Revista Libros

Reseña | Ella, él... y el danés, Ana Álvarez

Por Flordecereza @NovelaRomantica

Reseña | Ella, él... y el danés, Ana Álvarez

Cristina tiene ocupadas todas las horas del día. Trabaja de la mañana a la noche en una inmobiliaria, es acompañante turística y también oficiante de bodas en sus ratos libres. Eric es alegre, cariñoso y divertido. Vive entregado a su trabajo como fisioterapeuta en un hospital y a sus treinta y cuatro años no ha tenido ninguna relación seria.

Ambos se conocen a través de una página de Internet y el desafortunado malentendido que se produce en el primer encuentro ocasiona un enfrentamiento difícil de superar. La frenética actividad laboral de Cristina da lugar a un accidente que hace que sus vidas se crucen de nuevo.

Eric tendrá que recurrir no solo a su experiencia profesional, sino también a toda su paciencia e imaginación para hacerse perdonar por Cris y conseguir que olvide el desastre de la primera cita.

Link de compra en Amazon

Reseña | Ella, él... y el danés, Ana Álvarez

Leer la novela que traigo hoy reseñada ha sido un soplo de aire fresco y la experiencia más divertida que he tenido últimamente, pues con Ella, él... y el danés de Ana Álvarez he podido disfrutar con una lectura sencilla, pero con muchas notas de humor que han hecho que me lo pase genial con ella. Con este segundo libro de la autora que cae en mis manos he afianzado mi buena opinión sobre la misma, ya que consigue que el lector se sumerja en él sin ningún problema, con personajes con mucha chispa y algo que los hace diferentes al resto, en definitiva, unos protagonistas que te llegan muy adentro, ya sea para emocionarnos con su historia personal o simplemente para arrancarnos una sonrisa con cada una de sus ocurrencias. No obstante, no solo ellos invitan a seguir adelante, las situaciones que se presentan, la frescura de su narrativa o los diálogos rápidos e ingeniosos son algunos de los ingredientes que se ocultan en cada una de sus páginas y que vuelven totalmente adictiva la trama.

Cristina no tiene ni un momento libre a lo largo del día. Su incansable entusiasmo la ha llevado a trabajar de la mañana a la noche, así, no tiene bastante con su puesto en una inmobiliaria que también es oficiante de bodas los fines de semana y acompañante turística en sus ratos libres, vamos que no se aburre para nada. Su misión es ahorrar todo lo que pueda para realizar su viaje soñado a Escocia junto a su mejor amiga Amanda. Su frenética actividad laboral la tiene algo alejada del mundo de las citas, sin embargo, es algo que no echa de menos, pues no ha tenido mucha suerte en sus relaciones y no quiere que vuelvan a hacerle daño, ya que piensa que su manera de ser es la causante de su fracaso en el amor. Cris sabe que tiene una personalidad difícil, posee defectos evidentes y sus rarezas no ayudan a que la vean como alguien normal, no obstante, ella es feliz tal como está y no cree necesitar un hombre a su lado. De todas formas, el destino y la mano de alguien que la quiere mucho la ayudarán a que conozca a Eric, un fisioterapeuta de lo más atractivo pero que no parece haber empezado con muy buen pie con ella. Él será el único que la hará fantasear con una relación, aunque un pequeño malentendido y un primer encuentro algo tenso la llevarán a pensar que su suerte no ha cambiado para nada.

Eric es un hombre que lo tiene todo para gustar a las féminas, posee un buen trabajo en un hospital, es atractivo, alegre, cariñoso y con mucho sentido del humor, asimismo aún no ha tenido ninguna relación seria que le haga pensar en un futuro junto a alguien. Cansado de buscar y no encontrar ha decidido inscribirse en una página de Internet para conocer chicas, no obstante, su búsqueda sigue siendo infructuosa, pues ninguna le atrae como para iniciar un acercamiento, solo cuando ve el perfil de Cristina, una pelirroja muy guapa, siente que debe intentarlo a riesgo de recibir una negativa. Asimismo, se esforzará hasta la saciedad, intentando quedar para tomar algo y así conocer a la mujer que lo tiene intrigado con su forma de ser. Sin embargo, la que tendría que haber sido una cita de lo más normal se convertirá en una sucesión de malentendidos que acabará con ellos dos compartiendo un café y creyendo el uno del otro algo que no es, un enfrentamiento de lo más cómico que podría quedar en anécdota si no fuera porque la chica ni se plantea perdonar su metedura de pata. Un hecho que no hará desistir a Eric de su idea de seguir conociendo a Cris, pues sabe que es una mujer muy especial, solo tiene que hacer que olvide el error cometido y conseguir que lo vea como lo que es, alguien dispuesto a corregir un primer encuentro desastroso, y que le dé una nueva oportunidad.

De esta forma, con un encuentro poco ortodoxo y cargado de situaciones embarazosas, Cristina y Eric iniciarán un tira y afloja donde ella no querrá saber nada de él y éste hará todo lo posible por acercarse a la muchacha. Un divertido comienzo que se fundamentará en llamadas telefónicas y conversaciones donde ambos dejarán ver algo de su personalidad. No obstante, un desafortunado accidente de Cris la pondrá de nuevo frente al joven fisioterapeuta, pues la chica necesitará de su experiencia profesional para recuperarse de una mala caída. Así, logrará colarse poco a poco en la vida de la chica, su paciencia y su tesón lo dejarán aproximarse a una persona que esconde un corazón inmenso, repleto de amor y con muchas ganas de ofrecerlo a los demás. Día a día ambos compartirán secretos y confidencias, dejando vía libre a unos sentimientos que crecen por momentos, sin embargo, la chica no desea involucrarse en una relación que podría hacerle daño, el pasado todavía pesa demasiado y no quiere que de nuevo un hombre salga huyendo después de averiguar todo lo que esconde. Eric, por su parte, no sueña otra cosa que ser feliz junto a ella, con sus defectos y sus virtudes, sin cambiar nada de su forma de ser, algo que se presenta complicado, pero que no lo hará desistir en su idea de conquistar definitivamente a la muchacha.

Ana Álvarez me ha conquistado por completo, si me gustó ¿Solo amigos? ésta me ha parecido una completa delicia. Sinceramente lo tiene todo para gustar el lector, es una novela divertida, emotiva, romántica, con mucha frescura y completamente adictiva, pues una vez la empiezas no puedes dejar de leerla atrapándote sin remedio. Me ha encantado su prosa, ya que nos ofrece la sencillez y la cercanía con que la dota, una narración que completa a la perfección con sus diálogos chispeantes y sus notas de humor. Así, con una historia de lo más normal, tanto que podría estar ocurriendo en este mismo momento, nos plantea un romance divertido lleno de situaciones muy ocurrentes, alocadas y brillantes que hacen destacar a los personajes por encima de todo. Todos ellos nos ofrecerán la visión de personas comunes y corrientes, con sus problemas, alegrías y emociones, pues, tanto los protagonistas como los secundarios, derrochan autenticidad y realismo. Cristina y Eric son dos jóvenes que salen adelante como pueden, trabajan, tienen amigos y a ambos les falta esa persona importante que termine de completar su vida. Él está dispuesto a enamorarse, y lo hace cuando conoce a Cris. Ella, por su parte, tiene miedo a las relaciones, su personalidad hiperactiva y sus manías varias la hacen alguien que hay que entender, y por desgracia, no todos lo hacen. No obstante, los dos congeniarán muy bien después de solucionar los equivocaciones iniciales y juntos irán dando pasos hacia un romance tierno y apasionado, sólo el recelo de la joven podría ser un obstáculo para la relación, pero nada que no puedan superar unidos. Además de ellos dos, los secundarios no defraudan en la novela, Ana ha querido que haya otra historia, una paralela a la principal, de la que no voy a decir nada para no hacer spoiler, pero que me ha parecido perfecta y me ha dado la oportunidad de conocer a dos personajes que podrían haber sido perfectamente protagonistas de su propio libro. En definitiva, la autora ha vuelto a derrochar ingenio en una trama ideal con mucho humor, repleta de amor, pasión y con momentos inolvidables que han hecho que disfrute enormemente de su lectura y no me lo piense dos veces a la hora de elegir otra novela suya de nuevo.

Ella, él... y el danés de Ana Álvarez es una historia real como la vida misma, chispeante, ingeniosa y adictiva, una novela que no podrás olvidar porque una vez que conozcas a Cris y Eric querrás que se queden contigo, emocionarte con cada paso de su romance y descubrir como un divertido malentendido puede ser el inicio de un intenso y apasionado amor.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :