Revista Infancia

Recomendación infantil: 'Berto lo ve claro' de Carlos Romeu

Por Carmen F. Etreros
Recomendación infantil: 'Berto lo ve claro' de Carlos Romeu
BERTO LO VE CLARO,
Carlos Romeu (autor e ilustrador),
Madrid, Macmillan infantil y juvenil, Col. Librosaurio, 2009.
Cartoné, 21x21 cm., 32 págs.,10.90 €.
ISBN: 978-84-7942-130-4
Ed. En catalán ISBN 978-84-7942-146-5
A partir de 3 años

Por Anabel Sáiz Ripoll,
especialista en Literatura Infantil Y Juvenil
Berto es un niño normal, así lo define el narrador, Carlos Romeu. Berto va al colegio, juega en el patio, tiene una familia hermosa y le gusta pescar y comerse lo que pesca; pero… por las noches sueña cosas raras, las pesadillas invaden su cabeza y hay algo que no lo deja estar en paz: sueña que es un niño “cabezota” que no se quiere poner las gafas, al que le pasan toda clase de calamidades por ese motivo.
Berto lo ve claro es, por así decirlo, un título simbólico o metafórico en el que el autor, haciendo gala de su sentido del humor e ironía fina, le lanza un mensaje al lector en que ver puede referirse al sentido de la vista, claro; pero también a esa especial percepción que nos hace entender, al fin, las cosas, que es lo que le pasa a Berto. Recomendación infantil: 'Berto lo ve claro' de Carlos Romeu Resulta que Berto tiene, aunque no se diga claramente, una especie de complejo y no se quiere poner las gafas hasta el día en que sueña lo que ya comentamos y, por fin, la mañana siguiente, ante la mirada asombrada de sus padres, hermano y perro, asoma en la cocina con las gafas puestas dispuesto a desayunar y suponemos que con un cambio de opinión ya que se ha dado cuenta de que les gafas le sirven de ayuda, no de estorbo.
El libro se destina a los neolectores, incluso la letra especial así lo indica y se puede definir como un relato de autoafirmación, que levanta la autoestima de quien lo lee y que nos hace ver que no es necesario sufrir, como Berto, que lo ve todo borroso, a cambio de presumir o de tratar de aparentar lo que no se es.
El propio Romeu ilustra su cuento, lo cual no es de extrañar, ya que Romeu básicamente es humorista gráfico, aunque también tiene una buena obra destinada al público infantil y juvenil. En este caso podríamos decir que el texto es el que complementa a los dibujos ya que, en estos, se concentra, pensamos lo más importante del relato, sin desmerecer, en absoluto, la historia escrita que es breve, muy directa y clara.
El pequeño lector o lectora pasará un rato divertido mirando los dibujos y leyendo ese texto medio disparatado que alude a los sueños y a las pesadillas y que ofrece personajes dignos de aparecer en “Alicia en el país de las maravillas”.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas