternos al proceso de colocación de este tipo de prótesis.

Algunos de los factores que pueden desencadenar complicaciones en la colocación de los implantes dentales son el abuso de sustancias nocivas como el alcohol o el tabaco, así como una mala higiene bucal o la mala conservación del propio implante o el uso continuado de algunos medicamentos que pueden dañar la zona bucal. También existen otras causas internas como la reducción del hueso en que irá colocado el implante, algo que suele producirse en ocasiones con el paso de los años que pasan desde la colocación el implante si no se siguen las recomendaciones y cuidados adecuados.

Complicaciones que pueden producirse antes de la colocación de los implantes dentales

Aunque normalmente cuando hablamos de las posibles complicaciones y los posibles problemas que puede tener la colocación de implantes dentales pensamos en que estos problemas se darán después de la colocación de las prótesis, lo cierto es que en algunos casos también podemos tener algunas complicaciones en los momentos previos a su colocación y al inicio de la intervención.
Por ejemplo, en muchos casos es posible que se detecte pérdida de hueso o masa ósea en el proceso de preparación para la colocación de los implantes, por lo que antes de pasar a la colocación de los mismos se deberá hacer un injerto de hueso en la zona afectada que ayude a regenerar los tejidos necesarios para poder colocar sobre él el implante.

También pueden darse algunos problemas externos al paciente y que en este caso son responsabilidad de los expertos que realizan la cirugía, ya que hay ocasiones en las que el tamaño elegido o el lugar de colocación de los implantes dentales no es el adecuado, aunque esto no suele suceder casi nunca ya que os profesionales se aseguran de elegir las piezas correctas y la colocación exacta para cada caso y para cada paciente.

Las posibles complicaciones de los implantes dentales tras la cirugía

A pesar de lo dicho anteriormente sobre las complicaciones de los implantes dentales antes de proceder a su colocación mediante cirugía, lo cierto es que la mayor parte de las complicaciones que suelen producirse en este tipo de tratamientos e intervenciones suelen producirse tras la cirugía, pudiendo aparecer pocas horas o pocos días después de la intervención, si bien en algunos casos puede haber complicaciones incluso cuando ya han pasado varias semanas desde la colocación del implante.

La mayor parte de las complicaciones derivadas de los implantes dentales suelen tener como causa común la aparición de algunas bacterias causadas, entre otros motivos, por la falta de higiene o el no seguimiento de las recomendaciones de conservación, curación y cicatrización que se deben llevar a cabo en los primeros días y las primeras semanas después de la operación.
Este mantenimiento incorrecto de los implantes dentales, ya sea por falta de higiene o por cualquier otro motivo puede llevar a sufrir fuertes dolores en la zona cercana al implante debido a la inflamación y al sangrado que suele producirse con motivo de la aparición de las bacterias que pueden llegar, incluso, a causar la pérdida o rechazo total de la prótesis.

Pero más allá de la complicaciones producidas por la aparición de bacterias debido a la falta de higiene y a falta de una correcta conservación, se pueden producir otro tipo de complicaciones con los implantes dentales. Entre ellas se encuentra la posible movilidad inadecuada del implante, que pude producir dolor e inflamación en la zona y la aparición de infecciones. Cuando un implante se mueve suele ser porque no se ha integrado en el hueso durante la fase de osteoingración, ya sea por la disminución del tamaño y la masa ósea o por un tamaño inadecuado en el implante.
Estas complicaciones son más comunes en las primeras horas o primeros días tras la intervención quirúrgica, si bien también se debe tener en cuenta que hay otras complicaciones en la colocación de implantes dentales que pueden darse a medio y largo plazo, como es la formación de fístulas, la aparición de gingivitis o la reducción del tamaño de las encías, que puede darse por un gran número de motivos. La mayoría de estas complicaciones pueden evitarse siguiendo correctamente las instrucciones y consejos de los especialistas.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :