Revista Salud y Bienestar

Relatos de verano: El sanador

Por Doctorcasado

Miraba a los pacientes con atención plena. Tras escuchar su motivo de consulta y sus problemas escuchaba sus silencios, mucho más elocuentes. En ellos encontraba siempre la pista del diagnóstico.
La mayor dificultada estribaba en ir más allá, en acceder a la última causa y hacerla visible. Muchas veces el paciente no tenía el mayor interés en verla, no quería ir tan lejos. Tan solo buscaba solución a su problema físico... "no deseo nada más, muchas gracias".
El sanador callaba, contemplaba el vacío, y en él veía las necesidades no satisfechas, el deseo, el miedo, el horror... veía como en un espejo lo que todos los seres humanos tenemos más allá del silencio, el hato de paradojas que constituye nuestra levedad. Ahí somos todos terriblemente parecidos, lo que nos diferencia son los diferentes grados de afrontación de lo que hay, de lo que somos.
El sanador solía prescribir medicamentos, que a fin de cuentas era lo que en su cultura se suponía tenía que hacer. Pero hacía algo más. Decía alguna palabra, señalaba algún detalle  o tan solo evocaba alguna imagen en su mente. Sabía que lo más valioso que podía aportar al enfermo era su capacidad de ver más allá del velo que separa lo superficial de lo importante y hacer luz en lugares que no la habían recibido en mucho tiempo.
Nadie supo jamás lo que el sanador hacía, no hizo ninguna falta. Hay cosas que es mejor estén como están.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Relatos de verano: el doctor Juan Gelman

    El doctor Juan Gelman era célebre por su vehemencia. Tenía muchos enemigos tras una larga carrera en la que siempre dijo lo que pensaba y siempre escribió fiel ... Leer el resto

    Por  Doctorcasado
    SALUD Y BIENESTAR
  • Relatos de verano: el amigo de los mocos

    Salió a la sala de espera echando humo. Su cara desencajada contrastaba con su camisa estampada en diseños psicodélicos: "Esto no se puede aguantar, pero no os... Leer el resto

    Por  Doctorcasado
    SALUD Y BIENESTAR
  • Relatos de verano: La dermatóloga

    Salía bien en televisión. Su rostro proporcionado tenía esa rara cualidad de convertir en suavidad las inclemencias de la vida en lugar de en arrugas, rictus o... Leer el resto

    Por  Doctorcasado
    SALUD Y BIENESTAR
  • Relatos de verano: Ochenta y ocho años

    Doña Gertrudis y su marido venían del hospital, se apuntaron sin cita para contarle al médico lo del esguince. Este les escuchó y les pidió el informe para ver... Leer el resto

    Por  Doctorcasado
    SALUD Y BIENESTAR
  • Relatos de verano: El acuerdo

    Relatos verano: acuerdo

    Foto: Acta sanitariaLa reunión era del máximo nivel. Altos representantes de la profesión, la ministra y el presidente del gobierno. La foto sería histórica. Leer el resto

    Por  Doctorcasado
    SALUD Y BIENESTAR
  • Relatos de verano: La delegación

    Relatos verano: delegación

    Foto: Tercerainformación No sé porque se habrá armado tanto follón con lo de la delegación... tampoco era para tanto. Es verdad que dijimos que una delegación... Leer el resto

    Por  Doctorcasado
    SALUD Y BIENESTAR
  • Relatos de verano: El Alquimista Impaciente

    Relatos verano: Alquimista Impaciente

    Lo que quizá caracterice más nuestras inquietas vidas sea la impaciencia. Lo queremos todo ya y si es a la manera de los iconos que en este tiempo traducen el... Leer el resto

    Por  Doctorcasado
    SALUD Y BIENESTAR