Revista Cine

Reseña: Recuerda aquella vez, de Adam Silvera

Publicado el 19 agosto 2018 por Alexisread @AlexisSt
Reseña: Recuerda aquella vez, de Adam SilveraTítulo: Recuerda aquella vez Título original: More Happy Than NotAutor: Adam SilveraEditorial: Ediciones Urano (Puck)ISBN: 9788496886612 Páginas: 352SINOPSIS: 
El Bronx, Nueva York, en un futuro no muy lejano. Aaron Soto, de dieciséis años, lucha por encontrar la felicidad a pesar de las cicatrices que arrastra, tanto físicas como emocionales: el suicidio de su padre, su propio intento fallido de abandonar este mundo, una vida de necesidades y, para colmo, la inquietante atracción que siente por Thomas, su nuevo y ambiguo amigo. Con lo fácil sería su vida si pudiera borrar las experiencias acaecidas en estos últimos tiempos y empezar de cero junto a su novia, Genevieve, y sus camaradas de siempre.
Afortunadamente, en el vecindario existe una sede del instituto Leteo, que ofrece la posibilidad de erradicar los recuerdos difíciles con un tratamiento revolucionario. Aaaron está dispuesto a olvidar a cualquier precio, sin saber que la felicidad y la infelicidad son dos caras de la misma moneda. y que el precio del olvido puedes ser demasiado alto.

OPINIÓN:Reseña: Recuerda aquella vez, de Adam SilveraMe gusta pensar que este libro puede llegar en el momento adecuado para más de una persona, ser de ayuda u orientación para pensar bien o mejor las cosas, y seguir lo que el corazón y mente mandan. Espero que quienes estén en una situación similar a la del protagonista, con dudas y problemas, logren encontrar paz y felicidad más pronto que tarde. No están solos.
Pues bien, las intenciones del libro son claras: dejar un mensaje y entretener. Ambas cosas las logra cumplir a lo largo de libro. Debo decir, eso sí, que la mitad del libro parece no suceder nada y se siente que se están leyendo banalidades, que si bien terminado el libro puede pensarse que sirvieron de algo, sí, sirvieron, pero pudo hacerlo más dinámico desde el principio, sin embargo parece que solo nos habla sobre los juegos de unos niños, cuando los personajes tienen 16 y ya no son niños, pero eso parecen; lo bueno es que la lectura es sencilla y rápida, si bien en la traducción española hay palabras que no entendí. Lo leí en dos días, cosa que no hacía desde hace muchos, muchos meses, y gran parte de esto es debido a la escritura. El mensaje es claro y lleva consigo más de una idea: acéptate, sé tú mismo y acepta quien eres, independientemente de si en tu familia o entorno social hay quien no lo hace o no lo hará, lo importante es que vivas tu vida sabiendo quien eres y qué es lo que te da felicidad, a final de cuenta vivir no es vivir si no ere feliz y estás cómodo con tu papel. También, que hay veces en las que uno por facilidad o miedos se sabotea a sí mismo, causando una serie de problema e infelicidad que luego pueden desembocar en cosas peores. Sentirse solo cuando se traen muchas cosas en la cabeza que hacen daño mental, es uno de los peores escenarios ya que eso puede desembocar en daño físico, y uno mismo no debería dañarse, de ninguna manera, por eso el libro invita a buscar ayuda con quien sea, se pueda o quieras acercarte. El camino fácil no siempre es el adecuado. Pero siempre hay esperanza, y se puede salir adelante.
Estoy seguro de que este libro no es para cualquier lector, por el tema que toca, si bien no debería causar problema en nadie, sí creo que muchos pueden aprender por lo menos una cosa después de leer el libro. Yo aprendí varias cosas, como por ejemplo, que todos tenemos o podemos tener problemas, y la manera en la que podemos ayudar a quien los tiene es escucharlo, luego si hay algo más en nuestras manos que podamos hacer, hacerlo, porque no se puede dar la solución en las manos a la primera. También, que si uno sabe quién es y lo que le gusta y no le gusta, que siga siéndolo, mientras no haga daño a terceros, por lo tanto, si alguien tiene gustos diferentes a los de uno, simplemente respetarlos, no quitarnos ni darnos, teniendo siempre el respeto de por medio. Sé que no todos tenemos a quien nos escuche y nos dé un buen consejo, pero si los tienen, aprovéchelos, y si no, sigan buscando, hay alguien ahí afuera dispuesto a ayudar.
Reseña: Recuerda aquella vez, de Adam SilveraReseña: Recuerda aquella vez, de Adam SilveraReseña: Recuerda aquella vez, de Adam SilveraReseña: Recuerda aquella vez, de Adam Silvera
 El giro principal de la historia si bien no es completamente obvio, sí lo es un poco, lo cual no lo hace malo, claro, al contrario, a mí me agradó y me dejó satisfecho, porque los errores nos enseñan y evitan que luego caigamos con la misma piedra. Lo importante de cometer errores es aprender de ellos y no solo encerrarnos en la amargura. Desde el momento en el que llega ese giro en la historia todo parece suceder deprisa, y es porque uno como lector ya sabe de dónde nació todo y sabe cómo podría continuar dependiendo de una u otra decisión del protagonista. Aaron Soto nos cuenta su historia, una historia que se forjó por querer tratar de ser quien no era, y por querer tomar el camino fácil, sin embargo, esto se pudo haber evitado habiendo recibido una atención diferente del padre y/o centrándose en el apoyo de la madre y el hermano, o tal vez no, lo interesante de la situación del libro y la situación de Aaron es que hay muchas variables y no todo está escrito de la misma manera para todos, por lo tanto el hecho de que el autor pudo darle dirección al protagonista, cometiendo errores y al final pudiendo aprender de ellos con sus consecuencias, me ha parecido algo bien logrado. Pero siguiendo con los personajes, la mayoría destacan de una manera u otra, excepto unos cuantos amigos de Aaron. Genevive me encantó, me recordó un poco a alguien, y la verdad es que el personaje de ella es fundamental por el simple hecho de mostrar tanta entrega hacía Aaron, demostrando también que el corazón elige y no hay quién le haga cambiar de opinión, y el ejemplo de Genevive y Aaron marca mucho ese pensamiento. Por Thomas, me dejó confundido, pero no puedo decir que no existan personas como él, puede que hasta yo lo sea, pero también hizo su parte y demostró que no porque seas sincero y cercano a alguien signifique que haya otras intención de por medio. Finalmente, Collin, sé que hay muchos como él, por situaciones de casa y sociales, no digo que esté bien, pero si para ellos lo está, supongo que no se tiene el derecho de decirles lo contrario; eso sí, no me agradó mucho.
Me agrada que no haya terminado con un final completamente feliz y perfecto, es un final realista en el que se tiene que vivir con las consecuencias, pero también deja en claro que aún con lo malo que pudiera quedar, necesitas ver el lado bueno de tu vida y centrarte en eso. Tratar de ser feliz.
Es un libro que para mí ha valido la pena. Tiene un inicio lento y no es la obra maestra en cuanto a narrativa, claro que no, pero por el simple hecho de querer darle un mensaje al lector, y lograrlo, me ha gustado y sé que lo recordaré.
4/5Reseña: Recuerda aquella vez, de Adam SilveraEdiciones UranoFacebook | Twitter

Volver a la Portada de Logo Paperblog