Revista Salud y Bienestar

Pulpo a la gallega

Por Yago Perez @eldietista

Pulpo "a feira" o pulpo a la gallega

¿Quieres hacer pulpo a la gallega y sorprender a tus comensales?

El pulpo a la gallega es uno de los platos más consumidos en la gastronomía española.

Pulpo a la gallega

Ingredientes:

Pulpo.
Patatas (tipo cachelos gallegos).
Una cebolla.
Pimentón dulce.
Pimentón picante.
Sal gorda.
Aceite de oliva virgen extra.

Dificultad:

Media

Tiempo de preparación:

30 minutos

Tiempo total de espera:

45-60 minutos

Preparación:

Si es fresco, el pulpo debe congelarse previamente. Para ello, limpiarlo bien con agua fría, y ponerlo en el congelador y al menos 24 horas.

Esto se hace para ablandar las fibras y no hacerlo resultaría en un pulpo duro e incomestible.

Si no quieres congelarlo, tendrás que "mazarlo" en lugar de congelarlo. Para ello envuelve el pulpo en un trapo para y golpéalo firme y repetidamente por todas partes (cabeza, tentáculos, etc). Como este método resulta un poco agresivo y escandaloso para hacer en casa, es preferible optar por congelarlo.

El pulpo debe estar totalmente descongelado para prepararlo.

Poner una olla bien grande al fuego con abundante agua y a fuego muy vivo.

Debemos "asustar" el pulpo 3 o 4 veces antes de cocinarlo.

Para ello, cuando el agua empiece a hervir, meter el pulpo bien sumergido y dejarlo en el agua hirviendo durante aproximadamente 1 minuto.
Sacarlo y permitir que el agua vuelva a hervir, aproximadamente 1 o 2 minutos.
Repetir esta operación 3 ó 4 veces, y la última dejarlo en el agua y que hierva a fuego medio/alto durante unos 45 minutos.
Cuando se recupere el hervor, añadir la cebolla entera pelada.

Las patatas suelen hacerse a parte, pero si tienes una olla bien grande no detendrá la cocción. En ese caso se añaden enteras, contando que tardan unos 30 minutos. Cuando estén sacarlas y reservarlas.

Pinchar el pulpo de vez en cuando para comprobar cuando está tierno. Sacar el pulpo del agua, escurrirlo y cortarlo con unas tijeras. Las patatas se cortan en rodajas y el cuerpo en trozos no muy grandes.

Se sirve a ser posible en plato de madera, colocando las patatas en el fondo y sobre ellas los trozos de pulpo formando una capa.


Echar por encima un buen puñado de sal gruesa, espolvorear con pimentón dulce y picante y por último añadir el aceite de oliva.

Con qué acompañarlo:

El pulpo puede comerse como un plato principal.

Puesto que contiene proteínas del pulpo e hidratos de carbono de las patatas, lo ideal es acompañarlo con verdura: una ensalada o una verdura cocinada, como brócoli, cardo, coliflor, espinacas o judías verdes, que comparten la temporada con el pulpo. Alimentos de temporada.
¿Te ha gustado la receta? ¿Cómo lo cocinas tú? Cuenta tu experiencia en los comentarios y compártelo con tus amigos.
Sigue el Facebook @eresloquecomes y suscríbete para estar al tanto de novedades y promociones.


Volver a la Portada de Logo Paperblog