Revista Opinión

Procrastinando...

Publicado el 18 abril 2011 por Observadorsubjetivo
votarAcabo de aprender una palabra nueva (la que da título al post). Reconozco que la había visto con anterioridad y que hace tiempo que tenía pendiente buscar su significado... pues acabo de encontrármelo, casi por casualidad, en un artículo de ocho o diez párrafos, que se puede resumir en "perder el tiempo a propósito".
Parece que se trata de la última moda entre aquellos que tienen (¿tenemos?) un curro más bien poco motivante: dejarnos llevar por una especie de "modorra productiva" y dedicarnos a hacer cualquier cosa menos lo que sabemos que tenemos que hacer, simplemente porque no nos apetece (ojo, no se trata de no hacer nada, sino de hacer otras cosas).
Procrastinando...El artículo en cuestión dejaba claro que no se trata de pereza ni vagancia, sino de una especie de rebeldía pasiva, contra la sucesión de tareas que podemos considerar absurdas pero obligatorias. Como si, de pronto, hubiéramos descubierto que todo lo que hacemos en el día a día no es más que una sucesión absurda de obligaciones y actividades que no nos llevan a ningún sitio (ni a nosotros como profesionales ni tampoco a la empresa que nos paga).
¿Alguna vez nos hemos parado a pensar conscientemente la cantidad de esfuerzo que dedicamos todos los días y que es absolutamente perdido para la empresa en la que trabajamos? Tiempo dedicado a fastidiar a otros, a defendernos de otros que nos quieren fastidiar, a tareas duplicadas, a cosas que nadie verá nunca, a intentos que se quedan en eso. Porque si en lugar de seres humanos, complejos y pasionales, fuésemos bichos simples capaces de compartir objetivos con el de al lado y potenciar lo que nos une en lugar de lo que nos distancia, nuestros resultados serían miles de veces mejores y sin duda no estaríamos continuamente pensando en el concepto de "motivación".
Lo raro sería que dejásemos de procrastinar y nos dedicáramos a producir... bueno, a "hacer como que" producimos, claro. Al final, va a resultar que el tiempo que perdemos todos los días en el trabajo es, en muchos casos, beneficioso para la empresa... se me ocurren algunos nombres que, si no hicieran nada en todo el día, la empresa se lo agradecería. Yo creo que alguno hasta se ha dado cuenta y se ha puesto a ello...
Si te ha gustado el post, te agradecería que lo votaras aquí:
votar
Facebook Twitter Meneame iGoogle My Yahoo My Live
Relacionado:
Si yo fuera...

(De)cenas de navidad 
¿El cliente en el centro? Y un cuerno !!
¿Viva el individualismo?
5 (+1) ideas sencillas sobre motivación

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista