Revista Ciclismo

¿Qué material es el más adecuado para los cuadros de bicicletas?

Por Rafael @merkabici
¿Qué material es el más adecuado para los cuadros de bicicletas?

A la hora de comprar una bicicleta es posible que nos encontramos en la tienda con cuadros hechos en diferentes materiales, que a poco que no fijemos tendrán precios muy dispares y características también muy diferentes. De ahí que vayamos a ver hoy las principales propiedades de los cuadros de acero, aluminio y carbono, los más frecuentes de ver en el mercado, a pesar de que en casos muy determinados existan otras variantes más específicas para cuadros de bicicletas.

Cuadros de acero para bicicletas

Un material típico con el que se han venido haciendo bicicletas hasta nuestros días y que aún sigue vigente. Se trata de un tipo de cuadro que resulta económico y rígido, además de que dependiendo del acero concreto pueden presentarse una amplia variedad de calidades. Ahora bien, cada vez se utilizan menos, y más que nada porque se oxidan fácilmente al mínimo contacto con la lluvia o ambientes húmedos; y encima pesan lo suyo, por lo que no son muy adecuados para uso deportivo. De ahí que suelan emplearse como bicicletas de recreo y poco más.

Por otra parte estos problemas pueden ser medianamente solucionados creando mezclas específicas de acero con zinc, magnesio u otros tantos, de tal manera que el cuadro resultante pueda ser más resistente a la fatiga o incluso más ligero.

Cuadros de aluminio para bicicletas

Los cuadros de bicicleta de aluminio están muy popularizados a día de hoy, pues mantienen una excelente capacidad de absorción, aguantan bastante bien la humedad, por lo que no se corroen; son ligeros, y además se pueden manipular fácilmente a la hora de repararlos o hacerles adaptaciones. De ahí que cada vez se vean más este tipo cuadros de bicicleta. Ahora bien, su dureza deja mucho que desear, por lo que no son los más adecuados para descensos y demás variantes extremas; además de que resisten peor los golpes y son más complicados de soldar en caso de rotura. Por otra parte los cuadros de bicicleta de aluminio son más caros que los de acero, por lo que habría que ver las necesidades de cada uno para decantarse por esta opción.

Ahora bien, dentro de los cuadros de aluminio también hay calidades dependiendo de las aleaciones con la que éstos estén hechos. Aquellos aluminios que tengan una clasificación de 6xxx llevan en la mezcla silicio y magnesio, presentando así una resistencia adicional más que interesante. En cambio los cuadros de aluminio de la serie 7xxx llevan una alta concentración de zinc, por lo que su resistencia es muy elevada, pero aguantando menos a la corrosión.

Cuadros de carbono para bicicletas

Por regla general son los cuadros de bicicleta de mejor calidad, pero también los más costosos. Tenemos que tener en cuenta que éstos presentan una gran rigidez, además de una capacidad de absorción más que notable; son ligeros y monocasco; es decir, que van sin soldaduras. Ésto permite una mayor resistencia al no contar con puntos frágiles.

Ahora bien, no son muy habituales en el mercado, por lo que el precio se dispara si nos ponemos a hacer comparaciones con los otros materiales. Además de ello las reparaciones en caso de rotura son complicadas y no admiten bien las temperaturas elevadas.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas