Revista Opinión

¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?

Publicado el 02 agosto 2020 por Santiagomiro
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?

“Érase una vez un rey –cuenta Pilar Rego en Nuevatribuna.es– que reinaba en un país que empezó a vislumbrar colores después de largas décadas de blanco y negro. Un país que dejó en manos de la monarquía parlamentaria su forma de gobierno: un sistema representativo con un rey que ejerce de jefe de estado y que asume el control de los poderes ejecutivo y legislativo; en definitiva, un rey que reina, pero no gobierna, aunque ‘puede hacer otras muchas cosas y algunas no del todo adecuadas’. Un monarca amigo de los jeques del golfo, que fue designado por un dictador y que en los primeros tiempos de su reinado aglutinó loas y alabanzas de propios y ajenos. ‘El jefe del Estado ha sido una pieza decisiva en el difícil equilibrio político establecido en este país y lo sigue siendo. Él ha desempeñado el papel de bisagra’, Santiago Carrillo dixit… Cantaban los payasos de la tele aquello de ‘había una vez un circo que alegraba el corazón’ pero el circo actual, en su acepción coloquial de confusión, desorden o caos, que rodea la figura de Juan Carlos de Borbón, nuestro ‘campechano’ rey emérito, no alegra precisamente el corazón. Durante décadas el pacto de silencio tejido y aceptado por la prensa en torno a sus idas y venidas, amistades más o menos convenientes y andanzas sentimentales, le permitió hacer y deshacer a su antojo y forjarse una imagen de monarca cercano, simpático, ajeno a los placeres sibaritas, un hombre sencillo que disfrutaba con el plato de huevos estrellados que se comía en el restaurante plebeyo por todos conocido. Sin embargo, hay voces que desmienten esta cercanía y jovialidad. ‘El rey Juan Carlos  –escribe Amadeo Martínez Inglés en su libro ‘Juan Carlos Iº, el último Borbón”–, a pesar del estereotipo que de él han fabricado durante tantos años los medios de comunicación nacionales, no es para nada un hombre campechano, simpático, jovial, educado y muy accesible para el común de sus súbditos”. 

¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?Montaje del Rey con Corinna.

“La muerte de un desafortunado elefante –continúa Pilar Rego– marcó el inicio del declive de un monarca que ‘vivía a cuerpo de rey’. El Borbón se había ganado el beneplácito de los que, aún sin considerarse monárquicos, se definían como “juancarlistas”, pero desde la publicación de la fatídica foto en que la que posaba orgulloso, rememorando el estilo Gable en Mogambo, al frente de la pieza abatida en el delta del Okavango el 11 de abril de 2012, año en que los mayas predijeron uno de los tantos finales del mundo, algo cambió. En aquel viaje a Botsuana, Juan Carlos, acompañado de su inestimable amiga Corinna Larsen y de su hijo, sufrió una de sus múltiples caídas. Unos días después, de regreso en España, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, para la implantación de una prótesis de cadera; percance del que los españoles tuvimos noticia una vez realizada la intervención. ‘Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir’, dijo al más puro estilo de la doctrina católica, haz lo que quieras, pide perdón y todo olvidado. Lo cierto es que aquel suceso fue el inicio del sendero que le llevó a la abdicación. Con el ‘caso Nóos’ en plena efervescencia, la Reina Sofía acudió a visitarlo al Hospital USP San José acompañada por Iñaqui Urdangarín (exduque de Palma posteriormente condenado en febrero de 2017, por prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencia y dos delitos fiscales). Apenas unos meses después, en abril de 2013, una encuesta del CIS desvelaba que la valoración de los españoles sobre la institución monárquica había bajado del 7,48 sobre 10 al 3,68. Valoración realizada antes de publicarse que el campechano y cercano Juan Carlos I, retiró en efectivo de una cuenta secreta cantidades ingentes de dinero y que tan sólo en el año 2010 sacó 1,5 millones de euros de la fortuna secreta que mantenía en Suiza, mientras los españolitos de a pie nos apretábamos el cinturón hasta hacer desaparecer la cintura”. 

¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?Juan Carlos I, hoy.“Ni la abdicación, ni el abandono de la vida pública y de sus atribuciones representativas o la renuncia a la herencia por parte de Felipe VI, así como la no asignación al rey emérito del presupuesto consignado a la Casa Real, son medidas suficientes para hacer frente a la sombra de la investigación abierta en Suiza. Pero no hay motivo de preocupación, porque tal y como dijo el entonces rey reinante en uno de sus mensajes navideños: ‘afortunadamente vivimos en un Estado de Derecho y cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley. La Justicia es igual para todos’.  Que se cumplan sus deseos ¿majestad?: ‘Para todos’. Y Felipe VI sigue con su gira por las comunidades autónomas, intentando ‘intentar mejorar su imagen de la Corona’”.¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?Protesta republicana en Pamplona “contra la monarquía y su corrupción y en defensa de un referéndum”.Por otra parte, Gabriela Junquera publicaba el miércoles en Público la visita del rey Felipe VI y la reina Letizia en una visita institucional a Navarra, en la que hizo parada en la localidad de Cizur Menor. Allí les esperaba una concentración de los sindicatos ELA y LAB para mostrar su rechazo a la visita. Las fuerzas de seguridad no permitieron que los manifestantes pudieran acercarse a menos de medio kilómetro de donde se encontraban los monarcas y un grupo de periodistas acreditados.
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?El periodista Urabaien denuncia que la Guardia Civil silenció su trabajo durante una concentración contra la visita de los reyes a Navarra. “Mikel Urabaien, uno de los periodistas del Diario de Noticias de Navarra que se encontraba allí, fue testigo de cómo la Guardia Civil comenzó a rechazar a los manifestantes que intentaban acercarse, por lo que decidió sacar su teléfono móvil y grabar la escena. Según el relato del periodista, un agente intentó quitarle el teléfono de las manos y detuvo la grabación, mientras otros cuatro le agarraban por las muñecas “con una fuerza desproporcionada”. “Cuando me estaba acercando asegura Urabaien a Público–, le dije a uno de los policías que era trabajador de prensa para evitar problemas y me permitiera seguir grabando, pero se giró hacia mí en modo amenazante mientras yo seguía repitiendo mi profesión”. Pese a que el reportero asegura no se resistió, los agentes amenazaron con denunciarle por “agresión a la autoridad”. “Me gritaron que les diera la documentación cuanto antes o sería peor para mí, a pesar de que no podía hacerlo porque me tenían sujeto de ambos brazos.  En ningún momento pusieron en duda que fuese periodista, se limitaron a decirme que me iba a caer una gorda, que me iban a denunciar”, señala el periodista, quien asegura que estos hechos no sólo son un atentado contra la libertad de expresión e información, sino que, además, suponen un obstáculo más para el periodismo local y de a pie, que informa más allá de las notas de prensa institucionales. “En frío, pensé: puedes cuestionar si podría haber sido más o menos prudente, pero en una relación de poder donde yo soy el periodista y él un policía, partimos de la base de que mi comportamiento era legal”. Posteriormente, las redes sociales se llenaron de mensajes de apoyo para Urabaien, en defensa del periodismo libre y el derecho de la información.
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?El Rey, en Sanxenxo el año pasado.Paloma Barrientos publicó el pasado miércoles en Vanitatis (El Confidencial), el artículo “Los amigos del rey Juan Carlos reúnen dinero para 'salvarlo': ¿de quiénes hablamos?”. Barrientos recordó que el rey Juan Carlos no se trasladó a ningún sitio desde que se decretó el estado de alarma en marzo. La Zarzuela sigue siendo su domicilio y donde recibe de vez en cuando a su hija la infanta Elena y a las amistades más íntimas. Y no ha viajado a Sanxenxo desde septiembre pasado, el único lugar al que posiblemente se desplace este verano. “El grupo gallego, con Pedro Campos, armador del Bribón, a la cabeza –recuerda Barrientos–, forma parte de ese círculo de incondicionales que nada tiene que ver con las antiguas ‘amistades peligrosas’, como definía Sabino Fernández Campo a la corte de Mallorca. Muchos de ellos están muertos y en su día tuvieron conflictos con la justicia. Los que aún viven de aquella época prefieren ser invisibles. Uno de estos incondicionales de profesión liberal prefiere no identificarse y explica a Vanitatis: ‘Cualquier opinión que demos se va a manipular. Se encuentra tranquilo y torpón a la hora de moverse. No me extraña que haya un grupo de empresarios que quieran contribuir a su futuro. Me parece justo que lo hagan. No se le puede dejar como si fuera un perro sin dueño’. Esta afirmación tiene que ver con la información publicada El pasado martes por el diario 'El Mundo' que asegura que varios empresarios habrían formado una asociación para que cada uno de ellos aportara 200.000 euros y así colaborar en el mantenimiento de la nueva vida de don Juan Carlos si su hijo, el rey Felipe, decide finalmente que debe abandonar Zarzuela. La cantidad total sería de dos millones de euros, que servirían para el alquiler de una vivienda en Madrid y contratación de personal que le atendería. Esta decisión la habrían tomado una vez que el anterior jefe del Estado dejó de recibir la asignación que le correspondía de los presupuestos…El presidente del Club Náutico de Sanxenxo es el anfitrión del monarca cuando acude a tierras gallegas. Se aloja en su casa, que nada tiene que ver con los grandes pazos de la zona y sí con un chalé familiar, donde vive el empresario con los suyos. Aseguran a Vanitatis que ni él ni el resto del entorno de 'los gallegos' (como se les conoce), entre los que se encuentran Juan Carlos Escotet, Mauricio Sánchez-Bella, José Luis Angoso, Tara Getty, Peter Dubens, Francisco Botas y Josep Cusí, el amigo leal y fiel desde hace medio siglo, participan en la asociación benefactora. Al menos por el momento”.
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?El rey Juan Carlos. (Limited Pictures)Hay, según cuenta P. Barrientos, otro listado de nombres que forman parte del entramado empresarial español y que ya se barajan como posibles contribuyentes una vez que don Juan Carlos tenga que salir por decisión propia o ajena del palacio de la Zarzuela. “Son amigos que han compartido los años gloriosos del anterior jefe del Estado y que ahora están dispuestos a echar una mano. Nombres como Alicia Koplowitz, los primos Alberto Cortina y Alberto Alcocer, el expresidente del Real Madrid y armador Vicente Boluda, Pedro Trapote, Miguel Arias o Manuel Piñera, presidente del grupo Scholtz, son algunos de los incondicionales que podrían estar en ese listado, siempre según fuentes cercanas al emérito. Todos ellos mantienen una excelente relación personal. El año pasado, Alicia Koplowitz junto con el añorado Javier Solana, su mujer, Concha Giménez, Plácido Arango y Cristina Iglesias compartieron una cena informal en un restaurante de Torrelodones, localidad cercana a Madrid. Cuenta una persona que conoce bien a las hermanas que ambas estarían dispuestas a contribuir al mantenimiento del monarca, si hiciera falta… Resulta imposible confirmar al 100% los nombres de estos empresarios que están dispuestos a ayudar al Rey, porque prefieren, al menos de momento, hacerlo desde la privacidad. Y, si hiciera falta un inversor amigo de fuera de España, los Fanjul estarían dispuestos a ofrecer sus mansiones en República Dominicana. Esta familia de origen cubano es propietaria de Casa de Campo, uno de los lugares donde hay mayor número de millonarios por metro cuadrado. Hace seis años, los hermanos Fanjul homenajearon al amigo real al bautizar una de las avenidas más importantes de la lujosa urbanización con el nombre Rey Juan Carlos I. Ese día, con la presencia del monarca, el empresario le dedicó unas palabras que acabaron con un reconocimiento de fidelidad: Tengo el privilegio de ser su amigo desde hace más de cuarenta años y mi familia y yo estaremos siempre a su lado” Como aseguran a Vanitatis, el Rey emérito no está solo: Hay amigos que estamos con él en estos tiempos de tormenta. Hay que separar su papel como Rey de todos los españoles y los actos negativos que ha podido cometer”.
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?“El emérito riéndose de todos”: las carcajadas de Juan Carlos I cuando se le preguntaba si paga impuestos.Tremending muestra cómo el anterior rey Juan Carlos I y ahora rey emérito Juan Carlos I fuera entrevistado por una periodista anglosajona en y le interpelaba sobre el pago de impuestos y los privilegios de ser rey. La respuesta es sorprendente, a la vista de los acontecimientos vividos en los últimos años. A la pregunta de si paga impuestos, Juan Carlos I responde: “¡Y cómo!”, no sin terminar entre risas con la entrevistadora. Investigado por presuntas comisiones en el AVE a La Meca y apuntado por haber regalado, según varios medios europeos, al menos 60 millones de euros a su examante Corinna, este tipo de frases han sentado mal en redes sociales. “¡¿No me dirá que, como cada español, usted intenta no pagar impuestos!?”¡, repregunta con algo de inquina la periodista. Y el monarca responde: “Yo no diría eso, pero probablemente...”, rompiéndose de la risa.
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?

Juan Antonio Molina recoge en “Monarquía, annus horribilis”, publicado en Nuevatribuna.es, que este año de 2020 tiene muchas posibilidades de pasar a la historia como annus horribilis. “El grand remonstrance contra el campechano rey emérito con su patriotismo castizo de dinero, sexo y arregostos de bon vivant, más propio de paleto nuevo rico, que de un jefe de Estado europeo, representa una sustantiva fragilidad para el régimen monárquico. Hombre el emérito de una absoluta simpleza intelectual, poco amante de la cultura y las expresiones artísticas, y de ambiciones y gustos elementales y, por consiguiente, con una comprensión del poder primitiva y nada compleja, con manifestaciones que van desde pegarle a su conductor por no detener el coche donde el emérito quería hasta concebir que L'État, c'est moi, con el epifenómeno mental de que al ser él, no el jefe del Estado, sino el Estado mismo, todo le está permitido y nada le es imposible. La crisis del régimen del 78 sufre una notable aceleración histórica con la falta de ejemplaridad del nada menos que mito fundante de la democracia posfranquista; atrás quedó el relato panegírico, sostenido por el aparato altoparlante del establishment, donde aparecía el emérito como el deus ex machina​ democrático, constructor de la modélica transición y freno del golpe de Estado del 23-F, aunque ahora resulte que la transición del franquismo al posfranquismo por imperativo biológico no fue tan modélica y las vísceras conspirativas del golpe no eran desconocidas para Juan Carlos I”…

¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?Exposición de ataúdes.

Y mientras la monarquía sigue debatiéndose por mantener a toda costa su buen nombre, pasamos a otros temas que no han dejado de revivir, como el negocio y los abusos sobre la muerte.  Así nos lo cuenta Esmeralda R. Vaquero en el reportaje “El negocio de la muerte sigue muy vivo”, publicado el pasado 23 de julio en CTXT. “Un día de finales de marzo, Alejandra C. (nombre ficticio) fue avisada telefónicamente por su familia. Su abuela, ingresada en una residencia de mayores, tenía síntomas de coronavirus, pero no podían trasladarla al hospital. Nadie le explica por qué. Al día siguiente, fallecía. Parcesa, la funeraria con la que la residencia trabajó, extendió a la familia una factura de más de 4.400 euros. El precio, además del ataúd y la incineración, incluía un concepto de ‘interior féretro especial’, de más de 325 euros. También figuraba un ‘equipo de desinfección’, por un importe de 450, que posteriormente sería íntegramente devuelto por el Estado. Y ni siquiera tuvo tanatorio. La crisis del coronavirus puso sobre la mesa múltiples cuestiones, entre ellas, los abusos perpetrados en el sector de la muerte. Estos, según indican personas afectadas, no son nuevos, pero el aumento de las cifras de fallecimientos los ha evidenciado”. Rosa Canela, integrante de Afectados Mémora, un colectivo que intenta sacar a la luz las irregularidades que han vivido con la mayor empresa del sector, cuenta con todo detalle: “Hemos normalizado precios muy altos por unos servicios en los que hay sobrecoste; entre lo que pagamos y el precio real de estos servicios hay un abismo”. A finales de febrero, este grupo empezó a dar a conocer sus denuncias y demandas en redes sociales. En marzo comenzó la odisea covid y, desde entonces, han recibido múltiples consultas y peticiones de asesoramiento: facturas desorbitadas, ataúdes envasados “al vacío”, conceptos ininteligibles, etcétera. “Se han reducido los servicios, no ha habido ceremonias, ni velatorios, y se han cobrado precios similares”, señala Canela. En el oligopolio de las funerarias, seis empresas se reparten 400 millones de ingresos anuales. Mémora, la más importante, gestiona 130 tanatorios, 28 crematorios y 23 cementerios. Hoy se contabilizan más de 20 millones de pólizas de decesos.

¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?   Varios operarios apilando féretros el pasado mes de abril, para trasladarlos del almacén de los Servicios Funerarios de Madrid en el Tanatorio M-30 durante la pandemia de coronavirus en Madrid.Esmeralda R. Vaquero cuenta cómo, a finales de marzo, aparecieron en varias televisiones testimonios de personas que aseguraban que las funerarias estaban obligando a usar unos “féretros especiales” debido al coronavirus, lo que aumentaba la factura. El 30 de marzo, el Ministerio de Consumo prohibía que los precios se incrementaran por esta enfermedad. Para Rosa Canela, la situación no es nueva. Ella también pasó por un trance difícil tras la muerte de su padre. “En el hospital nos dirigieron hacia Mémora; decidimos velarlo y hacer todo en casa y nos presionaron diciendo que teníamos que ir al tanatorio”. La familia terminó abonando más de 6.000 euros. Según les indicaron, al no acogerse al combinado “féretro-sala tanatorio” el precio subía. “Es desorbitado. Equivale a casi un año de pensión de nuestro padre”, apunta. Con un ingreso total de unos 400 millones de euros anuales, Parcesa, Funespaña, Albia, Servisa, Grupo ASV y Mémora son las principales funerarias del Estado. Esta última, propiedad de Ontario Teacher 's Pension Plan, es la más importante. En España gestiona 130 tanatorios, 28 crematorios y 23 cementerios. Las funerarias están bajo el foco de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que el pasado mes de abril anunciaba que investigaría a este sector, junto a bancos y fabricantes de geles hidroalcohólicos, por posibles abusos relacionados con la crisis del coronavirus tras las denuncias recibidas en un buzón específico habilitado al efecto. Al otro lado de la balanza se sitúan las pequeñas funerarias, los negocios familiares que van pasando de una generación a otra y que se ven perjudicados por este oligopolio. Aurelio Sánchez conoce bien este mercado. Trabaja desde hace años en una pequeña funeraria de Manresa y preside la Asociación Esfune, organización que busca “favorecer la liberalización real de los servicios funerarios, el apoyo y asesoramiento a los usuarios y la dignificación de la profesión funeraria”. Hasta él también han llegado múltiples informaciones de personas afectadas por los abusos de las grandes empresas del sector. “Un féretro de calidad media o media-alta nos viene costando unos 180 euros; aquí, en Cataluña, ese producto se vende después por 2.000 €”, explica. Para Canela, el propio concepto del ataúd en los casos de incineración le parece un sinsentido. “Es absurdo que te hagan pagar esa cantidad cuando esa caja se va a quemar”, apunta. “Aquí cabrían otro tipo de iniciativas, pero este negocio mueve demasiado dinero como para que se pongan en marcha”.
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?Las sombras del negocio de la muerte. 

Aurelio Sánchez asegura que la combinación de funerarias y aseguradoras de decesos es un cóctel perfectamente elaborado. “Los seguros de muertos, para hacerse cargo del funeral y el enterramiento, se generalizaron después de la Guerra Civil y hoy se contabilizan más de 20 millones de pólizas. La mayoría de las aseguradoras intentan que los familiares de los fallecidos encarguen todos los detalles a la funeraria con la que trabajan. Sin embargo, no existe ninguna obligación legal”. Además, denuncia Rosa Canela, nunca devuelven la amortización excedente. “Hay mucha gente que lleva pagando el seguro 50 ó 60 años, se abona mucho más de lo que va a suponer ese gasto, pero nunca te devuelven nada”. Santalucía y Ocaso acaparan la mitad del mercado de este tipo de seguros. Es habitual ver en las puertas de los hospitales a comerciales en busca de familias a las que ofrecer los servicios de su empresa. Incluso, se han llegado a conocer casos en los que personal de hospitales incitan a elegir una funeraria en concreto, en lugar de ofrecer el listado con la oferta de funerarias disponibles. En noviembre de 2016, la madre de Manuel Monterde falleció en el Hospital Sociosanitari Mutuam Güell, en Barcelona. Una sanitaria del centro, según contó Monterde en una carta del lector en El Periódico, le indicó que tenía que llamar lo antes posible al tanatorio de la funeraria Sancho de Ávila, en la capital catalana. Él le contestó que tenían un nicho en Santa Coloma de Gramenet, donde estaban empadronados y donde harían el velatorio, pero ella insistió en que la normativa marcaba que, al morir en Barcelona, ​​el cadáver debía ser recogido por esa empresa. “En ese momento de trasiego y pena y ante la rotundidad de sus palabras, fui incapaz de reaccionar y cuestionar lo que me decía (...). Actué de buena fe y fui a Sancho de Ávila. Mi madre estaba muerta... tenía que hacer todo lo que me decían por ella: ataúd, amortajamiento, traslado... Firmé las hojas que me pusieron delante. Tres horas después supe que podía haber elegido la funeraria que yo hubiera querido, pero en ese momento no sabía nada, estaba en shock”, recordaba en el diario. Tener que elegir este servicio y no otro supuso un sobrecoste de 5.000 euros. Monterde denunció ante la Autoritat de la Competència de la Generalitat. Hace un par de años la Administración le dio la razón e instó al Ayuntamiento de Barcelona a investigar el caso y a sancionar a las empresas funerarias por monopolizar el mercado.

¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?Un negocio en alza.

Desde 1997 el sector funerario está liberalizado por normativa europea. Así, la constitución de estas empresas no está sujeta a un determinado número de licencias por parte de los ayuntamientos, sino que pueden ofrecer sus servicios todas aquellas compañías que quieran optar a ello siempre y cuando cumplan determinados requisitos. Además, está garantizada la libre elección del servicio funerario, independientemente de tener contratado un seguro de decesos. “Debería ser un servicio público, gestionado por empresas públicas y sin comisiones. O al menos que fueran empresas con un control, que la administración limite precios, que haya una intervención real”, indica Canela. Entre los proyectos del equipo de gobierno de Ada Colau para su primera legislatura estaba incluido la creación de una funeraria pública para abaratar los entierros. En febrero de 2019, la oposición echó por tierra la propuesta de Barcelona en Comú. PDeCAT, Ciudadanos, PSC y PP votaron en contra. ERC se abstuvo. El consistorio de Manuela Carmena sí consiguió llevar a cabo una de sus promesas electorales: en 2016 remunicipalizó la Funeraria de Madrid, que había sido semiprivatizada en 1993 por el alcalde popular José María Álvarez del Manzano. perteneciente a Mapfre, pagó 100 pesetas (0,6 euros) por el 49% de las acciones.

¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?Tanatorio de la M-30.

Para abaratar los costes de los entierros, uno de los primeros pasos podría ser revisar el IVA del sector. España es uno de los países de la Unión Europa con el IVA funerario más caro. Además de por el elevado IVA, el alto coste se debe, según Sánchez, a que se otorgan contraprestaciones económicas y se pactan contratos de exclusividad y acuerdos entre funerarias, residencias de mayores y hospitales. “El coste de un servicio sencillo, pero con todo lo necesario debería rondar unos 2.500 euros. Y puede ser aún más económico”. Pero ¿qué ocurre si una familia no tiene presupuesto? Las funerarias ofrecen financiar el gasto, si se presenta la documentación necesaria. Financiación, eso sí, con intereses. Además, resulta llamativo que haya empresas públicas, como la Empresa Municipal de Servicios Funerarios de Madrid, que también lo ofrezca. Si el préstamo tampoco es viable, existen otras opciones. El ayuntamiento de la ciudad en cuestión se puede hacer cargo del sepelio, certificando la falta de ingresos; también es posible elegir una ciudad con costes mortuorios más económicos, donar el cuerpo a la ciencia u optar por la cremación. A finales de mayo la empresa valenciana Alfilpack dio a conocer sus ataúdes de cartón homologados para dar respuestas a las necesidades originadas por la crisis sanitaria. “El fallecimiento de un familiar es el peor momento para engañar de la manera que sea; estás desprotegida, herida, y confías en las personas que tienes alrededor”, denuncia Canela. “La comunidad siempre ha ayudado a acompañar en la muerte, y es algo muy alejado a lo que se está haciendo ahora. Antes, con las funerarias más de barrio era otra cosa; ahora es capitalismo salvaje”.Fotomontajes, imágenes y fotos sorprendentes:¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
El artista Víctor Balanguer concluyó en Sóller (Mallorca) el montaje de 226 paraguas de distintos colores, obra que sirve para dar sombra al centro de la plaza. Numerosos turistas, entre los que no se hallaba ningún inglés, fotografiaron el resultado de la instalación que emula un árbol con paraguas de color verde, amarillo, naranja y marrón. El ayuntamiento estudia exportar esta curiosa iniciativa, que tanto sirve para los días de sol como de lluvia, a otras zonas de influencia turística de Sóller y el Port.


¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte? Fotos de la publicación de Edmundo Dantés.
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?Francisco García Aguileta y la hija del rey. 
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?

“No, no podemos permitir que se vaya, es necesario que pase por los tribunales y sea juzgado por fraude y corrupción. Luego, que declare todo el patrimonio y page los impuestos desde 1973. Una vez resueltas esas cosas, se puede marchar pero sin ninguna asignación de dinero público”. (Antonio Casero).

¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?Felipe VI, un monarca que siempre apuesta por la innovación y modernización de España. Aquí lo vemos renovando su permanente compromiso con la Investigación, la Ciencia y la Tecnología. — en Madrid.
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?Leti, por favor.
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte? España y los ingleses.
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?Con la derecha. 'No es mi culpa tener la sangre Roja y el corazón a la Izquierda’. Wilsterman Zamora¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?El poder judicial.
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
La foto del año...No sobreviviremos solo del turismo. Para eso tenemos la corrupción y la especulación urbanística. Miguel A. Diaz Ibáñez 
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?Tus ojazos, sobre todo.
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte? Grandes navíos de vela.
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
El humor en la prensa de esta semana: Forges, El Roto, Peridis, Eneko, Manel F. Pat, J. R. Mora, Dávila, Atxe, Vergara…
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?Afrontar el rebote. ¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte? Centauros modernos.¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte? Nuestras costumbres.¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte? Esos son mis principios.
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte? La cartilla de Ayuso.¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?La moción de censura de Vox ¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte? Reparto de huevos.¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué es el rey emérito para tí?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
Pep Roig, desde Mallorca, dibujó: Lavacunamadre, Lógica, Un desplome histórico,  Yo mando, Menudo panorama…¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
¿Qué pasa con el rey emérito y con Felipe VI?... ¿Y con el negocio y los abusos de la muerte?
Los vídeos de esta semana:
Cuando el rey emérito Juan Carlos I exigía ejemplaridad a las personas con responsabilidad pública. Era el 24 de diciembre de 2011 y las palabras de Juan Carlos I en su mensaje de Nochebuena fueron pronunciadas, ya con la sombra del caso Urdangarin acechando. 11 de julio del 2013 El rey Juan Carlos en apuros (XIV): El rey de España no es ni campechano ni diplomático 16 de junio del 2014 La relación del Rey Juan Carlos con su hijo Felipe Periodista identificado y amenazado por la GC durante la visita de los reyes a Nafarroa. Los guardias civiles le retuvieron, le quitaron el móvil, no le permitieron guardar el vídeo, y le amenazaron con denunciarle por un delito grave de atentado contra la autoridad cuando cubría las protestas por la visita de los reyes españoles a Nafarroa el pasado lunes. La cultura, otra víctima del coronavirus  

Volver a la Portada de Logo Paperblog