Revista Remedios

Productos alcalinizantes.

Por Kaliha
  Como se ha expuesto anteriormente un terreno ácido es el causante de la gran mayoría de las enfermedades; así empiezan a aparecer enfermedades, algunas más leves y otras más complejas, que nos dan señales de alerta para hacer las modificaciones necesarias en la dieta y en nuestra forma de vida. El terreno es el medio que rodea a nuestras células, está formado por sangre, linfa y suero celular. Gracias a este medio las células realizan sus transacciones, además del intercambio gaseoso y bioeléctrico. De la composición y estado de estos líquidos orgánicos o terreno orgánico, depende la posibilidad de que las  células funcionen correctamente.   Cuando tenemos el terreno ácido, la contienda del cuerpo contra el exceso de ácidos, produce la desmineralización del organismo junto con los siguientes trastornos:   1. Mala metabolización de los hidratos de carbono =  diabetes u obesidad.   2. Mala metabolización de la sal = retención de líquidos.   3. Mala metabolización de las proteínas = problemas renales o reumáticos.   4. Otros metabolizan mal los ácidos absorbidos directamente como tales o formados en el organismo.  5. Un terreno ácido también es responsable de estas enfermedades: fatiga (cansancio), debilidad, hiperuricemia, gota, alergias, artritis, artrosis, resfriados crónicos, procesos alérgicos, caries dentales, osteoporosis, eczemas, alopecias (caída del cabello en abundancia quedando zonas calvas), pirosis (ardor de estómago), úlceras,  depresiones nerviosas endógenas, neuralgias, anemias, problemas vasculares, infecciones víricas, lesiones deportivas (tendinitis, ...), procesos inflamatorios, cistitis repetitivas, infecciones repetitivas, ácido úrico, diabetes, nefrosis y nefritis (enfermedades renales), cáncer, etc.   La base para prevenir y curar un terreno ácido es que hay que restablecer las condiciones del terreno ideal restringiendo al máximo el aporte de alimentos acidificantes y maximizando la ingesta de alimentos alcalinizantes. Para eliminar los ácidos acumulados ayuda la práctica de ejercicio físico, ya que oxigena los tejidos (el oxígeno es un gran alcalinizante), y el uso de fitoterapia -terapia que usa las hierbas y plantas con uso medicinal- con capacidad depurativa y sudorífica (que drenen los ácidos por la piel y los riñones).   Pero cuando hay un gran exceso de acidificación corporal, como por ejemplo, cuando se padece artritis, artrosis, fibromialgia, todo tipo de enfermedades reumáticas, osteoporosis, cáncer, cistitis repetitivas, gota, etc. ...; es decir, enfermedades degenerativas, cronificadas o crisis muy agudas, se recomienda incluir productos alcalinizantes, complementando a la dieta alcalinizante ya que hay una gran demanda de minerales y demás sustancias alcalinas para la reposición de los minerales básicos (alcalinos) y reparación de los tejidos (de los que algunos forman parte) que sólo con la alimentación no se logra alcanzar, acelerando así la curación, y no sólo evitar el progreso de la enfermedad. A continuación os presento algunos de los mejores productos alcalinizantes a considerar.
    VERDE DE CEBADA (Soria Natural): jugo de hojas de cebada. Botes de 100 y 300 comprimidos de 500 mg/comprimido.Verde cebada 300comp 500mg   * Muy rica en clorofila. La clorofila regenera las células, equilibra nuestra energía vital y mejora toda nuestra función orgánica. También refuerza el sistema digestivo y cicatriza heridas e inflamaciones internas o externas.   * Es rica en principios inmediatos: proteínas (45%), hidratos de carbono (26%), y lípidos o grasas(3,2%).   * Muy rica en minerales. Contiene: cobre, zinc, magnesio, hierro, potasio, fósforo, calcio, sodio y manganeso.   * Rica en vitaminas A (caroteno), C, B, B1, B2, B6, niacina (B3), ácido nicotínico, biotina (B8), ácido fólico (B9), ácido pantoténico (B5), colina y vitamina E.  * Contiene 20 enzimas reconocidos, sustancias imprescindibles para que el cuerpo humano realice todas sus funciones con normalidad.   * Contrarresta la acidez en la sangre por su alta alcalinidad. Por tanto, es ideal en la lucha contra el ácido úrico.   * Rica en proteínas de alta calidad. Comtiene todos los aminoácidos esenciales y algunos no esenciales.   * Rica en ácidos grasos insaturados, útiles para evitar el colesterol.   * Contiene numerosas enzimas antioxidantes:
   - Cantidades importantes de SOD (superóxido dismutasa), sustancia conocida como antioxidante (encargada de neutralizar a los radicales libres), imprescindible para frenar procesos de envejecimiento y muy necesaria en tratamientos de belleza y geriatría. La enzima SOD previene que la grasa de la piel se oxide, igual que el ADN de las células.
   - Un antioxidante muy potente llamado 2-0-Glucosilisovitexina. Inhibe la formación de peróxido liposo en nuestras células y parece ser tan potente como otros antioxidantes como son el beta-caroteno, o las vitaminas C o E.
   - Algunos flavonoides: ofrecen una protección considerable contra la formación de peróxidos liposos. Su actividad antioxidante se debe a la facilidad de reaccionar con los iones metálicos y eliminar los radicales libres.
   - Peroxidada, enzima que hace que las sustancias cancerígenas se conviertan en inofensivas deteniendo la mutación de células sanas en cancerosas.   Se recomienda en (tiene múltiples utilidades de las que algunas son las siguientes): procesos de envejecimiento celular y formación de radicales libres, cáncer, problemas dermatológicos (de piel), obesidad, anemias, diabetes, contrarresta el ácido úrico, potenciador de la energía sexual, algunas alergias, enfermedades cardiovasculares, problemas digestivos (mejora la digestión, incrementa la regularidad intestinal,...), problemas hepáticos, ayuda a afrontar el estrés, colabora en la eliminación del colesterol, mejora el rendimiento de los deportistas, mal olor corporal, etc; neutraliza la acidez (alcaliniza).   Modo de empleo: 6 comprimidos al día con agua, repartidos en las comidas. Tomar 20 minutos o media hora antes de las comidas. No tomar con líquidos calientes (ya que el calor neutraliza la acción de las enzimas).
   GREEN MAGMA (El granero): jugo en polvo de hojas de cebada (igual que el verde de cebada), por lo tanto tiene las mismas propiedades que el anterior.
   Se puede encontrar en dos formas de presentación: bote de 80 gr de jugo en polvo de cebada verde y bote con 329 comprimidos de 375 mg/comprimido.
   Modo de empleo.
   En comprimidos: se recomienda tomar de 6 a 12 comprimidos al día, repartidos en una o dos veces al día, según el grado de acidez de nuestro organismo. La dosis media, es decir la ingesta habitual (mayoritariamente) es de 8 comprimidos diarios.
   En polvo: 2 o 3 cucharaditas (de postre) al día para adultos y una cucharadita para los niños. Esta dosis se repite 2 o 3 veces al día (según la acidificación de nuestro organismo).
Productos alcalinizantes.   Las ingestas deben ser como mínimo 20 minutos o media hora antes de una comida para que sea más efectivo (como alcalinizador),  es decir fuera de comidas.
   No tomar con líquidos calientes puesto que estos pueden neutralizar la acción de las enzimas. Después de abierto, mantener el envase cerrado, en un lugar seco y fresco. Incluso si se toma Esencia de Cebada Verde en grandes cantidades no tendrá ningún problema, ya que está compuesta enteramente por sustancias naturales, no como los productos farmacéuticos o vitaminas de preparación sintética. Además, la Esencia de Cebada Verde contiene los nutrientes en proporciones ideales. No hay efectos secundarios.     VERDE DE ALFALFA (Soria Natural): jugo de hojas de alfalfa. Botes de 100 y 300 comprimidos de 500 mg/comprimido.    * La alfalfa es una planta alcalinizante muy útil al organismo para neutralizar la sobrecarga de toxemia ácida y ayudarle a restablecer un equilibrio interno, necesario para la salud.   * Rica en clorofila, ayuda a la regeneración de la sangre, contribuyendo al buen funcionamiento del organismo en general.   * Contiene enzimas esenciales para el organismo que favorecen la digestión de proteínas, grasas, almidones y azúcares (hidratos de carbono).   * Rico en vitaminas sobre todo tiamina (B1), riboflavina (B2), así como en todo el complejo vitamínico B, vitaminas A, C y E. Destaca el alto contenido en vitamina K, indispensable para la síntesis hepática de diversos factores de la coagulación.   * Contiene vitamina U o metil metionina que actúa protegiendo la mucosa digestiva siendo muy útil en gastritis y úlceras gastroduodenales.   * Rico en minerales, especialmente manganeso, calcio, potasio, fósforo, cloro, magnesio, sodio, azufre, silicio, aluminio, hierro y cobalto.   * Posee saponinas triterpénicas con acción hipocolesterolemiante (baja el colesterol), antiinflamatoria y depurativa.   * Es una nueva fuente de proteínas, contiene todos los aminoácidos esenciales y algunos no esenciales.   * Se han encontrado sustancias hormonales con actividad estrogénica: genisteína, biocanina A y cumestrol.   * Es rica en rutina (bioflavonoide) con acción protectora a nivel capilar (de los vasos capilares sanguíneos).   * Posee además ácidos grasos insaturados y fibra que contribuyen al descenso del colesterol.     Se recomienda en (es útil en numerosos casos): hemofilia y enfermedades de la sangre con defectos de la coagulación así como para tratar cualquier tipo de hemorragia; úlcera gastroduodenal; dispepsias (malas digestiones), aerofagias, meteorismo (gases) y putrefacciones intestinales; hipercolesterolemia (colesterol alto); raquitismo y crecimiento insuficiente, decalcificaciones (osteoporosis); anemia por carencia de hierro; avitaminosis y cualquier tipo de desnutrición, ya que aporta todos los elementos necesarios para la vida; insuficiente desarrollo muscular; falta de apetito y delgadez excesiva; estreñimiento o diarreas rebeldes; eczemas y alopecias rebeldes (caída del cabello); acné y otras enfermedades juveniles de la piel; artritis, artrosis y enfermedades degenerativas de los huesos y articulaciones; alcoholismo, drogadicción y tabaquismo; personas que sufren infecciones repetitivas; alteraciones de la menstruación (dismenorreas), con o sin aparición de dolor; envejecimiento prematuro; enfermedades cardiovasculares; estrés, convalecencias, personas mayores.
   Modo de empleo: tomar 2 comprimidos, tres veces al día, como termino medio. Tomar 20 minutos o media hora antes de las comidas. No tomar con líquidos calientes (ya que el calor neutraliza la acción de las enzimas). Se aconseja mantener los tratamientos durante tiempo prolongado.   BOONDAX MIN (Bioserum): sales minerales orgánicas alcalinas. Bote de 60 cápsulas de 550 mg.      * Sales minerales orgánicas: los minerales aportados son aquellos reconocidos como básicos y al ser en forma de sales van a ser asimilados más fácilmente. Estas sales orgánicas son alcalinas o de efectos neutralizantes sobre el exceso de ácidos. Los minerales son: el citrato de calcio, el citrato de potasio, el citrato de sodio, el citrato de magnesio, el citrato amoniacal de hierro y el carbonato de manganeso.   El calcio es el mineral básico con más presencia en el organismo. Una persona de 70 kg tiene 1.568 gr de calcio (Ca). En orden decreciente viene el potasio (K) 189 gr, el sodio (Na) 126 gr, el magnesio (Mg) 30 gr y el hierro (Fe) de 3,6 a 4,5 gr. El manganeso no es un mineral importante desde el punto de vista cuantitativo, puesto que sólo tenemos de 10 a 20 mg, sin embargo, es recomendable porque por una parte es básico, y además desempeña un papel cualitativo muy importante como catalizador. Muchas reacciones enzimáticas dependen de su presencia.   Los posibles excesos se eliminan fácilmente por los riñones, gracias a la facilidad de la utilización de los citratos por el cuerpo. Su única contraindicación radica precisamente en esta vía de eliminación. Por lo tanto este suplemento nutricional no debe administrarase en caso de enfermedades renales graves: nefrosis, insuficiencia renal grave, etc.   Contenido por cápsula:Productos alcalinizantes.citratos de: calcio 120 mg, magnesio 45 mg, potasio 76,56 mg, sodio 24 mg, hierro 2,1 mg; carbonato de manganeso 1,9 mg.   Modo de empleo: tomar de 2 a 6 cápsulas en ayunas con un vaso de agua. El número de cápsulas no está en función del peso, sino del grado de acidez de la persona. Esta puede medirse mediante papel reactivo (tiras para medir el pH de la orina) y debe ser suficiente para devolver a la orina a su PH normal de 7,5 (o entre 7,35 - 7,45).
   Para medir el pH se recomienda medirlo 3 veces al día durante los primeros 7 o 10 días, sumar las tres cifras y dividir dicho número entre 3 para hallar la media del día: la segunda de la mañana, por la tarde y antes de cenar o de acostarse. Nunca tomar la primera orina de la mañana, al levantarse, porque esa va dar muy ácida, dado que por la noche estamos en fase de depuración y eliminamos todas esas toxinas por la orina cuando nos levantamos. Cuando el pH sea de 7 se pueden tomar 4 cápsulas, si en inferior a 7 ingerir 6 cápsulas y si es superior a 7 tomar sólo 2 cápsulas. Una vez pasados estos días ya se encuentra cuál es nuestra dosis ideal, entonces durante unos días más medir sólo el pH una vez al día para ver si nos va bien con la dosis a tomar. Después ya no hace falta mirarlo, tomar el número de cápsulas establecidas y punto.
   Las tiras reactivas las hay a vender en farmacias y en algunas herboristerías. Estas últimas si no las tienen las pueden pedir. La indicación del PH la da el color que coge el papel al mojarla con la orina.   PH CONTROL (Fharmocat): sales minerales orgánicas alcalinas. Bote de 60 cápsulas de 650 mg.    Ingredientes por cápsula: 267,70 mg de citrato de potasio, 95 mg de citrato de calcio, 80 mg de citrato de sodio, 55 mg de citrato de magnesio, 2 mg de citrato de hierro, 0,300 mg de citrato de manganeso, 30 mg de estearato de magnesio (antiaglomerante).   Modo de empleo: de 1 a 6 cápsulas diarias, en función del grado de acidez de la persona. Tomar en ayunas con un vaso de agua.
   Medir el pH con las tiras reactivas de la orina para saber cuántas cápsulas ingerir. Tomamos en cuenta que éstas llevan  algo más  de cantidad de mineral por cápsula que las anteriores. Productos alcalinizantes.   ZUMO DE ALOE VERA (Trepat Diet / Evicro): zumo estandarizado 100% de hojas de aloe vera.   Mantener en el frigorífico una vez abierto.   * Contiene 18 de los 20 aminoácidos necesarios para nuestro  organismo (Esenciales:fenilalanina, leucina, isoleucina, lisina, metionina, treonina, triptófano, valina; No esenciales: arginina, histidina, ácido aspártico, serina, ácido glutámico, serina, ácido glutámico, tirosina, alanina, glicina, aspargina y glutamina); polisacaridos; vitaminas A, C, B1, B2, B6, B12; minerales: aluminio, boro, bario, calcio, cromo, cobre, hierro, germanio, potasio, magnesio, sodio, fósforo, estroncio, silicio...; ácidos y sales orgánicas, enzimas: brakininasa, celulasa, tirosinasa, catalasa, amilasa, oxidasa, carboxipeptidasa; RNA; triglicéridos, esteroles, aloína, mucílagos y saponinas.   * Es altamente nutritivo (contiene vitaminas, minerales y azúcares).   * Antiinflamatorio, analgésico, cicatrizante y demulcente. Neutraliza la acidez gástrica. Por todas estas propiedades actúa como antiulceroso, previniendo y curando las úlceras.   * Eupéptico (facilita la digestión), colerético (favorece la formación de bilis por parte del hígado) y colagogo (favorece la expusión de la bilis de la vesícula biliar )y hepatoprotector (protege al hígado de daños, lo depura y favorece sus funciones).   * Laxante suave.   * Depurativo eficaz y rápido que incide sobre el intestino grueso. Produce un efecto limpiador perceptible a la mañana siguiente. Además tiene propiedades muy beneficiosas sobre el hígado y la piel. Tiene un efecto detoxificador. El Aloe Vera es uno de los mayores depurativos y regeneradores celulares que ha dado la Naturaleza.   * Alcaliniza, neutraliza la acidez del organismo, neutraliza toxinas. Depurativo general.   * Destruye y elimina los tejidos muertos (inclido el pus).  * Antiséptico (anti infeccioso), inmunoestimulante (aumenta las defensas).   * Inhibe la angiogénesis por lo que es anticancerígeno y antimetastásico.   * Ayuda al metabolismo en general (controla los niveles de colesterol y glucosa, regula el oganismo, etc); favorece la circulación, sobre todo venosa y capilar. Tonificante general de los órganos y sistemas corporales.   Modo de empleo: tomar una medida de 25 mililitros en un gran vaso de agua, tres veces al día, fuera de las comidas (75 mililitros por día), como mínimo de 20 minutos a media hora antes de ingerir algún alimento. Se puede mezclar o echar en algún zumo de fruta natural o de verdura.
   En ocasiones, a algunas personas, no les es suficiente el Aloe Vera para alcanzar la suficiente alcalinización y es necesario complementarlo con otro producto (como por ejemplo el Boondax min ó el PH Control) o con algún zumo de los indicados posteriormente (ejemplo: zumo de limón). Para las enfermedades digestivas -incluidas la colitis ulcerosa, colon irritable, enfermedad de Chron- , problemas del colon (incluido el estreñimiento), aumentar las defensas, alergias y cánceres (especialmente en los cánceres de colon e hígado), entre otras, va muy bien el jugo o zumo de aloe vera. Es un excelente depurativo y desintoxicante.
   Contraindicaciones: sólo hay una y es que no se puede tomar estando embarazada porque al evitar la angiogénesis puede haber riesgo de que provoque un aborto.
    La angiogénesis es el proceso fisiológico que consiste en la formación de vasos sanguíneos nuevos a partir de los vasos preexistentes. La angiogénesis es un fenómeno normal durante el desarrollo embrionario, el crecimiento del organismo y en la cicatrización de las heridas. Sin embargo también es un proceso fundamental en el crecimiento y expansión de los tumores cancerígenos por lo que el Aloe Vera está indicado para evitar la expansión (crecimiento) y metástasis del cáncer, a parte de que por sí es anticancerígeno por varias propiedades que posee.
   BICARBONATO SÓDICO.
   Fórmula de bicarbonato de sodio y limón: esta sencilla fórmula normalizará muchos parámetros biológicos, fosfatos de pH, ORP (Potencial de Reducción de Oxidación), bicarbonatos y antioxidantes de la vitamina C. Un milagro potencial de agua. Un limón recién exprimido todo. Mantén la adición de bicarbonato de sodio poco a poco hasta que el burbujeo se detenga. A continuación, se añade agua a medio vaso. Esto a menudo se toma dos veces al día. Para tomarse una vez en la mañana y otra antes de acostarse con el estómago vacío.    La combinación de limón con bicarbonato es una de las técnicas de "urgencia" que podemos utilizar cuando existe un problema de salud de gravedad porque logra una potente y rápida alcalinización del terreno. Pero no es la combinación ideal a largo plazo ni para usarlo en grandes dosis. No por el limón sino por el bicarbonato.    El bicarbonato de sodio es una sal de sólo un mineral (sodio) y está demostrado que lo que necesitamos fisológicamente hablando es un correcto equilibrio entre minerales, sobre todo entre los 4 minerales básicos (alcalinos) de mayores proporciones: sodio, magnesio, potasio y calcio. 
Fórmula de bicarbonato de sodio y lima: igual que el anterior, pero usar lima en vez de limón. (Ésta y la anterior suelen funcionar mejor que la mayoría de las siguientes fórmulas.) Nota: Básicamente la idea del jugo de limón/lima es también buena para las personas que temen a algunos problemas de retención de sodio. Desde que el limón ya es alto en potasio, añadiendo el sodio para neutralizar el ácido en el camino también creará un equilibrio de sodio y potasio.
Productos alcalinizantes.
   Fórmula para acidez extrema y problemas de ácido digestivo: 1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio más 1/2 vaso de agua tomada después de cada comida suponiendo que se toman tres comidas al día. Así que esto significa que lo tomarías dos veces al día. Esto ayudará a la digestión y detener el estreñimiento. 
    Fórmula para alcalinizar la sangre: 1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio agregado a sólo 1/2 vaso de agua. Esto se toma una vez por la mañana y una vez antes de la hora de acostarse.
   Fórmula de Vinagre de sidra de manzana biológico y bicarbonato de sodio: dos cucharadas de vinagre más 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio. Tome esto dos o tres veces al día con el estómago vacío. Se supone que te dará más energía. El pH de esta fórmula es de aproximadamente 7.      Para las personas con problemas de sodio y quieren alcalinizar: 1/8 cucharadita de bicarbonato de sodio 1/16 cucharadita de bicarbonato de potasio, 1/4 cucharadita de ácido cítrico. Añadir agua hasta 1/2 vaso de agua. Tomar dos veces al día, una vez por la mañana y otra por la noche con el estómago vacío. Esto se hace para evitar problemas de diarrea, si se toman junto con el alimento.
    Para las personas con problemas de sodio y quieren alcalinizar y normalizar muchos parámetros biológicos: un conjunto de limón recién exprimido (o lima) e ir agregando el bicarbonato hasta que el burbujeo se detenga. El bicarbonato es de 50/50, bicarbonato de sodio y bicarbonato de potasio. El sodio debe estar siempre ahí para conseguir algo de equilibrio sodio / potasio. Tomar dos veces al día, una vez por la mañana y otra por la noche con el estómago vacío. Esto se hace para evitar problemas de diarrea, si se toman junto con el alimento.
   Advertencia: como se ha indicado el bicarbonato sódico sólo se debe utilizar en algún caso de urgencia (por un corto tiempo o tomas ocasionales), no se debe mantener en el tiempo porque neutraliza el ácido clorhídrico del estómago inhibiendo por lo tanto su función, que es la digestión de proteínas. Cuando las proteínas no son bien digeridas se produce su putefracción, es decir, que se pudren, literalmente. El bicarbonato sódico también neutraliza el medio ácido de la flora intestinal del colon (bacterias buenas) y el resultado de ello es que mueren las buenas produciéndose un desequilibrio de la flora y eso da paso a que crezcan las patógenas (las que nos dan problemas).

   FOSFATO SÓDICO (NATRIUM PHOSPHORICUM) (Sal de Schussler nº9).    * Esta sal es un neutralizador de los ácidos ya que el fosfato de sodio interviene como potente catalizador acelerando las reacciones químicas que son capaces de neutralizar los ácidos del terreno o acidez, favoreciendo la alcalinidad.   * Descompone los ácidos láctico y úrico de la sangre, transfromándolos en compuestos inofensivos.   * Disuelve los uratos sódicos de las articulaciones.   * Estimula el transporte del ácido úrico de los tejidos hacia la sangre, donde es neutralizado.   *Interviene en la bilis, regulando su fluidez y evitando su cristalización en la vesícula y conductos, previniendo y resolviendo por lo tanto los cálculos de la vesícula y la ictericia.   * Actúa sobre el metabolismo de los ácidos grasos, emulsionándolos y favoreciendo su asimilación, permitiendo así que que las grasas sean más fácilmente digeridas.   * Descongestiona el sistema linfático al disolver las grasas que llevan los linfocitos que pueden bloquear los ganglios o glándulas linfáticas.   * Disuelve los depósitos lipídicos del sistema articular. Se recomienda en: patologías que tienen como causa primaria la acidificación de los tejidos por una pérdida de la homeostasis, enfermedades reumáticas que cursan procesos inflamatorios, disfunciones digestivas (hiper o hipo-función, jugos gástricos, ardores, gastritis,...), regulador del ácido úrico; litiasis biliar, renal y pancreática (cálculos); migrañas o jaquecas por causa biliar; diarreas ácidas, eructos y vómitos agrios; lombrices redondas o filamentosas; para aumentar las eliminaciones metabólicas; actúa sobre el sistema nervioso gracias a la estimulación en la síntesis de fosfolípidos.
   Productos alcalinizantes.   Se recomienda cuando el organismo ha perdido la capacidad natural de neutralizar y manejar los ácidos del organismo eficientemente, aún llevando una dieta equilibrada y alcalina. Estas personas tienden a generar acidez enseguida (por menos de nada) porque su metabolismo está alterado, esta sal corrige esta condición.    El fosfato de sodio es una sal de sólo un mineral (sodio) y está demostrado que lo que necesitamos fisológicamente hablando es un correcto equilibrio entre minerales, sobre todo entre los 4 minerales básicos (alcalinos) de mayores proporciones: sodio, magnesio, potasio y calcio.  Otros remedios alcalinizantes.    Usar en los siguientes casos: en terrenos no exageradamente ácidos, como ayuda complementaria a algún producto alcalinizante, en casos puntuales o usar como cura preventiva ocasionalmente (por ejemplo: en curas de cambios de estación, en primavera y otoño, una vez por año...durante unos días o un mes, aproximadamente).     ZUMO DE LIMÓN.      El zumo de limón es:  * Uno de los mejores remedios para la toxemia intestinal.   * Su aporte de minerales en forma de citratos y de carbonatos, derivados del ácido cítrico metabolizado, da lugar a una alcalinización del organismo.   * Diurético (facilita que se orine en cantidad) y depurativo.   El limón como diurético y alcalinizante que es,  alcaliniza la sangre y de esta forma facilita la eliminación urinaria de las sustancias tóxicas de desecho que produce a diario nuestro organismo. Estas sustancias son de caracter ácido, el ácido úrico es una de ellas. Por lo tanto se puede decir que el limón, al favorecer su eliminación, limpia la sangre.   El aceite esencial de limón es un:   *Excepcional bactericida y antiséptico.   * Poderoso activador de los glóbulos blancos y por tanto de las defensas orgánicas.Tras su ingestión se produce rápidamente una "leucocitosis curativa".   * Acción febrífuga y sudorífica: favorece la fiebre para desintoxicar, depurar y regenerar el organismo más rapidamente ya que la fiebre es una reacción curativa del organismo que no se debe cortar, ya que es favorable y es la que nos sana. (Ver dossier).
   Preparación: calentar el contenido de un vaso de agua en un cazo. Una vez templada se echa en un vaso donde hay el zumo de un limón exprimido. Tomar tal cual o se puede añadir si se desea estevia, la cual es tambien muy alcalinizante y atenua algo el sabor ácido del limón. Beber a sorbos ensalivando bien antes de tragar.Productos alcalinizantes.    Tomarlo siempre en ayunas. Esperar media hora como mínimo para desayunar.      ZUMO DE ZANAHORIA, ZUMO DE PATATA,ZUMO DE APIO.    PROPIEDADES:   Zumo de zanahoria.   La zanahoria contiene una gran cantidad de vitaminas como la A. B, C y minerales como calcio, fósforo y potasio. La zanahoria purifica la sangre, mejora la vista, desinfecta los intestinos; ayuda en en problemas de sobrepeso, de depresión, en problemas de la piel, desordenes intestinales y ayuda a expulsar los parásitos intestinales tomando jugo en ayunas.   Los aceites aromáticos de las zanahorias actúan sobre las mucosas y producen un aumento de la irrigación sanguínea del tracto gastrointestinal. Gracias a su acción equilibradora, el zumo de zanahoria ayuda tanto en casos de estreñimiento como de diarrea. El zumo de zanahoria suele resultar eficaz, en poco tiempo, ante las temidas gastroenteritis de los niños pequeños, así como contra los gusanos intestinales. Algunos trastornos, como dolores de cabeza, eczemas e impurezas en la piel pueden estar relacionados con la digestión y ser combatidos eficazmente con el zumo de zanahoria. Las mujeres aprecian este zumo como un cosmético natural ideal y como un buen remedio para adelgazar. El zumo de zanahoria resulta beneficiosos en los periodos de recuperación tras una intervención quirúrgica o tras una enfermedad grave. Gracias a su riqueza en carotenos (provitamina A), este zumo fortalece la visión y favorece la formación de la púrpura visual, cuya carencia da origen a la ceguera nocturna.
  Tomar de 1 vaso al día, en problemas agudos o graves hasta 3 vasos al día.
  
    Zumo de apio.
   El apio tiene efectos depurativos en todo el organismo. Asegura una purificación del cuerpo y una regeneración de la piel. Ayuda a nuestro cuerpo a eliminar sustancias nocivas estimulando el funcionamiento de los riñones haciendo un efecto de limpieza y desintoxicación. A veces nuestra alimentación defectuosa y demasiado abundante provoca que nuestra sangre contenga demasiados ácidos, nuestro metabolismo se altere u numerosas sustancias nocivas se almacenen en nuestro cuerpo, siendo todo esto la causa de muchos trastornos. Gracias a la estimulación del funcionamiento de los riñones el apio en forma de jugo nos ayudará de forma notalble contra la hiperacidez de la sangre e impedirá la formación de cálculos.   El zumo de apio presenta una marcada presencia de sustancias de naturaleza alcalina (exeso de bases), favoreciendo los procesos de eliminación. Resulta recomendable en todos aquellos trastornos debidos a un depósito o acumulación de residuos y escorias en nuestro organismo, como sucede en casos de trastornos reumáticos, artríticos incluidos.   Tomar de 1 a 3 vasos de zumo de apio al día.
   Zumo de patata.
   El zumo de patata es un verdadero zumo medicinal, ante todo en casos de úlceras del estómago.   El estrés, los malos hábitos alimenticios, los productos nocivos, la sobrealimentación, el abuso de alcohol y tabaco producen sin duda problemas gástricos. Las consecuencias son: falta de apetito, acidez, gastritis, repetición, pesadez y hasta úlcera de estómago. El jugo de patata permite eliminar o como mínimo atenuar muy rapidamente los problemas gástricos, constatando en un 90% de los casos mejorías sensibles al cabo de dos días y una desaparición completa después de 5 a 10 días. En casos de hiperacidez y predisposiciones a úlceras de estómago recomendable el jugo de patata.    La patata es una fécula alcalina. Se utiliza la patata en crudo. Hay que tener cuidado con su contenido en solanina; no utilizar las partes verdes de la patata que es donde más se concentra la solanina. Este zumo no conviene prolongarlo mucho en el tiempo, una vez resuelto el problema se recomienda dejar de usarlo cotidianamente, precisamente por su contenido en "solanina".   Tomar antes de cada comida medio vaso; si la comida incluye proteína animal tomar una hora antés.
   Zumo de col.   La col contiene vitamina C y diversas sales minerales que ejercen una notable influencia sobre el metabolismo. Contiene ácido láctico, que ayuda a normalizar la digestión y combate eficazmente el estreñimiento crónico.   Poderoso depurador y desintoxicante del estómago e intestino superior. El zumo de col es especialmente eficaz contra la putrefacción de las proteínas. Las coles son anticancerígenas y ayudan a los procesos de desintoxicación del hígado.   Preparación: 5 partes por 11 partes de zumo de zanahoria, 1/2 litro al día. Productos alcalinizantes.Productos alcalinizantes.   PREPARACIONES. Todos los ingredientes se utilizan en crudo:   * Zumo de zanahoria y patata. En un vaso grande preparar: 3/4 partes de zumo de zanahoria y 1/4 parte de zumo de patata, para alcalinizar y depurar (sobre todo el aparato digestivo); si hay ardor, acidez o úlcera de estómago se puede preparar con mitad del vaso de zumo de zanahoria y mitad de zumo de patata.   * Zumo de patata, col y zanahoria: en un vaso grande 1/4 de zumo de patata, 1/4 de zumo de col y 2/4 partes de zumo de zanahoria. Va muy bien en casos de gota y de padecimientos reumáticos.   * Zumo de patata y de col: en úlceras de estómago y de duodeno; mitad y mitad o dos partes de col y una de patata si yo no hay acidez o ardor de estómago y se está en fase de cicatrización de la úlcera.
   * Zumo de zanahoria, apio y pepino: Para problemas de hígado; 5 partes por 11 partes de zumo de zanahoria, 1/2 litro al día 4 zanahorias, 1 ramita de apio y 1/2 pepino. El pepino se puede utilizar con su piel.    Dosis: de 1 a 3 vasos al día.  Generalmente, en casos agudos o graves 3 vasos al día, como mantenimiento o ayuda complementaria para alcalinizar y depurar 1 vaso al día y en casos intermedios 2 vasos al día.   Nota: para respetar las incompatibilidades mejor tomar los zumos 1 hora antes de las comidas o fuera de ellas. En el caso del zumo de zanahoria, apio y pepino como son hortalizas todas y no hay fécula o almidón (patata) es compatible con todo, a excepción de la fruta que no sea manzana, papaya o piña, por lo tanto se puede tomar antes de las comidas con poca antelación (llega 20 0 30 minutos antes).
   LA ALCALINIDAD COMO ESTILO DE VIDA- Gogo Bela.
  (Video excelente: super interesante y clarificador).
   Aclaraciones (que a lo mejor por falta de tiempo, ya que en estas charlas tiene un tiempo concreto de exposición, y tienen que resumir): todas las semillas (de lino, de sésamo, de girasol, de calabaza, ...), las almendras y los anacardos son alcalinos pero el resto de frutos secos oleaginosos (nueces, avellanas, pistachos, etc) son ligeramente acidificantes. Las legumbres (ej: lentejas, garbanzos, alubias...) son acidificantes. La leche, el queso, la mantequilla y la nata son acidificantes pero el yogurt y el requesón biológicos -sobre todo los de cabra- son neutros, los no biológicos son acidificantes pero por las sustancias que llevan y por el procesamiento industrial al que son sometidos (antibióticos, hormonas de crecimiento, aditivos, pasteurización,... entre otras muchísimas cosas). Todas las proteínas animales son muy acidificantes, incluido el pescado, aunque es menos que la carne.
   Las frutas dulces en realidad son muy alcalinas pero lo que aquí quiere decir es que algunas que son muy dulces alimentan a los microbios por la glucosa que contienen (que es de lo que ellos se alimentan) y éstos secretan ácidos que nos acidifican e intoxican, entonces se crea un circulo vicioso, pero no por ellas en sí, que repito son muy alcalinas. Estas frutas serían las muy dulces: plátano, uvas, higos, el caqui si está muy maduro, la chirimoya si está muy madura y todos las frutas secas (uvas pasas, higos secos, dátiles...); con las otros tipos de fruta no hay problema, se pueden comer igual aunque haya microbios perniciosos.      
                          

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :