Revista Opinión

¡Que vienen los reyes!

Publicado el 04 enero 2015 por Santiagomiro
 ¡Que vienen los reyes!
“Uno, que ya no cree en casi nada de lo que predican los humanos –editorializa Punto Cero (noticias y ocio.es), plataforma editorial informativa–, vuelve a asistir, perplejo un año más, a la llegada de los Reyes Magos de Oriente a este Occidenteque vive con los ojos vendados la situación de tantos orientales que mueren de hambre o por la violencia de las guerras mientras otros de sus paisanos ofenden a las leyes humanas y hasta a las divinas con sus enormes derroches de dólares y petrodólares. De manera que si, años atrás, esta memez de los Melchor, Gaspar y Baltasarya aburría incluso a los niños que piensan en sus congéneres a los que la sociedad mata un año tras otro, que los hay, hoy ya ofende por su insensatez. Si no queremos mentir, engañar e incluso ofender la inteligencia de nuestros niños, que ya de tontos no tienen ni un pelo, habrá que decirles que esta sociedad es profundamente injusta, que los famosos Reyes Magos de Oriente son una leyenda un poco tonta, digna de un cuento de hadas. Y se lo tenemos que decir a pesar de que los científicos que coquetean, por la razón que sea, con el cristianismo, no paren de inventarse historias extrañas sobre el posible origen de la estrella que guió a los astrónomos aquellos hasta Belén para que adoraran al futuro salvador de la humanidad. Señores científicos, lo suyo no son los cuentos de hadas, recapaciten y déjense ya de memeces. Que se ahorren esas explicaciones extravagantes y que cuenten a sus hijos que sus regalos de Navidadse los hacen sus papis con todo el cariño y también con el esfuerzo de su trabajo, que, por cierto, con esa confesión contribuirán a que sus hijos les consideren mejor. Cosa que nos hace falta a todos los padres del mundo, después de haber colaborado a que ellos hayan venido a un mundo que esperamos mejorar entre todas las personas de buena voluntad”. ¡Que vienen los reyes!La infanta Leonor descubre a sus compañeros de clase que los reyes son los padres.
Benegra.cat publica que la infanta Leonor anunció a bombo y platillo a sus compañeros de clase que los reyes eran los padres. “La culpable en esta ocasión fue la infanta Leonor, que sembró el pánico entre sus compañeros de clase al declarar a los cuatro vientos que los reyes son los padres. Concretamente, sus padres”. La primera sucesora al trono español insistió en que “los reyes siguen siendo muy mágicos, ya que tienen mucho dinero y todo el lujo del mundo sin haber nunca trabajado”. En este sentido, aconsejó a sus amigos de la escuela que, en lugar de escribir la carta a los reyes, como lo hacían hasta este momento, se comunicasen directamente con ellos a través de vía WhatsApp o Badoo, que son las dos aplicaciones de móvil más utilizadas. Benegra recordó que la hija mayor de los reyes y la reina Leticia quiso dejar claro que todo lo que dijo era la verdad, hasta el punto de revelar incluso la identidad de los camellos de los reyes, que supuestamente serían sus tíos Elena de Borbón y Jaime de Marichalar. Finalmente, Leonor comentó que Pablo Iglesias le había mandado un correo electrónico en el que le avanzaba que, si Podemos ganaba las próximas elecciones generales, ella dejaría de ser familiar de los reyes para serlo del ‘Tió’. “Que me echarán afuera  a garrotazos, vaya. Una buena mierda”, resumió. ¡Que vienen los reyes!Los cuatro reyes juntos, en una misa privada, en la capilla del Palacio de la Zarzuela, con ocasión del relevo en la Corona.
Nunca se ha dado una situación así en la historia de España, con cuatro reyes representando la institución y trabajando para la Corona: Felipe VI y su esposa, la reina Leticia, Juan Carlos I y la reina Sofía. Ese fue el deseo de Felipe VI cuando Juan Carlos I anunció su deseo de abdicar y decidieron que después de casi cuarenta años de reinado don Juan Carlos debería seguir siendo rey. Cada uno de ellos, ocupando su puesto respectivo, pero sin dejar de cobrar y muy lejos de la mayoría de españoles que siguen en el paro, sin techo y sin sueldo. Con la duplicación de reyes, se ha querido apaciguar el debate entre monarquía y república. Quienes escatimaban méritos a don Juan Carlos por distintas razones, ahora los reconocen. Y, para colmo, dicen que la Corona y la imagen de la Monarquía han sufrido un cambio para bien que, hasta hace poco, era impensable. Dicen que, entre los reyes, hay un reparto de “trabajo” que supone un reparto de presencias. Que hay una suma de esfuerzos y que la presencia de cuatro reyes que ya existía en los juegos de la baraja española, les ha dado fuerza. Pero sigue sin resolver el drama de los casi seis millones de parados y continúa aumentando la corrupción de gran parte de nuestros gobernantes y el cabreo de quienes comenzaron un nuevo año con las mismas carencias y temores que terminaron con el viejo. ¿Acaso esta España que vive con cuatro reyes podrá soportar tanta irritación, mosqueo y contradicción que nos hipoteca el futuro? ¡Que vienen los reyes!El 'fake' de Time, con la Infanta Cristina que circula por Internet. Crisitina de Borbón, la hermana del Rey Felipe VI, se sentará a finales de este año en el banquillo de los acusados junto a su marido, Iñaki Urdangarin, y otros acusados, como su exsocio, Diego Torres, o el propio Matas, por varios delitos relacionados con la corrupción. Un tribunal deberá decidir si  condena a la hija de Juan Carlos I y la envía a la cárcel por ayudar a su esposo a defraudar a Hacienda a través de la sociedad Aizoon, utilizada por Urdangarín para desviar fondos obtenidos a través de la malversación de caudales públicos, cohecho o tráfico de influencias. Curiosamente, ni la Fiscalía del Estado, tan acostumbrada a sospechar casos de corrupción, ni la Abogacía del Estado, están dispuestas a acusarla. Urdangarin fue apartado de la Familia. Sin embargo,  su esposa, la infanta Cristina, sigue sin renunciar al trono.
¡Que vienen los reyes! Dicen que los reyes, que suelen venir del Oriente con obsequios, llegarán cargados de sacos carbón para los políticos corruptos, para los vendedores de promesas incumplidas, para los banqueros sin escrúpulos, para los empresarios que despidieron trabajadores y trasladaron sus empresas a otros países, para los defraudadores de impuestos… Y, como no van a tener suficiente carbón para repartir, les han aconsejado dar cursos de honradez y ética y despedir y condenar a los corruptos, con la obligación de devolver todo robado, hasta el último céntimo.
¡Que vienen los reyes! La historia de Juan Carlos I tiene muchos claroscuros y sólo el tiempo nos lo aclarará. Sobre el  mismo escribe, en Nuevatribuna, Emundo Fayanas Escuyer: “Diversas ONG y movimientos sociales acusaron al rey Juan Carlos de hacer de intermediario en la venta de armas a Marruecos, que posteriormente serían usadas para reprimir a los saharauis. También es conocida su relación con las familias reales de Oriente Medio, que se distinguen por ser regímenes autoritarios, como Arabia Saudí con una monarquía absoluta, que se rige por un sistema feudal y no libre”. En el año 2007, el periódico británico The Times criticaba “el lujoso estilo de vida de Juan Carlos” al que calificaba de play boy y al mismo tiempo lanzaba una durísima crítica a la prensa española por su acriticismo ante la figura real y la idealización que ha desarrollado durante todo su reinado. “Don Juan Carlos I hizo de intermediario con la dictadura militar argentina de Rafael Videla y el gobierno español presidido por Adolfo Suárez en el año 1976. También hizo de intermediario entre la dictadura argentina y grandes empresarios y banqueros entre los que se encontraría Emilio Botín padre, del Banco Santander. El Rey Juan Carlos I concedió, en 1978, al dictador Videla la Gran Cruz de la Orden del Mérito Militar y el Collar de la Orden de Isabel”. Asimismo, el príncipe Felipe fue nombrado en 1981 por la armada argentina, Guardiamarina Honoris Causi. En septiembre de 2012, el diario norteamericano The New York Times publicaba un artículo sobre Juan Carlos I “Un rey escarmentado que busca redención en España y su monarquía”. En dicho artículo cifraba “la fortuna de la Familia Real en unos 1.800 millones de euros”. Otras fuentes periodísticas extranjeras como la revista Forbes, que publicó sobre la fortuna de Juan Carlos I, cifró su fortuna en 1.790 millones de euros y aseguró que formaba parte del club europeo de las 400 familias más ricas. “Resulta paradójico que, en una democracia como se le supone a la española, tengas que acudir a la prensa internacional para enterarte de la vida real del rey Juan Carlos, mientras que aquí existía el más absoluto silencio. Mientras que la prensa internacional criticaba las formas y maneras del rey Juan Carlos, esta misma prensa criticaba a los medios de comunicación españoles por dar una imagen deliberadamente positiva de la monarquía e incluso algunos medios extranjeros han señalado su actitud como un auténtico culto a la personalidad, que nos recuerdan a los antiguos regímenes comunistas. Uno de los puntos más negativos del reinado de Juan Carlos ha sido la falta de libertad de prensa existente hacia una monarquía, que no quería aparecer como originaria del franquismo, y que como hemos visto viene de él…. Ante el fracaso del golpe militar, Juan Carlos I fue presentado como el salvador de la democracia por la prensa nacional. Sin embargo, existen muchísimas dudas que la realidad fuera como nos la han contado. Hay personajes como el general Armada, íntimo del Rey y parece ser una de las cabezas del golpe. Tendremos que esperar unos cuarenta años a que la CIA, el Departamento de Estado norteamericano, o los servicios secretos occidentales desclasifiquen toda la documentación que poseen sobre el 11 F, para saber lo que realmente sucedió”. ¡Que vienen los reyes!
Varios fotomontajes del presente y del pasado:
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes! Erlich: ¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
Otros autores de viñetas: Forges, El Roto, Peridis, Asier y Javier, Ferrán, Pat, Raúl Salazar,  Vergara, Indígoras y Pachi, Mel …
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!  ¡Que vienen los reyes! ¡Que vienen los reyes! Pep Roig dibujó en los últimos días del año 2014 y primeros del 2015: Año electoral: sálvese, Esperando la esperanza, Gestión del pasado, Desobediencia electoral y Hasta el próximo año.
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes! Adiós, Máximo.“Todos somos irreemplazables pero Máximo era dos veces irreemplazable”, destacó Antonio Fraguas, Forges,uno de sus amigos, el pasado domingo en el cementerio de La Paz (Alcobendas), rindiendo su último homenaje al dibujante. Máximo era “una persona muy inteligente y se sabía reír de él mismo; era muy divertido, contando cosas que le habían pasado”, añadió Forges, destacando su inteligencia, así como su “profundidad” y “una forma de estar en la vida absolutamente distinta y diferente” Manuel Vicent subrayó la inteligencia del viñetista: “Máximo, como su propio nombre indica, era máximo, irónico, divertido y, sobre todo, muy buena persona”. Paloma Segrelles le recordó como “un ser irrepetible” al que admiraba y con el que mantenía una amistad “de toda la vida”. “Más que un dibujante –dijo– para mí era un filósofo”. Nacido en Mambrilla de Castrejón (Burgos) en 1932, Máximo dedicó su vida profesional a la ilustración con un humor muy personal, caracterizado por su carga intelectual. Colaboró, entre otros periódicos, con El País, Pueblo, La Codorniz, El Correo Catalán yABC e hizo una defensa emocionada y emocionante de la democracia como sistema. “Yo –escribe O Colis – nunca había oído, ni he vuelto a oír algo tan rotundo hasta ahora mismo, cuando gritamos que creemos firmemente que cualquier sistema ha de pasar por el sentido de la responsabilidad de cada uno de nosotros y de la ciudadanía en general, unidos todos en proyectos estructurales y, a la vez, cercanos y por orden de urgencia. Él tampoco creía entonces en los partidos y en sus representantes, sino en la democracia participativa, en el control ciudadano de las instituciones y en la Acracia como horizonte horizontal, esa línea aleph inalcanzable que hace que nos movamos constantemente entre lo material y tangible”. ¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes!
¡Que vienen los reyes! Entre los vídeos que recomendamos, la representación simbólica (escenificación ajedrez) del advenimiento de la III República española y de la consecuente caída de la monarquía heredada del franquismo. Fue publicado el 19 de abril de 2013.

¡Que vienen los reyes!
Cuando escuchas música, múltiples áreas de tu cerebro se vuelven ocupadas y activas. Pero cuando tocas un instrumento, la actividad se vuelve más como “un entrenamiento” para todo tu cerebro y cuerpo. ¿Qué es lo que pasa? Anita Collins explica en este video los “fuegos artificiales” que se encienden en los cerebros de los músicos cuando tocan, y examina algunos de los efectos positivos de largo plazo del entrenamiento mental.

Crecer puede ser un camino lleno de baches y Riley no es una excepción. Se ve obligada a dejar atrás su vida en el Medio Oeste americano porque su padre encuentra un nuevo trabajo en San Francisco. Como todos nosotros, Riley se deja guiar por sus emociones: Alegría (Amy Poehler), Miedo (Bill Hader), Ira (Lewis Black), Enfado (Mindy Kaling) y Tristeza (Phyllis Smith). Las emociones viven en el Cuartel General, el centro de control de la mente de Riley, desde donde la ayudan a superar los problemas de la vida cotidiana. Mientras Riley y sus emociones se esfuerzan para adaptarse a una nueva vida en San Francisco, la confusión se apodera del Cuartel General. Aunque Alegría, la emoción más importante de Riley, intenta mantener una actitud positiva, el conflicto de emociones surge al tener que hacer frente a una nueva ciudad, una nueva casa y una nueva escuela. De un atrevido viaje en globo por encima de las nubes a una metrópoli repleta de monstruos, el director Pete Docter, ganador del Premio de la Academia® (“Monstruos, S.A.”, “Up”) ha llevado a los espectadores a lugares únicos y desbordantes de imaginación. En "Inside Out", la película original de Disney•Pixar, nos conducirá al lugar más extraordinario de todos: el interior de la mente.




También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :