Revista En Femenino

¿Qué es ser asertivo?

Publicado el 30 agosto 2012 por Bebloggera @bebloggera
Por Voces desde Chile 

Últimamente he estado pensando harto en los desencuentros que surgen en las relaciones que mantenemos con los otros, especialmente en la manera de enfrentar estos conflictos. Por mi parte, a veces tiendo a tener dificultades para manifestar aquello que me molesta o requiero y termino por silenciar mis propias necesidades. He ido trabajando este problema y, con el tiempo, he desarrollado una mayor capacidad de identificar mis emociones y armar mis pensamientos para luego expresarlos. 

¿Qué es ser asertivo?
En este sentido, no soy de las personas que gritan u ofenden cuando tienen una pelea. Admito que interiormente me mando un rosario entero contra el otro, pero opto por moderar las palabras e intentar comunicarme de un modo que no sea dañino para mí ni para los otros. 

A raíz de ello, quise explorar qué era exactamente la asertividad y googleando, mi querido amigo Wikipedia me brindó la información que necesitaba. La asertividad es una estrategia y modo de comunicación donde las personas no agreden ni se someten a la voluntad de otros, pudiendo manifestar lo que piensan y sienten sin herir ni perjudicar a los demás. Es un estilo comunicacional equilibrado, se diferencia mucho de la agresividad y la pasividad como modos de afrontar las situaciones, la asertividad permite a los individuos expresarse de un modo claro, directo y consciente. 

Asimismo, dentro de las expresiones que pueden surgir en una comunicación asertiva, nuestro amigo Wiki nombra una lista de derechos que las personas pueden hacer cumplir mediante sus peticiones, nombro algunos: 
  • Derecho a ser tratado con respeto y dignidad
  • Derecho a tener y expresar los propios sentimientos y opiniones
  • Derecho a decir “no” sin sentir culpa.
  • Derecho a pedir lo que quiero, dándome cuenta de que también mi interlocutor tiene derecho a decir “no”
  • Derecho a cometer errores
¿Qué es ser asertivo?
Respecto a este tema, recuerdo una vez que un profesor hizo una distinción entre las quejas y las peticiones. Describía la queja como una comunicación circular que no permitía avanzar, dejando a la persona encerrada en un discurso rumiante que no la ayudaba a cambiar las situaciones que le molestaban, ni a recibir lo que necesitaba. La petición por el contrario, es una comunicación directa, brinda a los individuos la oportunidad de expresarse con claridad y disminuye el malestar que les aqueja, permite pues ampliar las posibilidades de modificar las situaciones y conseguir lo que las personas buscan. De esta manera, mi profe decía: "lo que se necesita hacer es transformar la queja en una petición". Me parece sensato y muy saludable. ¿Qué piensan ustedes? ¿Cómo enfrentan los conflictos? ¿De qué manera comunican lo que sienten y piensan?

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista