Magazine

Réquiem por un medio rural aislado y olvidado

Publicado el 05 mayo 2014 por Vcorbacho

 

Réquiem por un medio rural aislado y olvidado zuera transporte viajeros pueblos las pedrosas gurrea ejea cinco villas carretera autobuses aragón ágreda automóvil

El autobús de línea abandona Las Pedrosas para seguir su ruta hacia Biel

Está en toda la prensa aragonesa: van a sacar a estudio la reorganización del transporte de viajeros por carretera en Aragón. Esto, en principio, debería ser una buena noticia porque se supone que ayudaría a vertebrar más este territorio nuestro, tan disperso y poco poblado, pero a la vista de la experiencia con la anterior reorganización, que consistió en eliminar servicios, no albergo esperanza alguna sobre que este maravilloso estudio ayude en absoluto a que los aragoneses puedan moverse libremente por Aragón con unos servicios de transporte por carretera a su altura.

Lo cierto es que el declive del transporte en Aragón no es sino otra parte del olvido al que se nos somete, primero por parte de los gobiernos centrales, y luego por parte del propio gobierno autonómico, fiel lacayo de aquél. ¿Cómo si no podemos entender que en comarcas tan extensas como Cinco Villas no haya ni un solo metro de carretera de la red estatal? Primero nos quitaron los trenes, luego sometieron al olvido nuestras carreteras, con actuaciones tan espaciadas en el tiempo que a lo que se quiere acondicionar un nuevo tramo de una carretera casi hay que reconstruir los anteriores, eso por no hablar del mantenimiento. A esto le siguieron los recortes en los autobuses, y para finalizar, ahora, acecha más incertidumbre sobre esta política de aislamiento del medio rural.

Y es que nuestros gobernantes creo que no entienden que el concepto de servicio público es eso, un servicio, y no una petrolera, es decir, que si no obtiene beneficios y sólo conlleva pérdidas, pero es necesario para la población, se presta y punto. La pena es que estos estudios sólo obedecen a las normas que dictan las empresas interesadas, y supongo que en el caso de Las Pedrosas, Ágreda nos la jugará, como pasó con la último reestructuración, enarbolando la bandera de la nula rentabilidad. Es ahí donde está el problema principal: hay que definir los servicios en base a las personas y el territorio, y luego ya veremos quién los presta, que seguro que interesados no van a faltar, y ya se preocuparán ellos de sacar rentabilidad, por ejemplo con vehículos más pequeños o modernos que conlleven menor gasto. Tal vez sea ahí donde la administración debería ayudar también al fomento de estos servicios, facilitando la adquisición a las empresas de estos vehículos. Lo que no podemos permitir es adaptar estos servicios al beneficio económico del transporte privado, porque al final, uno no entiende porqué un ciudadano de Valdespartera tiene a su disposición un tranvía pagado en parte por la DGA, mientras que un vecino de Las Pedrosas no tiene prácticamente disponibilidad para desplazarse a la capital de la provincia, y ya no digo a otros puntos, más allá de la cabecera de la comarca, porque según la DGA no es rentable. En este aspecto, para los vecinos de Delicias, por ejemplo, el tranvía tampoco es muy rentable que digamos, pero pagamos nuestros impuestos y nuestros billetes de autobús religiosamente.

No me gustaría que este Gobierno PP-PAR dejara a mi pueblo sin transporte, la verdad. Es más, yo creo que tienen la obligación de que todos los pueblos tengan al menos un autobús diario para ir a donde quieran, y me parece que no es tan difícil, porque realmente, en Las Pedrosas no queremos un autobús diario para ir a Zaragoza, nos bastaría con uno que nos acercara a Gurrea o a Zuera, y que allí se pudiera conectar con otros servicios de transporte, ya sean autobuses Huesca – Zaragoza, o trenes. Pero claro, a nuestros dirigentes, que no saben situar en el mapa a estos pequeños pueblos, no les podemos exigir estas cosas. Me gustaría que la señora Rudi fuera un día en autobús a cualquier pueblo de menos de 300 habitantes, y no le pido ni que vaya lejos, me vale con que vaya a uno cualquiera de los que están a menos de 70 km de la capital, que creo que es una distancia razonable tirando a corta. Ah, y al señor Biel también le invito a que haga lo mismo. No se puede legislar sin conocer la realidad, eso se llama despotismo, y creo que los primeros que lo hicieron no acabaron demasiado bien.

Y no es que mi pueblo esté en rincón abandonado del prepirineo aragonés, ni a la orilla de un río encañonado en un valle montañoso, ni que las vías de comunicación para llegar sean angostos pasos y desfiladeros con bandoleros asaltando camioneros, no. Las Pedrosas está situado en un enclave estratégico, lo mismo que queremos que sea Zaragoza para España, pero para su comarca, e incluso algún territorio cercano a nuestra comunidad. No en vano, hasta la construcción de puentes sobre el Ebro, Las Pedrosas era el nudo de comunicación y salida de toda la parte noroccidental de la provincia de Zaragoza hacia su capital. Se dice pronto.

Mientras tanto, entre coches oficiales y falsas esperanzas y palabrería sobre canfraneros que no volverán a circular nunca más, seamos realistas, nuestros pueblos, nuestra tierra, Las Pedrosas, las Cinco Villas, Aragón, agoniza encaminada a una muerte segura. Quizá forma parte de otro plan magistral de esos gobiernos centrales que tanto nos ignoran para acabar de convertirnos en un campo de tiro de norte a sur, total los aviones ya pasan sobre nuestras cabezas, sólo les falta dar al botón y soltar la bomba.

Esperaremos.

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog