Revista Insólito

Proyecto Almanac

Publicado el 19 febrero 2019 por Viajero En El Tiempo @viajeros_tiempo

proyecto-almanac

Los viajes en el tiempo se han convertido en la inspiración para grandes éxitos cinematográficos, Proyecto Almanac es una más a esa lista de películas. Su estreno estaba previsto para el año 2014, pero por diferentes circunstancias su lanzamiento se retrasó hasta 2015.

La mayor peculiaridad de Proyecto Almanac reside en que tanto su director Michael Bay como su productor Dean Israelite, al igual que su elenco, está compuesto por caras poco conocidas.

Argumento de Proyecto Almanac

David Raskin, el joven protagonista de Proyecto Almanac es un estudian desesperado por conseguir una beca completa para estudiar física en el MIT. Mientras revisaba el ático, David consigue por error una grabación de su séptimo cumpleaños, el último que había pasado con su padre.

Pero hay algo muy extraño en dicha grabación, David se ve a sí mismo a través del reflejo de un espejo con su edad actual. Sorprendido, llama a sus amigos Quimm y Adan a quienes les enseña el video.

viajes-en-el-tiempo

Juntos se ponen a investigar y días más tardes se encuentran en el sótano un laboratorio secreto, en donde descubren los planos de lo que parece ser una máquina del tiempo construida por el ya fallecido padre de David.

Junto a sus dos amigos y su hermana Chris, logran poner en funcionamiento la maquina con la energía producida por el auto de Jessic, de quien David está enamorado y a quien confiesa que han creado una máquina del tiempo.

Todos juntos comienzan a probar la maquina e ir a diferentes lugares del pasado. Hasta cierto punto todo iba bien, pero pronto comienzan a utilizar la máquina de forma alocada y todo termina saliéndose de control.

Proyecto Almanac, un film de ciencia ficción poco abrumadora

A pesar de ser una película de ciencia ficción que se centran en los viajes en el tiempo carece de efectos especiales y escenas demasiado abrumadoras. Esto quizás se deba a que Dean Israelite solo contó con 12 millones de dólares para producir la película.

Los momentos que disponen de más fuerza visual son aquellos en los que el grupo de amigos viajan al pasado, aun así, tampoco es que sean demasiado destacables.

A pesar de que es una película con una trama bastante interesante no fue del todo bien desarrollada y en algunos momentos puede llegar a transcurrir bastante lenta y rutinaria.

Si algo se le puede acreditar a proyecto Almanac es el hecho de ser tan realista en cuanto al comportamiento que tendría un grupo de adolescentes en el manejo de una máquina del tiempo.

Estos actúan como cualquier otro adolescente, aprovechando la máquina para mejorar sus vidas de una manera en la que muchas personas se identificarían. Ganar la lotería, asistir a eventos importantes o el simple hecho de presentar un examen que ya había desaprobado.

una-maquina-del-tiempo

Las peores equivocaciones de Proyecto Almanac

La primera mitad de la película se produce de manera bastante interesante y se genera intriga al no saber lo que pasara con la máquina del tiempo, los errores empiezan una vez los adolescentes comienzan a utilizar la máquina.

Es tonto el hecho de que durante el proceso de Proyecto Almanac se desatan un montón de consecuencias por el uso irresponsable de la máquina del tiempo, cuando son los guionistas los primeros irresponsables en jugar con viajes en el tiempo sin ningún tipo de consecuencias.

El primer gran error que de la película es el hecho de que viajen a un punto del pasado en el que ya existan y peor aún que lo hagan de manera tan evidente.

Publican fotos en redes sociales cuando se supone que ellos no se encuentran en ese lugar, si no que están tranquilamente en sus casas. Creando una ruptura temporal, que podría alterar el tiempo y el espacio.

Otro gran error es el hecho de realizar actividades que en verdad no ha hecho, como presentar un examen, esto sería crean una anomalía de la cual su “yo” del paso se enteraría.

Puedes encontrar más información en viajeroseneltiempo.es


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista