Revista Insólito

Potes y su encanto de leyenda

Publicado el 07 agosto 2022 por Monpalentina @FFroi

El Camino Vadiniense o Ruta Jacobea por Liébana enlaza el Camino de peregrinación del Norte con el Camino de Santiago Francés a través de los Picos de Europa.

Potes y su encanto de leyenda

Potes y su encanto de leyenda


Potes es la capital de Liébana, una comarca de cuento ubicada en el suroeste de Cantabria, y protegida por varios macizos montañosos: las sierras de Peña Sagra y Peña Labra junto al macizo oriental de los Picos de Europa. El manto de las montañas le otorga un microclima más cálido y seco, distinto del resto de Cantabria.

Potes y su encanto de leyenda Aquí estamos sobre el "Puente nuevo", con vistas al conocido como el "Puente de la Cárcel" al fondo. Están ubicados sobre el rio Quiviesa junto a la Torre del Infantado. Potes y su encanto de leyenda

En 1983, Potes fue declarado Conjunto Histórico Artístico, siendo una de las dos únicas localidades de Liébana que ostentan esta distinción, junto con Mogrovejo.

Potes posee un muy importante patrimonio arquitectónico religioso y civil, pero debemos destacar también sus tradiciones, como el Jubileo en las rutas de peregrinación hacia el monasterio de Santo Toribio de Liébana. En 1512 el papa Julio II le asignó el privilegio de poder celebrar el Año Jubilar Lebaniego, lo que convierte al monasterio en un importante núcleo de peregrinación.

Potes y su encanto de leyenda

Mapa de la Ruta o camino Vadiniense. En su tramo inicial coincide con el Camino Lebaniego, ruta secular (que se repite cada siglo o durante siglos) de peregrinación al Monasterio de Santo Toribio de Liébana. Este se ubica en el municipio de Camaleño (Cantabria)


El Camino Vadiniense o Ruta Jacobea por Liébana enlaza el Camino de peregrinación del Norte con el Camino de Santiago Francés a través de los Picos de Europa. El itinerario secular de peregrinación al Monasterio de Santo Toribio nos conduce al lugar donde se cobija el Lignum Crucis, el mayor trozo de la cruz de Jesucristo que se conserva en la actualidad. El recorrido es una prueba de fuerza de voluntad pero es reconfortante caminar acompañado por un paisaje de indescriptible belleza.

Potes y su encanto de leyenda

Monasterio de Santo Toribio


El acceso desde Potes al Monasterio de Santo Toribio de Liébana tanto en coche como caminando se puede realizar por la carretera CA-185. Deberás salir de Potes en dirección a Camaleño y Fuente Dé; enseguida verás a mano izquierda el desvío que va subiendo por la ladera Norte del monte de la Viorna. Sobre dicha ladera se alza la bella estampa del monasterio. Son unos 3 kilómetros, que se recorren andando durante unos 45 minutos (algunos tramos tienen bastante desnivel de subida). Para ello utilizamos una estupenda senda peatonal que describen muy bien en el siguiente video:

Estatua del peregrino


Este monumento es una estatua construida en bronce representando a un peregrino que lleva en su pecho la cruz de los "cruceros", aquellos caminantes que parten desde distintas cabeceras de ruta hacia Santo Toribio. También vemos en la estatua la concha de los "concheros" que son los que se dirigen a Santiago de Compostela, consiguiendo aunar de este modo la iconografia que describe a ambos tipos de peregrinos.

Potes y su encanto de leyenda

Monumento al peregrino. Es una escultura en bronce representando un peregrino a tamaño natural. Fue esculpida en el año 2000 por la escultora Mercedes Rodríguez Elvira (Santander, 1950). Se encuentra en el cruce de la carretera que va de Santo Toribio de Liébana a Potes, con la que conduce a Fuente Dé

El Peregrino, de Mercedes Rodríguez
La estatua de El Peregrino fue realizada por la escultora Mercedes Rodriguez Elvira, nacida en Torrelavega (Cantabria). La artista expone desde el año 1972 sus obras en colecciones particulares de España, Alemania, Francia y EEUU.

Estatua en homenaje al médico rural


Este monumento se encuentra en la misma entrada al centro de la Villa de Potes, donde comienza la carretera que va hacia Fuente De, frente al recinto Ferial y junto a la conocida como plaza de La Serna. La escultura fue costeada por el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Cantabria y construida en el año 1986.

Una figura entrañable: el médico rural


Esta imagen representa al médico rural que subido en el lomo de su caballo y a lo largo de décadas transitó por la comarca de Liébana desafiando la hostilidad del clima y sorteando, con encomiable esfuerzo, la accidentada orografía de estos lares para prestar auxilio a sus habitantes.

Potes y su encanto de leyenda La imagen recrea la estampa de un hombre a caballo, azotado por el viento, sujetándose con una mano el sombrero sobre la cabeza, acudiendo a alguna urgencia, a pesar de las inclemencias de la meteorológicas. Es la imagen del médico que se esfuerza por atender a los enfermos.


En aquel tiempo, los médicos rurales mantenían un trato cercano con sus pacientes ganándose su total confianza. Algunos hijos de estos médicos heredaban los pacientes, en lo que podemos considerar como una sucesión natural.

El médico y el sacerdote
El médico y el sacerdote eran solicitados por igual. El primero para intentar sanar y el segundo para administrar los últimos Sacramentos. Estas fueron las dos personas más apreciadas por los lugareños sin duda.


Ambos transitaban por caminos de cabras a lomos de una mula o de un caballo, el médico para intentar sanar y el cura para administrar palabras de consuelo en los casos terminales. En casos graves el paciente era trasladado al hospital más próximo de San Raimundo, entre otros.

Potes y su encanto de leyenda Potes y su encanto de leyenda

Este puente es conocido como el Puente de la Cárcel. Está ubicado sobre el rio Quiviesa junto a la Torre del Infantado y hace siglos era la vivienda del alguacil de la cárcel, pues su Torre fue prisión durante más de 350 años.


Según la tradición popular, esa Torre tuvo que ser reconstruida en el año 1595 pues para aliviarse del frío invernal, los presos habían quemado su madera para hacer fuego.

Potes y su encanto de leyenda Potes y su encanto de leyenda Potes y su encanto de leyenda El río Quiviesa nace en la vertiente norte de Peña Prieta y desemboca en el río Deva a la altura de Potes, localidad a la que divide en dos. Vistas del Puente Nuevo desde el Puente de la cárcel. Potes y su encanto de leyenda

El encanto de las casas de Potes es algo fuera de lo común. Hay que recordar que la villa de Potes fue declarada Conjunto Histórico Artístico en 1983.


En estos edificios, la planta baja hacía las veces de cuadra principalmente, y la superior era destinada a vivienda, donde se hallaban los dormitorios. La pieza básica que orquestaba la vida familiar era la cocina. Allí solían instalar el horno de pan para proveer de dicho alimento a toda la familia. Las vigas, entramados y pilares, además de la cubierta, son de madera.

Potes y su encanto de leyenda Potes y su encanto de leyenda Potes y su encanto de leyenda

Potes o Pontes, como fue bautizada por los romanos, debe su nombre a los distintos puentes atravesados por los tres ríos que confluyen en la villa: Bullón, Quiviesa y Deva

Potes y su encanto de leyenda

Un libro

Potes y su encanto de leyenda

En el curioso libro: Los antiguos hospitales de Cantabria se describen antiguos centros sanitarios adonde acudían enfermos graves. Ejemplos de dichas instituciones sanitarias son la de San Rafael Arcángel, en Santander (actual Parlamento); el Asilo-Hospital de Torrelavega; el Lazareto de Pedrosa; el Hospital de La Caridad y el Hospital de San Francisco, en Reinosa. También estaba en aquella época el Hospital de Nuestra Señora del Carmen, en Comillas o el Hospital de San Ambrosio de Quijano, en Piélagos.

El autor del monumento al médico rural fue Ramón Ruiz Lloreda, un polifacético personaje que además de médico, fue escritor, pintor y escultor.


Además existen entre las obras de este escultor, estas otras: "Los Osos" en la calle General Dávila de Santander, "La Sardinera" en la entrada del túnel de Tetuán, también en Santander, el "Monumento a la Marina Mercante" o "El homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente" en el recinto del Palacio de la Magdalena. Todas ellas localizadas en Santander.

Potes y su encanto de leyenda

Un pasado medieval

El edificio más simbólico de la villa de Potes y que refleja su origen medieval es la Torre del Infantado, anteriormente conocida como la Casa del Marqués de Santillana. Cuando se construyó la Torre del Infantado, Potes estaba bajo el control del Señor de Liébana, Don Tello de Castilla, hermano del rey Enrique II e hijo de Alfonso XI, de quien recibió los realengos de las merindades de Liébana y de Aguilar. Don Tello era hijo legítimo de Alfonso XI y hermano del rey Enrique II de Castilla (este era hijo bastardo del rey Alfonso XI de Castilla).

El Palacio del Infantado es una casa-torre del siglo XV de planta cuadrada, dotada con cuatro torres angulares terminadas en almenas. Está situado en el encantador centro histórico de la villa de Potes.

Potes y su encanto de leyenda

La Torre del Infantado acoge la exposición "El cosmos del Beato de Liébana. Aquí comienza todo", considerada la mejor exposición de códices miniados beatos del mundo.


A partir del siglo XVI, y superados los enfrentamientos por la posesión del señorío, el palacio fue casa solar de Íñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana, y de sus descendientes. Después pasó a manos de los Duques de Osuna, quienes la vendieron a un particular en 1868. Finalmente fue adquirida por el Ayuntamiento de Potes.

Actualmente acoge la exposición "El cosmos del Beato de Liébana. Aquí comienza todo", considerada la mejor exposición de beatos del mundo. Recordemos que se llaman "Beatos" a las copias de aquel manuscrito ricamente ilustrado que el Beato de Liébana escribió sobre los "Comentarios al Apocalipsis de San Juan". Las sucesivas copias se fueron realizando en numerosos "scriptoria" (la habitación de los monasterios de la Europa medieval dedicada a la copia de manuscritos por los escribas ) de monasterios de la Península (León, Zamora, Palencia, Burgos, La Rioja) y Europa, entre los siglos IX y XIII.

Guía gastronómica

Potes y su encanto de leyenda

Para reponernos del desgaste del camino, nada mejor que el conocido como Cocido Lebaniego. Es un guiso a base de los pequeños garbanzos de Potes, las patatas y el repollo o la berza. Como acompañamiento imprescindible lleva chorizo, morcilla, tocino, hueso de jamón y carne de ternera (cecina, hueso de rodilla y zancarrón, que es la pantorrilla de la ternera). Además está el relleno, que consiste en una masa hecha de miga de pan, huevo, chorizo y perejil.

Algunos dicen que es muy similar al cocido madrileño. Pero bueno, en cada sitio tienen lo suyo.

Se ha de catar primero la sopa y después los garbanzos con la verdura y la carne.

La ternera guisada con setas es otro manjar propio del valle de Liébana. La carne es de ganadería propia con denominación "Picos de Europa" y cuenta con certificados de calidad.

Aquí incluyo algunos restaurantes de Potes.

Potes y su encanto de leyenda

El Asador Llorente está situado en la calle San Roque, en el interior de una casona solariega que ha sido reconstruida interiormente mediante piedra y madera. La carta de asados, como la de vinos, es espectacular. Hay excelentes vinos de Liébana, como el Vindio, el Picos Roble o el Lussía.
Bar del asador, una digna recompensa tras las rutas de senderismo por los Picos de Europa.

Potes y su encanto de leyenda

Comedor abuhardillado del asador Llorente


Y esto es todo por el momento, amigos. En mi página encontrarán más detalles sobre la gastronomía de una villa deliciosamente bella, bañada por la riqueza propia de los Picos de Europa y por la historia del camino santo de Liébana.


¡Hasta la próxima! Mucha salud y mucha suerte.

Muchas gracias.

Imágenes también de @Curiosón

Otras entradas sobre Potes en Curiosón

El autor

Potes y su encanto de leyenda Marcos Manuel Sánchez

Llevo algunos años dedicándome a retratar España aprovechando mis viajes por estas tierras de magia y belleza sin límites. Cada vez que salgo a contemplar la naturaleza o admirar la historia de nuestras ciudades y pueblos intento que no se mes escapen de la memoria esos paisajes cargados de vida o esos rincones de nuestro patrimonio cultural que acumulan tanta riqueza.
Caminando entre picos montañosos o praderas inmensas compruebas que la naturaleza no pone fronteras al descubrimiento. Una y otra vez te sorprende lo que aparece ante tus ojos. Por eso pretendo entretener a quien quiera visitar mi blog con descripciones de viajes, mapas, gastronomía e historia de todos esos lugares. Pero además añado artículos de opinión relacionados con el cine, la cultura y el ocio. Intento informar sobre todo aquello que pueda resultar útil a cualquiera que piense en qué va a hacer ese día para ocupar su tiempo libre. Os animo al descubrimiento, os invito a entrar en Marcosplanet y disfrutar.
No os lo perdáis.
Saludos!

Potes y su encanto de leyenda


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas