Revista Opinión

Prohibido besar al conductor

Publicado el 17 enero 2015 por Elblogderamon @ramoncerda

Los vigilantes de la carretera están pendientes de todo, y cada vez más. Más de una vez he tratado en el blog el asunto de las multas absurdas, pero esta es nueva. Sin duda me llaman la atención varias cosas como comentaré a continuación.

Por lo visto lo que decía la multa en el momento en que se le entregó a la denunciada era «Conducir el vehículo reseñado sin mantener la propia libertad de movimiento». No obstante el agente le había dicho a la conductora que era porque había besado al acompañante mientras conducía.

Prohibido besar al conductor

Prohibido besar al conductor. ¿Cualquier tipo de beso?

Prohibido besar al conductor. ¿Cualquier tipo de beso?

Desconozco si era un beso de tornillo o no, aunque la conductora manifiesta que ni siquiera giró la cabeza ni perdió de vista la carretera. En cualquier caso y tras su petición de que constaran más detalles en la multa, el agente añadió en observaciones que era por «mantener actitudes cariñosas con el acompañante».

Sanción: 80 euros.

Lo más curioso (dato sin contrastar con el agente; solo son manifestaciones «dudosas» de la sancionada):

Al pedirle que añadiera lo del beso en la multa, el agente le dijo que si lo hacía ya no cabía la posibilidad de pagar la multa con el 50% de descuento. ¿Alguien sabe a qué puede deberse eso? Yo entiendo que el plazo para pagarla con descuento tendría que ser el mismo, tanto si se añaden observaciones como si no. Supongo que lo que sucedería es que la denunciada le dijo que la recurriría, en cuyo caso sí es cierto que se pierde la posibilidad de pagarla con bonificación.

Según la conductora:

«No me lo podía creer; las sensaciones que tenía estaban entre la inseguridad, la mala leche… Me preguntaba si es que no tendrían cosas mas importantes que hacer», «me dijeron que me habían observado y que iba haciendo maniobras extrañas por la carretera. Cuando les pregunté qué clase de maniobras extrañas me dijeron textualmente que el acompañante me acababa de dar un beso», «quedé tan atónita que al principio me pareció un chiste, como si aquello fuera una cámara oculta».

¿Hay un exceso de celo? ¿Es afán recaudatorio? ¿O el beso pudo suponer un verdadero peligro para la conducción? Puede que fuera esto último, pero este tipo de sanciones siempre llaman la atención, aunque en algún caso puedan estar justificadas, así que no voy a ser excesivamente crítico con la autoridad por esta vez.

Ramón Cerdá

Prohibido besar al conductor was last modified: enero 14th, 2015 by Ramón Cerdá

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas