Revista Economía

¿Qué son los modelos TC1 y TC2? Ahora modelos RLC y RNT

Publicado el 07 mayo 2021 por Código Con Sentido @codigocnsentido

Los modelos TC1 y TC2 son (o mejor dicho, eran) documentos usados para la realización de determinados trámites con la Seguridad Social. Por lo tanto, resultaban esenciales para la gestión de una empresa y la presentación de determinadas instancias. Por ejemplo, habías de presentarlos cuando tenías que justificar una ayuda concedida a tu entidad… Pero su denominación ha cambiado, y actualmente son llamados los modelos RLC y RNT. ¿Quieres saber más sobre ellos?

Qué son los modelos TC1 y TC2 (ahora llamados RLC y RNT)

Más concretamente, son boletines de cotización de carácter oficial, que requiere la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) para recaudar las cuotas o cantidades económicas derivadas de las contingencias marcadas por la legislación, que debe pagar la empresa. Las cuotas tienen que liquidarse cada mes, e ingresarse durante el mes posterior a su devengo. La TGSS es la encargada de la recaudación, aunque también pueden serlo sus entidades colaboradoras.

Tu empresa está obligada a presentar este tipo de documentación con una periodicidad mensual, incluso en los casos en los que no ingresas las cuotas en el plazo que marca el reglamento. Sin embargo, en esos casos solo puedes compensar las prestaciones por pago delegado; es decir, las que se conceden, por ejemplo, por enfermedades o accidentes. No puedes deducir la aplicación de beneficios como las bonificaciones o deducciones en la cotización.

TC1 y TC2: ¿Cómo se llaman ahora y cómo se usan?

Cómo se llaman ahora y cómo se usan

El antiguo TC1 es el RLC o Recibo de Liquidación de Cotizaciones, y el antiguo TC2 es el RNT o Relación Nominal de Trabajadores. Se usan en el Sistema de Liquidación Directa y en la coordinación de actividades empresariales, para asegurar que las contratas y las subcontratas dan cumplimiento a las obligaciones que marca la ley en relación con la TGSS. Estos ficheros entraron en vigor en el año 2015 a través de un sistema denominado [email protected]

Por tanto, los antiguos TC1 y TC2 ya no existen… Aunque muchas personas que trabajan en el ámbito de los recursos humanos y de las relaciones laborales se siguen refiriendo a esos documentos por sus nombres antiguos. Este tipo de trámites, al igual que los de otros impuestos y modelos que se deben presentar ante las administraciones, resultan esenciales para la correcta gestión administrativa de cualquier entidad.

El RLC registra el ingreso del dinero que una organización cotiza cada mes a la Seguridad Social. Deben figurar en él todos los empleados que correspondan a la liquidación de dicho periodo.

Por su parte, el RNT es solicitado por las entidades, y muestra las bases de cotización de los empleados. Proporciona datos sobre los trabajadores que gozan del derecho a bonificación, deducción o ambas, y con él las organizaciones están al corriente de las altas y bajas del personal que trabaja en ellas.

Digitalización de las Administraciones Públicas: TC1 y TC2, ahora RLC y RNT

Digitalización de las Administraciones Públicas

Pero, ¿cómo se usan? Gracias a la progresiva digitalización de la Administración Pública (ver más sobre transformación digital) y a los cambios en este tipo de trámites, estos documentos se entregan de una manera mucho más sencilla que antes. Además, la Seguridad Social obtiene una mayor información sobre el uso que haces de las bases de cotización para cada uno de tus trabajadores. El procedimiento es sencillo: del programa WinSuite32, que obligaba a tu empresa a enviar los formularios a la TGSS para que esta generara los pagos directamente, se ha pasado al SLD y al software Siltra.

Ahora la Seguridad Social compara la información que le envías cada mes con las comunicaciones que el sistema informático le ha ido proporcionando. Cuando el cálculo se confirma, la TGSS te envía los modelos RLC y RNT —antiguos TC1 y TC2—. Si quieres cumplir con todas tus obligaciones como empresario, deberás dominar estos conceptos y seguir las pautas adecuadas para usarlos correctamente.


Volver a la Portada de Logo Paperblog