Revista Cine

Que vivan los secundarios que le dan tanto nervio a las películas

Publicado el 26 noviembre 2013 por Cinehólico
Los secundarios y las secundarias son muy buenos actores y actrices pero, por alguna razón que sólo saben los productores, criterios de casting, tipología etc, terminan no protagonizando sino acompañando a los personajes principales.
Esto, que en principio podría jugar en contra, resulta benéfico porque muchos de los roles para segundones terminan siendo verdaderos "bocattos di cardenale" que los catapultan al estrellato, más aún, los secundarios trabajan toda la vida, o al menos un gran lapso de tiempo asegurándoles estabilidad.
Recientemente he visto a Judy Greer, de pronto muchos dirán, ¿pero quien es esa? Es la chica muy alta y pelirroja que sale muuucho en películas. La vi hace unos días interpretando el papel de la profesora que intenta ayudar a Carrie en el remake que realiza Kimberly Pearce, la directora canadiense que se hiciera célebre con Boys Don't Cry  y protagonizada por Hillary Swank. Aquí Greer hace el rol que en la versión de Brian De Palma interpretara Betty Buckley.
Al verla pensé en esto, como sale, como trabaja Judy Greer. Y recordé entonces a la gran actriz Thelma Ritter. Una desatacada intérprete que tuvo seis nominaciones al Oscar y aunque nunca ganó la estatuilla es recordada por sus inolvidables personajes.
¿Y que tal John C Reilly? Se sobra con personajes realmente ricos, matizados, y el con su capacidad los hace brillar.
Otro ejemplo: Marisa Tomei quien sorprendió al mundo al ganar el Oscar por una película X, Mi primo vinnie. Existe la leyenda urbana que probablemente hubo una equivocación al nombrarla. Competía con Vanessa Redgrave en Howard's End, Miranda Richardson (otra secundaria destacadísima que merece reconocimiento propio) en Damage, la australiana Judy Davies en Maridos y esposas de Woody Allen. Bueno, ganó la más joven y desconocida pero con el tiempo y todos los papeles que ha tenido, Tomei ha demostrado ser una de las grandes del celuloide.
El que viene  no tiene competencia, Harvey Keitel. Que tal la belleza que emerge de este salvaje en "el piano" con Helen Hunter.
Philip Seymour Hoffman. Aunque tuvo un protagónico  representando a Truman Capote y se ganó el Oscar, a mi me gusta más como secundario en casi todos sus papeles. La verdad, es mucho mejor el Capote de Toby Jones, otro súper secundario quien también interpretó a Alfred Hitchcock como lo hiciera Anthony Hopkins.
En la saga de Harry Potter hay grandes secundarios: la única Maggie Smith, el villano en casi todos sus papeles Gary Oldman, el adusto Alan Rickman entre otros.
Que vivan las secundarias y los secundarios que le dan tanto nervio a las películas.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista