Revista En Femenino

Primeras clases de mis niños

Por Trestrillistigres

Hace poco vino mi cuñado con su mujer de visita, se quedaron dos días y ellos son marroquíes. Esto no parece relevante pero lo es. El caso es que al hablar ellos en marroquí con los niños se dieron cuenta que los niños entienden todo pero hablan casi todo en castellano, saben bastante más vocabulario en castellano que en marroquí como es lógico por vivir aquí y que la gente con la que se relacionan son, menos su padre, españoles y les hablamos en castellano. Pues mi marido se ha propuesto darles clases de árabe.
Ha empezado esta semana. Mi marido no empezó el cole hasta los 6 años y allí en marruecos esto es lo normal. Entonces la forma que tienen de enseñar a los niños en esa edad no es la misma que en edades más tempranas como es lógico. Pero mi marido se cogió una pizarra y ahí se puso a enseñarles el abecedario como si fueran niños mayores con un palito señalando las letras y repitiéndolas. Claro con la novedad los niños atendían y colaboraban pero a los 10 minutos se acabó el buen rollo, jajaja, yo trabajando desde mi taller lo escuchaba y me daba la risa porque no era consciente de que tiene que adaptarse a la edad de los niños. El programa que se ha preparado es aprender las letras, luego escriben (garabatos claro), vienen a enseñarme lo que han escrito y yo hago como que lo leo, luego les está enseñando el Corán, le repite las primeras frases de los capítulos cortos del final y ellos lo repiten, como es así como cancioncilla esto les gusta y lo hacen muy bien.
El segundo día escuchaba a mi marido ya perdiendo la paciencia cuando empiezan a pelearse o a jugar a otra cosa mientras intenta enseñarle las letras y se ponía a golpear la pizarra con el palito, jajaja. Aparecí por allí con un peluche al que vacié el relleno, un conejo blanco y rosa, no muy grande y con la mano dentro a modo de marioneta y con voz de conejo, claro, apareció por encima de la pizarra y les pedía que repitieran las letras a lo cual reaccionaron con una juerga de risas que no veas. El caso es que al conejo le hacen mucho más caso que a su padre, jajaja. Así que el pobre se rindió y acabó enseñándoles vocavulario con un conejo blanco en una mano y un elefante rosa en la otra y con la misma voz para los dos porque no sabe hacer la voz de conejo tan bien como yo, jajajaja. El caso es que ya se han acostumbrado a la rutina y les gusta. Suelen salir al parque por la mañana o a dar un paseo con las motos o lo que sea y cuando vuelven a eso de las 12 ya piden el ir a leer y lo piden en árabe. La niña ayer subió la primera y se fue a coger un libro de un estante (de recetas de cocina) y fue corriendo a la escalera a enseñárselo a su padre (que todavía estaba subiendo) diciendo: " Baba Niña ikra!" (significa "papa Niña lee!" y en vez de niña dice su nombre claro).
 Así que le van cogiendo el gustillo y aunque está claro que todavía no saben ninguna letra y para mi gusto sigue enseñando cosas que no son para su edad, pero bueno, pasan el rato divertido y cogen la rutina de que tienen una horita de sentarse en la mesa a prender cosas en árabe con su padre y me gusta esto y me gustaría que se mantendría en el tiempo a ver si es posible, porque conozco a niños de padres marroquies que han nacido aqui y no saben hablar árabe y es una pena la verdad. y además a ver si así aprendo yo también poco a poco si Dios quiere (puntualizo que árabe y marroquí no es lo mismo, marroqui es un dialecto que difiere mucho del árabe tanto como puede ser el catalán y el castellano por ejemplo).


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog