Revista América Latina

Reflexiones: Urge rectificar (III)

Publicado el 21 septiembre 2019 por Jmartoranoster

Antonia Muñóz

Escribimos este artículo con el efecto de la sorpresa que nos produjo la nueva jugada política del gobierno nacional como fue la firma de acuerdos con una fracción de la oposición. Como esta carambola es muy reciente no adelantaremos opinión sobre unos objetivos que no se conocen muy bien, aunque la búsqueda de la paz pareciera ser un gran fin De entrada, no tiene nada de extraño que el gobierno nacional intente el diálogo con cualquier fracción de la oposición que quiera hacerlo, siempre que sea pensando en el país y en la mayoría que espera un golpe de timón. A juzgar por la cara de felicidad de algunos de los voceros del gobierno, perciben que hicieron una gran jugada. El gobierno también ha expresado la disposición a continuar el diálogo con el resto de la oposición a través de la mediación del reino de Noruega. Veamos que dicen quienes parecen aglutinarse alrededor de Guaidó. Veamos que dicen los verdaderos jefes de Guaidó.
Uno de los acuerdos es que la fracción del PSUV se incorpore a la AN junto con los diputados de los partidos con quienes se firmó el acuerdo de paz. Falta saber cuál será la reacción de la mayoría parlamentaria de la oposición. Otro problema pudiera ser que los diputados afectos al gobierno quieran legislar en una Asamblea que está en desacato. Así es que salir del desacato pareciera ser la primera tarea, y quien lo logre, bien “desacatador” será. Cuando apareció esta figura se decía que Ramos Allup debía convocar a sesión y revertir la juramentación ilegal que había hecho de los diputados indígenas de Amazonas y Apure, sobre los cuales pesaba una sentencia del TSJ que había calificado su elección como fraudulenta. Ramos Allup terminó su mandato y le dejó el rollo a Julio Borges quien ni se dio por enterado. Al final la solución del gobierno fue la ANC, que de hecho durante más de dos años ha sustituido en sus funciones a la AN. Ahora resulta que salir del desacato como que era más fácil que” pelar mamón”. Consideramos bastante preocupante que se maneje con tanta ligereza la institucionalidad del país, porque eso crea muy mal precedente.
Todo el país espera que la polvareda que se ha levantado por el nuevo giro que ha tomado el diálogo entre el gobierno y la oposición, no esconda la calamitosa situación económica por la cual están atravesando la mayoría de las y los venezolanos, caracterizada por los inaccesibles precios de los bienes de primera necesidad, donde la hiperinflación tiene un buen componente de especulación. Ilustramos el sentir de la gente con un mensaje que está girando en las redes: hace 10 días un dólar valía Bs.26,000 y el precio de un cartón de huevos era Bs.60.000. Hoy un dólar vale Bs. 21.000 y el cartón de huevos vale Bs. 90.000. El pueblo razona con los comerciantes en estos términos: si el precio de los huevos subió por el alza del dólar ¿Por qué no bajan de precio los huevos cuando el dólar baja? ¿No cree el gobierno que esta pregunta se la debería hacer SUNDDE? Ya hemos señalado hasta el cansancio que los altos precios se deben, entre otras cosas a la alta dependencia del país de la importación de materias primas y de productos terminados, y también a la bajísima producción interna, incluyendo primaria. Obviamente esto nos hace dependiente del dólar, por lo que el juego perverso de dólar today y afines acabó con el valor de nuestro Bolívar que no ha tenido quien lo defienda con una acertada política monetaria, cambiaria y mucho menos fiscal.
Para no hacer el cuento tan largo, sólo queremos EXIGIRLES una vez más al gobierno nacional, que vigilen el precio de los ABA, porque impactan directamente el precio de los huevos, la carne de pollo y la de cerdo, por citar sólo las 3 principales proteínas cuya producción tiene una alta dependencia de los Alimentos Balanceados Para Animales. Vigilen el precio al cual los industriales compran el maiz amarillo producido en el país y el maiz amarillo importado. Vigilen el precio internacional de la harina y de la torta de soya, vigilen el precio al cual es puesta en el puerto, vigilen todo. Hay demasiado negocio con las importaciones.
Finalmente, no aceptamos que nos vayan a tener “bajeados” todos los días con la cháchara de la mesa de la paz ¡¡Bienvenido el diálogo con la oposición, pero está prohibido olvidarse de la la ineficiencia, de la corrupción y de la especulación!!
Guanare, jueves 19 de septiembre de 2019.  @lanegraantonia

Antonia Muñóz


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista