Revista Ciclismo

Primavera belga: Gilbert gana la Amstel Gold Race

Por Elpedalnoticias.com

Philippe Gilbert (BMC) triunfó en la Amstel Gold Race, otra de las grandes clásicas de la primavera europea. Jelle Vanendert (Lotto-Belisol) y Simon Gerrans (Orica-GreenEdge) fueron segundo y tercero, respectivamente. Alejandro Valverde (Movistar) fue cuarto y Joaquim ‘Purito’ Rodríguez (Katusha) abandonó por caída.

Amstel Gold Race

Pasó el Tour de Flandes con victoria de Fabian Cancellara (Trek) y París-Roubaix, donde Niki Terpstra (Omega Pharma-Quick Step) sorprendió a Cancellara y a candidatos de la talla de Peter Sagan (Cannondale) y Tom Boonen (Omega Pharma-Quick Step). De este modo llegó el turno de otra de las grandes clásicas primaverales: la Amstel Gold Race. Ya no en Flandes, sino en las Ardenas.

Para el 2014 la Amstel propuso un trazado nervioso e irregular, con 34 escaladas de una media de 1 km y 4% de desnivel. Todo en 251,4 km de recorrido. No por casualidad el catalán Joaquim ‘Purito’ Rodríguez (Katusha), el murciano Alejandro Valverde (Movistar) y el belga Philippe Gilbert (BMC) eran algunos de los inscritos a la competición. El primero venía de reinar en la Volta a Catalunya por delante de Alberto Contador (Tinkoff-Saxo) y Nairo Quintana (Movistar), el segundo de llevarse con autoridad la Vuelta a Murcia, la Vuelta a Andalucía y la Roma Maxima, el tercero de triunfar con solvencia en la Flecha Brabanzona (comenzado así a reponerse de un fatídico 2013).

La fuga se produjo apenas iniciada la prueba. Al afrontar el primer desnivel relevante, a 9 km de la largada.

Las expectativas para el catalán se disolvieron pronto. Promediando la competición (km 90) una caída dejó a ‘Purito’ fuera de competición (golpe en el pecho). La misma suerte corrió Andy Schleck (Trek). Mientras tanto, Movistar controlaba la cabeza del pelotón en favor de las expectativas de Valverde. A falta de 100 km la fuga mantenía más de 8′ de margen, aunque en franco decrecimiento. El ritmo de carrera era mayor al esperado.

Mucha carretera sinuosa, trazados estrechos entre granjas y caseríos rurales, y un marco importante de público para una clásica que el año próximo cumplirá medio siglo.

Tanto el ritmo de carrera como la geografía del recorrido colaboraron en enfilar el pelotón -siempre comandado por Movistar y algo del BMC- y con cortes. Cuando en menos de 10 km de recorrido, el pelotón recortó la distancia con la fuga en casi 1′ quedó claro que los aventureros no tenían opciones y que la carrera estaba controlada. Aún quedaban 88 km para el final cuando los escapados hicieron el primer paso por meta. El margen era menor a 7′. La repetición de los muros pasaban factura a la cabeza de carrera y al lote mayoritario.

Poco a poco otros equipos buscaron lugar al frente de pelotón (Astana, Omega Pharma, Orica-GreenEdge y otros). Los muros y la estrechez de los caminos hacía necesario descartar riesgos de corte y caídas. Los gregarios protegían a sus líderes mientras la distancia con la cabeza de carrera continuaba bajando inexorablemente.

Tensión, nervio, concentración y cálculo. Eso son las clásicas de Flandes o las Ardenas, y la edición 49 de la Amstel no fue la excepción. A los abandonos de ‘Purito’ y Schleck le siguieron los de Dan Martin (Garmin-Sharp) y Haimar Zubeldia (Trek).

En el tramo final de la carrera, se impuso Gilbert, quien con 4” de ventaja se impuso a Vanendert. Gerrans y Valverde, junto a protagonistas de la talla de Michal Kwiatkowski (Omega Pharma), Simon Geschke (Giant-Shimano), Bauke Mollema (Belkin) y Daniel Moreno (Katusha) cruzaron la meta 8” por detrás del belga.

Las Ardenas han comenzado, y el local Gilbert continúa mostrando un excelente estado de forma. Vuelve a ser el pedalista que se coronó campeón del mundo en ruta hace dos años.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas