Revista Tendencias

¿Qué día hay que guardar: sábado o domingo?

Publicado el 15 mayo 2021 por Max Damián @soymaxdamian
¿Qué día hay que guardar: sábado o domingo?Si alguna vez te has preguntado, ¿Cuál es el verdadero día de reposo? Pues te has hecho una de las preguntas más controversiales de nuestros tiempos.
Aún hoy se sigue discutiendo si debemos guardar el día de reposo o no.
Incluso, hay quienes condenan el porqué muchos evangélicos no guardan el sábado como día del Señor.
Y se ha dicho tanto, que hemos olvidado las simples palabras de Jesús: “Yo soy el día de reposo” (Mt. 12:8).
Sin embargo, escribo este artículo para dar una respuesta bíblica y veraz a la pregunta sobre cuál es el verdadero día de reposo.
Así que si estás interesado en descubrir qué dice la Biblia sobre este tema, te invito a que leas hasta el final.
¿Preparado? Empecemos.

El significado del día de reposo

La palabra reposo proviene del hebreo Shabbat. Y es un recordatorio para el pueblo de Israel del tiempo de esclavitud que pasaron en Egipto.
Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo. (Dt. 5:15)

Además, el día de reposo fue una señal especial y única entre Dios e Israel (Ex. 31:16-17). Que no tenía nada que ver con adoración.
Pues, grupos sectarios tales como los Adventistas del Séptimo Día, sostienen que Dios requiere que el servicio de la iglesia sea celebrado el día sábado.
Sin embargo, lo que realmente ordena el día de reposo es que nadie debía trabajar (Ex. 20:8-11).
En ninguna parte de las Escrituras se ordena que el sábado sea un día de adoración a Dios.
Además, haciendo un estudio bíblico sobre el día de reposo, podrás encontrar que en este día nadie podía salir de casa (Ex. 16:29), no se podía encender fuego (Ex. 35:2), y mucho menos, trabajar o hacer que otros trabajen (Dt. 5:14).

¿Debemos guardar el día de reposo el sábado?

La verdad es que No.
No existe argumento alguno para indicar que los cristianos de hoy debamos tener al sábado como un día de adoración a Dios.
Es más, desde el libro de Hechos hasta Apocalipsis, la única vez que se menciona el día de reposo es con propósitos evangelísticos hacía los judíos (capítulos 13 - 18 de Hechos).
Y en el Antiguo Testamento, como ya dije líneas arriba, el día de reposo era un mandato de descanso, no de adoración.
Aunque los judíos del A.T y N.T (y los de hoy) ocupaban el día sábado como adoración a Dios, eso no quita la esencia del mandato sobre el día de reposo.

¿Debemos guardar el día de reposo el domingo?

El domingo y el día de reposo son distintos naturalmente. El primero conmemora la resurrección de Cristo, y el segundo, es un mandato de la ley mosaica para cesar todas las labores.
El domingo fue un día escogido por los primeros cristianos para adorar a Dios, conmemorando la resurrección de Cristo.
Este no es un mandamiento estipulado en las Escrituras, pero podemos observar distintas situaciones que deberíamos imitar: Hch. 20:7; Mt. 28:1; 1 Co. 16:2; Mr. 16:2.
Por otro lado, ante el dile de los primeros cristianos sobre en qué aspectos de la ley serían guiados los gentiles, se tomó la siguiente decisión en el concilio de Jerusalén:
Por lo cual yo juzgo que no se inquiete a los gentiles que se convierten a Dios, sino que se les escriba que se aparten de las contaminaciones de los ídolos, de fornicación, de ahogado y de sangre. (Hch. 15:19-20)

Podemos deducir entonces que el día de reposo en sábado no fue una imposición necesaria para los creyentes gentiles.
Y si no fue una imposición el día de reposo en el Nuevo Testamento, tampoco lo es en nuestros días.
Además, el no celebrar el día de reposo el sábado, no constituye una violación al cuarto mandamiento.
Todo lo contrario.
Honramos y obedecemos el cuarto mandamiento mediante la fe en Cristo, el verdadero reposo.
Del mismo modo que lo hacemos con los sacrificios del Antiguo Testamento, al poner nuestra fe en Jesús, el perfecto sacrificio.

El mandato del cambio de día

Muchos argumentan que fue Constantino, en el año 321 d.C., quién cambió el día de reposo de sábado a domingo.
Sin embargo, este argumento se desmorona al observar en las Escrituras que los primeros cristianos se reunían el primer día de la semana.
Por ejemplo, Hechos 20:7 dice:
El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche.

Y 1 Corintios 16:2, señala:
Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.

De este modo, podemos observar que los primeros cristianos se reunían el domingo (primer día) en honor a la resurrección de Cristo, no como un “día de reposo cristiano”.

¿Es pecado no guardar el día de reposo el sábado?

Guardar el día de reposo el sábado no te llevará al cielo, ni guardarlo el domingo te conducirá al infierno.
Como dice el teólogo adventista, Rodrigo Silva:
La única manera de lograr la salvación es a través de la gracia de Cristo mediante la fe. El único proceso de salvación es este, no conozco otro. [1]

Es decir, nadie que elige guardar el día de reposo en sábado es salvo, sino por la fe en Cristo Jesús.
Silvia Lima, profesora del Seminario Teológico Carisma, en Belo Horizonte, añade:
Si el sábado fue el día de adoración y consagración a Dios, ahora en Cristo Jesús, con la presencia del Espíritu Santo en nosotros, el lunes, martes, miércoles... cada día de la semana se convirtió en un "sábado", porque todos los días se convirtieron en el "día del Señor". Hoy es el día que el Señor ha hecho, nos regocijamos en Él. [1]

En resumen, no es pecado guardar el día de reposo otro día que no sea sábado.
Lo que sí es pecado, es tratar de manera “violenta” a aquellos que no “guardan el sábado”, o viceversa.
Olvidando que el mismo Apóstol Pablo sugirió que nadie debe juzgar en cuanto a días de reposo (Col. 2:16).
Y que además, aquellos que no guardan el día sábado, deben evitar ser piedra de tropiezo para los que sí lo guardan (1 Co. 8:9).
Gálatas 5:13-15 lo resume de la siguiente manera:
Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros.

Como lo explica también el Dr. Tom Schreiner:
Los creyentes no están obligados a guardar el sábado. El sábado era la señal del pacto Mosaico.
Este pacto Mosaico y el sábado como señal del pacto no son aplicables ahora que ha venido el nuevo pacto en Jesucristo.
Los creyentes sí están llamados a honrar y respetar a aquellos que aún piensan que el sábado es mandatorio para los creyentes.
Pero si alguien argumenta que el Sábado es requerido para salvación, tal enseñanza es contraria al evangelio y debe ser resistida
En cualquier caso, Pablo deja claro en Romanos 14:5 y en Colosenses 2:16-17 que el sábado ha pasado ahora que Cristo ha venido.
Es sabio para los creyentes el descansar, y por tanto, un principio que podemos derivar el sábado es que los creyentes deben descansar.
Pero el Nuevo Testamento no especifica cuándo debe ocurrir tal descanso, ni presenta un período de tiempo donde debe ocurrir…
El Sábado apuntaba al descanso escatológico en Cristo, que los creyentes disfrutan ahora en parte y disfrutarán por completo en el Último Día. [3]

Conclusión

Dios le entregó el día de reposo a Israel, no a la iglesia. Este sigue siendo el día sábado, no domingo.
Sin embargo, el día de reposo es parte de la ley, y los cristianos estamos libres de la esclavitud de la ley (Ga. 4:1-26; Ro. 6:14).
Por tanto, no es obligación de nadie guardar el sábado ni mucho menos el domingo.
Ahora en Cristo Jesús, todos los días deben ser para adorar a nuestro Rey, sin minimizar a aquellos que lo hacen en "días especiales".
Pero esto tampoco debe ser usado como excusa para desatender tu asistencia a la congregación.
Si bien es cierto guardar el sábado no es un mandato para los cristianos, el congregarse si lo es (Heb. 10:25).
Y desatender este mandato es deshonrar a Dios y cometer pecado. Porque al que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado (Stg. 4:17).
De esta forma, hemos llegado al final de este tema. Espero haya sido de bendición y ayuda para tu vida.
Si tienes alguna opinión al respecto, házmelo saber abajo en los comentarios. Y por favor, comparte este artículo en tus redes sociales.

Referencias[1] Cristiano, A. (2018, 15 agosto). «Guardar el sábado no lleva a nadie al cielo», afirma teólogo adventista. Noticias Cristianas del Acontecer Cristiano. https://www.acontecercristiano.net/2018/08/el-sabado-no-lleva-nadie-al-cielo-dice-teologo-adventista.html
[2] Galeano, M. (2020, 18 febrero). ¿Debemos guardar el día sábado? | #CoaliciónResponde. Coalición por el Evangelio. https://www.coalicionporelevangelio.org/articulo/debemos-guardar-el-dia-sabado-coalicionresponde/

Volver a la Portada de Logo Paperblog