Revista Libros

Recomendación infantil: ' DURANGO, DURANGO' de Juan Kruz Igerabide y Mikel Valverde

Por Carmen F. Etreros
Recomendación infantil:  ' DURANGO, DURANGO' de Juan Kruz Igerabide y Mikel Valverde
DURANGO, DURANGO,
Juan Kruz Igerabide (texto),
Mikel Valverde (ilustraciones),
Madrid, Macmillan Infantil y Juvenil, 2009.
Cartoné, 56 págs., 150 x 210 mm., 7.90€.
ISBN 978-84-7942-484-8

Ed. Catalana ISBN: 978-84-7942-491-6
A partir de 8 años
Por Anabel Sáiz Ripoll,
especialista en Literatura Infantil y Juvenil
Durango, Durango es una divertida historia escrita por Juan Kruz Igerabide e ilustrada por Mikel Valverde. Los protagonistas son gallos y gallinas humanizados que viven distintas aventuras a cual más rocambolesca y disparatada, rozando siempre, podríamos decir, la caricatura.
Las situaciones y escenas que presenta Juan Kruz están llenas de alegría, de sentido del humor y de gracia porque nunca nos hubiéramos imaginado que unas gallinas, en apariencia, animales tan sosos y comedidos, dieran tanto juego como el que le dan, entre bromas y veras, entre acrobacias y coros, al autor.
El caso es que el gallo Pimpollo, que vive en Durango, País Vasco, se muere por la gallina de los sueños y decide ir a buscarla, aunque ello le cueste casi la vida, la fortuna o la angustia de separarse de su madre. En el otro Durango, en México, vive la gallina Lupita, una gallina hermosísima, hija de Guapalupe y Pancho, quien también sueña con un gallo azul (véase el paralelismo claro con el príncipe azul). Su padre, que es muy macho y está divinamente retratado por Mikel Valverde, le pone un ultimátum a su hija y ésta, ayudada por su madre, que es cantante de rancheras, abandona el hogar por un tiempo. Y es entonces, cuando el azar, une a Pimpollo con Lupita, aunque no será tan fácil, ya que se encuentran en el metro, en andenes enfrentados, lo cual provoca situaciones disparatadas. Sea como sea, Pimpollo recupera sus ganas de cantar y Lupita se siente feliz, aunque malvivan cantando y ocultándose de Pancho quien un buen día los encuentra y, de manera bien divertida, piensa que Pimpollo es bien macho y lo acepta como yerno. Parece que la historia termina felizmente, pero quizá… el niño lector, de 8 años en adelante, descubra que, a veces, las historias están condenadas a repetirse.
Durango, Durango es un libro distinto, que nos habla de los sueños, del azar, del destino, de que hay que luchar por lo que uno quiere, pero también nos presenta otras culturas, como la mexicana, aunque en su faceta tópica, buscada por el autor, sin duda. Las ilustraciones, con el trazo característico de Mikel Valverde, enriquecen, sin duda, el texto porque nos permiten ver a unos gallos y gallinas como tales, sin rostro humano, aunque actuando como humanos. Ahora bien, son dignos de ver los bigotes de Pancho. Curiosa simbiosis.
En suma, un libro alegre, disparatado y muy divertido.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas