Revista Baloncesto

Rafa Martínez decanta el estreno de la Copa

Publicado el 18 febrero 2010 por Toni_delgado @ToniDelgadoG

Rafa Martínez decanta el estreno de la Copa

Martínez, en el medio, intenta robar una pelota entre Oliver y Lofton -EFE.

 

Empezó la Copa del Rey de Bilbao y lo hizo con un encuentro muy pareja que acabó decantando un jugador del que se había dudado de su presencia hasta el último momento. Rafa Martínez (Santpedor, 1982) llegó con la preparación mínima, tras haber podido participar únicamente en el entrenamiento previo por una microrrotura fibrilar en el abductor de la pierna derecha. No lo acusó excesivamente el líder real del conjunto valenciano, héroe hace unas semanas con un triple al límite en la victoria ante el Barça y también capital en la jugada decisiva para clasificar al Power Electronics Valencia para semifinales tras ganar al Asefa Estudiantes por 75-73. Una acción polémica que Caner-Medley, el mejor de los estudiantes y del encuentro (24 puntos y ocho rebotes) defendió como ilegal, indicando con gestos que su barrido era legal y que la pelota no iba a entrar. El conjunto de Neven Spahija jugará el sábado (18.00 horas, autonómicas y Teledeporte) ante el vencedor del cruce entre el Barça y el Cajasol de Sevilla.

 

La alegría de Martínez, autor de 18 puntos, fue inversamente proporcional a las dos últimas posesiones del conjunto estudiantil. Casimiro buscó un ataque reposado, pero sus jugadores quisieron zanjar el partido con dos triples. Ni Lofton ni sobre todo Oliver pudieron concentrar a su técnico. El tiro de tres forzado del ex jugador del Power Electronics Valencia estaba lejos del aro antes de lanzarse: tiros de ese estilo, con el jugador desequilibrado y cayéndose, suelen ser más cuestión de la casualidad que de la causalidad.

 

El inicio de Perovic

 

El baloncesto es un juego que engloba diversos elementos: desde la eficacia y la puntería, hasta la picardía y la estrategia. Cuestión ésta última de los entrenadores, quienes, teóricamente, tiene que saber ver qué conviene más a su equipo. Spahija, por ejemplo, planteó al principio sus ataques buscando sin disimulos a Perovic, todo un valor seguro si no se carga rápido de faltas. El pívot serbio encontró y se trabajó canastas relativamente sencillas para alcanzó sus diez puntos, justo la máxima diferencia que acumuló su equipo (17-7 a los 6m 32s). El ritmo fue hasta entonces del conjunto valenciano. Hasta que Casimiro sacó a Gabriel, un jugador alto con cierta predisposición (y acierto) para anotar de tres.

 

La polivalencia de Gabriel hizo que Spahija sentase a Perovic y lo sacase por Lishchuk. Pero el cambió a quien fortaleció fue al Asefa Estudiantes: Oliver circulaba bien y rápido la pelota y encontraba sin problemas a Caner-Medley –tanto en la pintura como en las esquinas, exponente de polivalencia– y a Jasen (11 puntos), la piedra angular del equipo. El jugador que postea, defiende, ataca y, sobre todo, contagia de optimismo a sus compañeros. El jugador que revirtió la situación en cuanto salió por Suárez (cinco puntos), el mejor valorado nacional y cuya presencia resultó poco relevante. Jasen, como Martínez, también había sido duda, en este caso por un problema en el psoas ilíaco. Tampoco se le notó acartonado y desquició a sus defensores, tanto a Kelati como al propio Martínez.

 

Campo atrás de Lofton

 

Un mate de Caner-Medley puso en ventaja por primera vez al Asefa Estudiantes (20-22 a los 12m 55s). El preludio de un concurso de triples en toda regla y en el que Claver con más o menos acierto (3/7) quiso participar. Drafteado por Portland el curso pasado, el alero/ala-pívot actuó más de tirador que de ayuda en el poste bajo, pero apareció en los momentos clave: un triple suyo a un minuto del final puso el empate a 73 y la réplica del Asefa Estudiantes fue un campo atrás de Lofton. Por ahí, presionando, incordiando, estaba Martínez.

 

Se resolvió el partido con la jugada polémica del propio Martínez, pero ya se había puesto lo suficientemente tenso con una antideportiva más que dudosa de Gabriel a Claver: infractor eliminado, dos tiros libres y técnica a Casimiro por protestar. O lo que es lo mismo: posibilidad de cuatro puntos y posesión (64-64 a 4m 37s). El técnico estudiantil insistió en olvidar todo lo que había hecho su equipo para llegar con opción hasta el final: las transiciones rápidas, la aparición fogosa de Lofton (once puntos, dos triples en el tercer cuarto) y con la defensa como ineludible argumento en el discurso. Pero en el momento fundamental el Asefa Estudiantes no supo gestionar su ilusión para pasar la ronda. Se encontró con Martínez, vestido de nuevo como héroe del Power Electronics Valencia.

 


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas