Revista 100% Verde

Qué añadir en un catering para celíacos

Por Anad

Hoy en día son muchas las personas que sufren alguna anomalía relacionada con la alimentación, bien sea a través de alergias o de intolerancias, que, aunque pueden parecer nimiedades, no lo son en absoluto, pues dificulta en gran medida que una persona pueda llevar una vida normal si sigue tomando alguno de los alimentos que no le sientan bien, y ni que decir tiene si estamos hablando de alergias graves que pueden comprometer la vida de la persona que las padece si toma aunque sea una pequeña cantidad de ese alimento.

En concreto, una persona celíaca sufre intolerancia al gluten, un conjunto de proteínas que podemos encontrar en la harina de diversos cereales, como por ejemplo el pan o la pasta, lo que dificulta por tanto la alimentación básica de cualquier persona. Además, este tipo de intolerancias hace que sea casi imposible comer fuera de casa, pues la mayoría de preparaciones tienen algún ingrediente que no es adecuado para los celíacos.

Zaask

Y si hablamos de un catering… la cosa se complica. Sin embargo, a nadie se le escapa esa nueva tendencia de abrir el campo de actuación y darle al cliente aquello que quiere o necesita. Entonces, ¿por qué no adaptar un catering para celíacos? No es una tarea tan difícil, solo hay que conocer a la perfección qué alimentos tienen gluten y por qué otros hay que sustituirlos; o cómo hacer ciertas recetas prescindiendo de esos ingredientes que no son adecuados. ¿Quieres saber qué añadir en un catering para celíacos? Desde Zaask te damos algunas directrices para montar este tipo de catering:

Alimentos a evitar (contienen gluten):

  • Pan y harinas de trigo, espelta, centeno, cebada y avena.
  • Bollos, tartas y pasteles (todos los productos de pastelería).
  • Bizcochos y galletas (todos los productos de respostería).
  • Polvorones, roscones de reyes, turrones (productos navideños).
  • Pasta: fideos, macarrones, espaguetis, tallarines, etc.
  • Bebidas fermentadas o destiladas a partir de cereales: cerveza, whisky, agua de cebada, etc.
  • Productos manufacturados con harinas o cualquiera de sus formas: almidones, sémolas, proteínas, féculas, etc.
  • Sucedáneos de pescado y marisco: gulas, surimi, palitos de cangrejo, etc.

Alimentos que no contienen gluten:

  • Leche y derivados: quesos, requesoón, yogures naturales, nata, etc.
  • Carnes frescas, cecina, jamón serrano, jamón cocido, etc.
  • Pescados y mariscos frescos y congelados sin rebozar.
  • Verduras, tubérculos, legumbres y hortalizas.
  • Frutas (naturales y en almíbar).
  • Purés de patata instantáneos.
  • Arroz y maíz.
  • Azúcar y miel.
  • Aceites, mantequillas y margarinas sin fibra.
  • Café e infusiones.
  • Refrescos de naranja, limón y cola.
  • Vinos y bebidas espumosas.
  • Frutos secos naturlaes.
  • Sal y vinares.
  • Aceitunas y encurtidos.

En definitiva, crear un menú de catering para celíacos consiste en optar por productos naturales y frescos (biológicos) que no hayan sido procesados con ningún tipo de harina, cebada, avena o centeno. ¿Quieres algunos ejemplos de canapés para un catering para celíacos?

Así te harás una mejor idea de qué tipo de platos o entrantes incluir en un catering para personas intolerantes al gluten:

  • Montaditos (con pan sin gluten).
  • Embutidos (sin pan ni picos).
  • Hamburguesas (sin plan)
  • Salmón ahumado (tostas con pan sin gluten).
  • Pescado con pisto.
  • Pan con tomate (pan sin gluten).
  • Ensalada de frutas.

Como ves, no es tan difícil optar por alimentos que sean aptos para personas celíacas, y es por ello que tampoco supone una gran dificultad crear un catering adecuado. Eso sí, tal vea sea imprescindible que consultes con un profesional que te detalle cada uno de los alimentos que no son adecuados para los celíacos. Y para ello, no dudes en solicitar la ayuda de los mejores profesionales en Zaask.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :