Revista Diario

¿Qué hacer para recuperar el cuerpo tras el postparto?

Por Una Mamá (contra) Corriente @Mama_c_corrient

Llega un momento en mis postpartos en el que me meto a un probador y cuando levanto la pierna para enfundarme el pantalón de turno me miro al espejo y pienso qué desastre, qué desánimo… ¿qué hago yo ahora para recuperar mi cuerpo o algo que se le parezca? Que en mi caso no es una cuestión de peso. Es una cuestión de hechuras difícil de explicar pero que cuando te pones en esa postura imposible te ves tantas carnes colganderas, pliegues y texturas extrañas que no sabes si necesitas un tratamiento anti estrías, un entrenador personal o una reconstrucción estética de arriba abajo.

Contra todo pronóstico, este tercer postparto ha sido el mejor de todos. Recuperé el peso prácticamente de inmediato e incluso llegué a estar por debajo del peso inicial antes de que el hambre y la sed insoportables de la lactancia me hicieran volver a subir un poco.

Pero, como decía, el peso no lo es todo. Es la distribución de la grasa y, sobre todo, las carnes blandas, los pellejos, las arrugas en sitios insospechados. Cuando me pongo delante del espejo a hacer un hipopresivo… de verdad que alucino con cómo ha cambiado mi cuerpo en estos últimos diez años.

Cosas que influyen antes y durante el embarazo para después recuperarse mejor

Partir de un cuerpo en condiciones antes del embarazo es una ayuda. Pero no es una garantía. Yo llegué a mi primer embarazo con un abdomen trabajado y sin embargo se me fue al garete en aquella primera cesárea. Aún así, estoy segura de que si hubiera estado fofa ya de antes, el resultado habría sido mucho peor.

No abandonarse durante el embarazo es fundamental. Que es fácil decirlo y muy complicado llevarlo a cabo, sobre todo cuando te encuentras fatal, tienes que hacer reposo o tienes un hambre canina. Pensar en lo que viene después ayuda, pero no siempre se tiene fuerza de voluntad para mantenerse activa y no comerse un mamut en cada ataque de hambre.

Desde mi punto de vista, además, mover el cuerpo y llevar una alimentación sana influye también el estado de ánimo y es una excelente base para luego sentirnos mejor durante los duros meses que llegan tras nacer el bebé.

Hidratar bien la piel ayuda un montón. Estoy convencida de que no se puede luchar contra determinados efectos pero cuidar la piel con cremas o aceites al tiempo que nos damos un masaje ayuda a tenerla más elástica y suave.

Qué hacer para recuperar el cuerpo tras el postparto

Lo primero que habría que hacer es terminar el postparto.

Parece muy obvio pero en mi caso no lo es tanto ya que yo no vuelvo a ser yo en tanto que no termine la lactancia. Me pasó con el Mediano, con un postparto tan largo como los tres años y medio que le di el pecho. Y no fue hasta unos meses después de que hubiera terminado cuando por fin me sentí yo y mi cuerpo volvió a ser algo reconocible.

Esta vez estoy en las mismas. Aunque la Niña se encamine a toda velocidad hacia el año de edad, yo estoy en pleno apogeo puerpérico. Tengo sed todo el tiempo, tengo un hambre atroz las 24 horas del día, las hormonas de punta y, por descontado, no tengo la regla. Si le sumamos que me la tengo que llevar hasta a hacer mis necesidades y que cuando no estoy atendiéndola a ella estoy con alguno de sus hermanos, que como lo que puedo cuando puedo, que mi afición por andar-casi-correr ha tenido que quedar postpuesta y que las últimas semanas las estoy pasando doblada mientras la llevo de las manitas para que ella practique el andar… en fin, que no tengo tiempo de cuidarme.

Además, ya tengo comprobado que cuando estoy dando el pecho yo retengo hasta una rodaja de melón. Yo no conseguí volver a mis formas hasta terminada la lactancia del Mediano y esta vez me pasa exactamente igual. Seguro que te suena eso de tomarte un vaso de agua y que se te hinche la tripa automáticamente. Es muy frustrante.

Pero, sí, claro que se pueden hacer cosas para recuperar el cuerpo escombro. Ejercicio, una dieta en condiciones y – espera que me da la risa – dormir un mínimo de horas en condiciones.

A mi este cuerpo no me gusta. Puede que desde fuera no aparente haber tenido tres hijos, pero cuando me quito la ropa y me pongo frente al espejo no me gusta lo que veo y, sobre todo, no me reconozco. No es agradable. Ni aunque haya sido por una buena razón. Pero como hoy por hoy no puedo hacer nada, trato de no pensarlo mucho.

Mi momento está por venir. Y, como todo en la crianza, intento tomármelo con humor mientras ese momento llega.

¿Tu te has recuperado bien o te has sentido como yo por largo tiempo? ¿Qué te ha ido bien para recuperar tu cuerpo tras el postparto?

La entrada ¿Qué hacer para recuperar el cuerpo tras el postparto? se publicó primero en Mamá (contra) corriente.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas