Revista Internet

Reflexiones sobre la salud participativa

Por Fransanlag @fransanlag

Pues hemos llegado a la última entrada inspirada por el congreso de Medicina 2.0 en Maastricht. Una de las últimas ponencias importantes fue la del Profesor Doctor Bastiaan R Bloem, neurólogo y un excelente comunicador.

Disertó sobre la salud participativa de forma brillante; fue una de estas charlas que te dejan con la boca abierta, acompañadas por una excelente presentación y consiguiendo transmitirte sus ideas de forma que llegas a creer que son tuyas.

Entre otros conceptos interesantes, subrayó que [email protected] [email protected] conductores de la innovación en salud son [email protected] [email protected] del mismo: es a [email protected] a quienes debemos preguntar qué necesitan de [email protected] Digamos que es llegar más allá en la tan traída y llevada corresponsabilidad; no sólo te haces responsable de tu salud, sino que te haces partícipe activo en tu servicio de salud y te implicas en los cambios. Dejar atrás la visión paternalista en la provisión de salud y dejar de decidir por el pueblo pero sin el pueblo, son factores clave para el éxito. Haciendo un paralelismo con entradas anteriores, es similar a preguntarle a [email protected] [email protected] de un programa informático por los cambios del mismo si tenemos intención de que dicha aplicación se use adecuadamente… ¿quién mejor que [email protected] para decidir?

[email protected] pensarán que hacer eso sería muy difícil… ¡pero es que nadie dijo que fuera fácil! Y mucho menos puede tomarse como excusa para no intentarlo.

Este pensamiento me recuerda una frase de la charla con la que también estoy de acuerdo: “La Medicina no es complicada… [email protected] la hemos hecho complicada”, frase que acompañó con el siguiente ‘sketch’ de la película “El sentido de la vida” de los Monty Python -atentos al minuto 1:24-

…no haga nada, usted no está cualificada…”, para partirse…

Para no quedarme en el plano teórico… ¿qué cosas podríamos hacer?

Por ejemplo, dar a [email protected] [email protected] sitio en nuestras webs corporativas (a las asociaciones de pacientes, por ejemplo). Imaginad que la población tuviera la posibilidad de ser partícipe en la información que hay en nuestras webs, que se conviertan en algo más que un diálogo unidireccional y que se impliquen en un diálogo [email protected], profesionales y, ¿por qué no? [email protected]

[email protected] profesionales podremos saber mucho sobre enfermedades y tratamientos, pero nadie mejor que [email protected] [email protected] pacientes saben cómo se sienten en nuestros centros y cómo les afectan los tratamientos que les proporcionamos, por poner dos ejemplos rápidos. ¿Por qué no trabajamos [email protected] [email protected] en mejorar esto? Tenemos muchas herramientas para poder hacerlo… foros, wikis, blogs, vídeos… como decía en una entrada anterior; empecemos por algo simple, que ya irá creciendo y, si no funciona, que no nos desanime para probar cosas nuevas… si [email protected] [email protected] son partícipes [email protected], estoy seguro del éxito que tendrían estas iniciativas.

Si no lo hacemos [email protected]… iba a decir que alguien lo terminará haciendo, pero es que ¡YA SE ESTÁ HACIENDO! Ejemplo rápido: Patients Like Me -pacientes como yo-

Sentirse parte de una comunidad tiene un claro efecto beneficioso… cuán mayor sería este efecto si en esta comunidad estuviéramos implicados [email protected] profesionales que cuidamos de su salud, por no hablar de la increíble retroalimentación que recibiría el servicio de salud, procedente tanto de [email protected] [email protected] como de [email protected] profesionales, desapareciendo las barreras geográficas u organizativas.

Ya que el conocimiento generado estuviera estructurado y meternos en web semántica sería genial, pero… empecemos por lo pequeño, que ya creceremos… ¿nos animamos?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog