Revista Cine

¿Qué ver después de las 50 sombras?

Publicado el 16 marzo 2015 por Proyectorf @Proyectorfant

Aunque aún no he visto el film 50 sombras de Grey, debo dar crédito al suceso por despertarnos el lado curioso, si se quiere, en materia sexual. Y no solo por la práctica en sí, sino por las ganas de indagar en los relatos audiovisuales que despiertan esa chispa que nos enciende, y de paso entender que en materia de romance no se debe dejar de jugar, de experimentar. En un estudio sobre el género, pregunte a [email protected] cuales son aquellas películas que estimulan el espíritu seductor, no solo romántico, sino ese lado del que no nos atrevemos a hablar en público, que nos lleva a un recreo mental y nos deja libres para que el cuerpo se exprese.

Luego de analizar " Que ver antes de las 50 sombras", aquí la parte más oscura del gris:

7 películas para ver después de conocer a Grey

Juegos Secretos (Little Children) 2006, dirigida por Todd Field.

¿Qué ver después de las 50 sombras?

En un barrio donde los convencionalismos ahogan a muchos de sus habitantes, una madre aburrida ( Kate Winslet) entabla amistad con un atractivo hombre ( Patrick Wilson) que se queda en casa mientas su mujer ( Jennifer Connelly) trabaja. A su vez, la comunidad vive aterrada por la presencia de un pedófilo recién salido de la cárcel. Un film que pretende evidenciar la represión conservadora, cargado de erotismo; basado en la novela Juegos de niños de Tom Perrotta. Candidata a tres premios Oscar, la cinta no consiguió ninguno.

Extraños placeres (Crash) 1996,dirigida por David Cronenberg.

Una noche, James Ballard (James Spader) estrella su coche contra el de Helen (Holly Hunter) y ambos son ingresados en un hospital. Lo sorprendente es que inmediatamente después del choque los dos experimentan una extraña atracción mutua. A partir de alli, la vida de James se precipitará hacia un mundo oscuro, prohibido, dominado por el peligro, el sexo y la muerte. Basada en la novela del mismo título de J. G. Ballard, causó una notable polémica en su estreno por su temática.

La profesora de piano (la Pianiste) 2001, dirigida por Michael Haneke.

Una profesora de piano (Isabelle Huppert) que vive con su madre, frecuenta cines porno y tiendas de sexo para escapar de su influencia dominante. Uno de sus alumnos (Benoît Magimel) se propone seducirla, sin saber que esconde una doble personalidad reprimida en su particular vertiente sexual. El film es una adaptación de la novela homónima de Elfriede Jelinek, obra destacada de esta autora que ganó el Premio Nobel de Literatura en el año 2004. También nos brinda una de las mejores interpretaciones en este durísimo drama cuya pareja consiguió en Cannes los premios de interpretación. Dos consejos: no es apta para mentes sensibles, y los que busquen morbo seguramente no encuentre exactamente lo que quieren.

Lucia y el sexo, (2001) dirigida por Julio Medem.

Lucía (Paz Vega) es una joven que trabaja como camarera en el centro de Madrid. Tras la misteriosa desaparición de su novio Lorenzo (Tristán Ulloa), un escritor, decide marcharse a la tranquila isla de Formentera. La libertad que siente allí la lleva a enfrentarse a los aspectos más oscuros de su pasada relación, como si se tratara de una novela... escrita por su novio. Las escenas de sexo marcan el pensamiento de Lucia y dada la cantidad, para EEUU se tuvo que realizar una serie B.

El último tango en Paris (Last tango in Paris) 1972 dirigida por Bernardo Bertolucci.

Un hombre(Marlon Brando) y una muchacha (Maria Schneider) se encuentran casualmente mientras visitan un departamento en alquiler en París. Un impulso de pasión se apodera de ellos y hacen el amor violentamente. Cuando abandonan el edificio, se ponen de acuerdo para volver a encontrarse allí, en soledad, sin preguntarse ni siquiera sus nombres. Por su alto contenido erótico, en su estreno, el film fue censurado por varios países.

Lolita (1997) dirigida por Adrian Lyne (1962, dirigida por Stanley Kubrick).

Humbert (Jeremy Irons) es un europeo culto, brillante y atractivo que se instala en una ciudad de Nueva Inglaterra como profesor. Una vez allí, se hospeda en casa de Charlotte (Melanie Griffith), una voluptuosa viuda, que ve en Humbert la encarnación de sus fantasías provincianas. Pero Humbert oculta una herida envenenada: el recuerdo de un frustrado amor de adolescencia. Por eso, Lolita (Dominique Swain), la hija de Charlotte, se le aparece a Humbert como la materialización de sus sueños. La película es una adaptación de la novela homónima de Vladimir Nabokov.

La vida de Adèle (Blue is the warmest color) 2013, dirigida por por Abdellatif Kechiche.

Adèle (Adèle Exarchopoulos) tiene quince años y sabe que lo "normal" es salir con chicos, pero tiene dudas sobre su sexualidad. Una noche conoce y se enamora inesperadamente de Emma (Léa Seydoux), una joven con el pelo azul. La atracción que despierta en ella una mujer que le muestra el camino del deseo y la madurez, hará que Adèle tenga que sufrir los juicios y prejuicios de familiares y amigos.

Como toda saga, no hay dos sin tres, seguramente tendremos otro conteo pronto con otra tonalidad del gris. Sabemos que son 50 las sombras, y vamos recién por 14 películas...


Volver a la Portada de Logo Paperblog