Revista Libros

Reseña | Siempre nosotros, Silvia Sancho

Por Flordecereza @NovelaRomantica

Reseña | Siempre nosotros, Silvia Sancho

Dos caminos que se encuentran otra vez.
Una estrella que vuelve a brillar.
Un reloj detenido en un tiempo maravilloso.
Dubái, Berlín, Tinduf.
El final de una historia donde el amor puede ganarlo todo.

Cuando acepté vivir como una nómada, en todas partes y en ningún sitio, no esperaba que fuera tan complicado. ¿Cómo iba a saberlo? No era consciente de dónde me metía en realidad, y tampoco me preocupé de averiguarlo. Me centré exclusivamente en lo que más quería: estar con él, solo nosotros, al margen del dinero, del estatus social o de las viviendas de lujo. Fue muy reconfortante descubrir que, más allá de mi burbuja, había un mundo de colores esperando que me abriera para recibirlo. Pero el mundo pudo conmigo. El mismo destino que nos unió acabó con todo lo que habíamos construido. Con todo excepto con la certeza de que siempre estaré enamorada de él, del hombre que hay detrás de esos deslumbrantes ojos azules, infinitos como el cielo: John.

Link de compra en Amazon ←

Reseña | Siempre nosotros, Silvia Sancho

Mayo nos trae el final de la bilogía La fuerza de los elementos de Silvia Sancho con el título Siempre nosotros , un desenlace muy esperado tras el cierre de la novela anterior, cargado de dolor, culpa y corazones rotos, un cóctel emocional que nos prometía un retorno intenso y desgarrador que por supuesto se ha cumplido de principio a fin, pues si en el primero el amor y la amistad cobijaban el espíritu de nuestra heroína Vega, en esta parte habrá amor, mucho y profundo, pero también tendremos recapacitación, perdón, madurez y paz a gran escala, liberando el corazón de miedos y pesares. Así pues, leer por fin esta esperada continuación ha sobrepasado todas mis expectativas dejándome asombrada con la evolución que se produce en los personajes y la riqueza emocional que cada uno transmite convirtiendo sus vivencias en mías, las cuales colmarán de belleza cada rincón de la trama, regalándonos escenarios deslumbrantes cargados de bondad y sacrificio que me enseñaron el verdadero significado de dar y ayudar.

Vega no soportó el dolor que ciertos descubrimientos le provocando y huyó, ahora meses después de la precipitada decisión se encuentra sola, lejos de su único gran amor, sin nadie a quien recurrir en medio del desierto trabajando como cooperante de una ONG saharaui, una labor que le ofrece la paz que perdió y que no fue capaz de recuperar tras tiempo desolada, deprimida y en estado de shock, pese a todo ahora se siente mejor, más humana y con las ideas más claras. No obstante, su corazón sigue sangrando por la pérdida de John, aquel que supo regalarle las estrellas, pero también sumergirla en un mundo que la asfixió y la apagó. Con lo cual, intenta abrirse a nuevas experiencias y sanar su corazón con el cariño de la gente del campamento donde vive, ayudándolos y ayudándose a avanzar. Con todo, la razón de su marcha y el abandono de su anterior vida va a reaparecer ofreciéndole la oportunidad de arreglar aquello que aún quema su alma, sin embargo, éste no le va a poner las cosas fáciles obligándola a ser más persistente y descarada, pero sobre todo a sincerarse con su gran y verdadero amor.

John abrazó la mayor de las dichas, el amor, un ascenso sin paracaídas que lo destrozó cuando todo terminó. Su corazón aún grita por ella, pero ya no es capaz de confiar y no le es posible perdonar. Por lo tanto, su vida continua aunque su espíritu se congeló en el pasado empujándolo a tomar una senda que nunca pensó seguir solo, no obstante, el destino y su sed de protección lo llevará a cruzarse nuevamente con Vega, en un escenario muy distinto a su primer encuentro, en un lugar donde ninguno tendrá el control exclusivo de lo que sucede, colocándolos en momentos tensos y extremos que dificultará un lo siento o una disculpa ante lo vivido y padecido, un reencuentro donde John dejará claro su falta de fe a lo que Vega le ofrece, cargado de espinas difíciles de arrancar.

De esta forma, John y Vega son pasado, nada hace posible una reconciliación, la confianza está destruida y la susceptibilidad que siente impide que éste perdone a una Vega arrepentida de su impulsividad, una dura realidad que sentenciará el corazón de dos entes nacidos para amarse. Sin embargo, el destino o sus subconscientes los llevará a colaborar y a acercarse como amigos, una amistad imposible por el fuego existente entre ellos, pero necesaria para la dirección de sus vidas, dos mundos separados por la falta de comprensión que se unirán para luchar por las injusticias y los más desvalidos, una ONG que necesita de su fuerza y valentía, por lo que pelearán por sacarlas adelante y ayudarlas a mejorar, además ese compañerismo y cooperación los llevará a abrirse y entregarse olvidando el ayer y pensando en el aquí y ahora, no como dos personas independiente sino como una pareja que comparte pasiones y sueños, creando una realidad donde solo ellos son los dueños de sus decisiones. Asimismo, Vega no desistirá hasta demostrar a su amado que siempre estará a su lado, el cómo será toda una sorpresa que desvelará la entrega de esta joven que huyó del amor para tocar fondo, poner los pies en la tierra y recuperar la valentía perdida tras intentar adaptarse a una existencia que no era la suya, pues en este complicado camino cargado de lágrimas, pérdidas y alegrías ambos hallarán la única senda a seguir, común para ambos con un hermoso desenlace que recordar.

Silvia Sancho nos hizo sufrir con la primera parte de la bilogía y como no podía ser diferente esta entrega ha logrado que el corazón me fuera a mil y mis sentimientos estuvieran completamente inestables. Vega y John me han hecho sufrir, pedazos de cabezotas que no dejaban en paz mi corazón, han jugado con nosotros haciéndonos vivir sus alegrías y tristezas, transmitiéndonos su historia de amor llena de fuego y pasión que solo con una entrega extrema y una absoluta lucha de voluntades seríamos capaces de ver en estado puro un romance como el suyo. Así pues, la novela arranca con su separación, cada uno por su lado, pero a miles de kilómetros de donde los dejamos en un país lleno de pobreza y necesidad que les enseñará el verdadero significado del amor y el perdón, un lugar lleno de belleza humana, pero también de miseria y corrupción que me caló hondo al igual que haría con ellos. Asimismo, veremos una evolución de nuestros protagonistas, Vega dejará de tener miedo de la entrega que enamorarse y amar conlleva y sabrá verse tal cual es sin metas imposibles ni huidas ante las dificultades. Por su parte, John comprenderá que el mundo es más que su trabajo, decidirá pensar en lo que le hace sentir bien olvidándose de las responsabilidades con terceros, además conoceremos mejor la empresa que dirige, la labor que realizan y el gran hombre que hay tras la fachada que alza, todo ello me ayudó a conectar con nuestra pareja protagonistas aceptándolos con sus neuras, miedos y meteduras de pata, sintiéndolos más humanos y cercanos. Igualmente, el cambio y evolución que se produce entre ellos los acercará y los complementará consiguiendo saltar los baches que surgieron en el pasado y recuperando la confianza que las situaciones y tragedias destruyeron abocándolos a un triste desenlace, todo lo opuesto del que encontraremos en este libro, el cual os animo a leer para que así podáis descubrirlo por vosotros mismos. Para terminar otro aliciente para leerlo es el repliegue de secundarios, si ya en la primera obra destacaron aquí nos cautivará mucho más, reiremos con ellos, sufriremos, maduraremos y conoceremos la sabiduría que los años y el dolor acarrean, momentos únicos que hicieron especial la historia de Vega y John. Finalmente, solo alentaros a leer esta bilogía en especial y la segunda novela en particular pues disfrutar de una pluma como la de Silvia, fresca y sencilla, no siempre es posible y esta novela tiene todo lo necesario para conquistarte y hacer latir a cien por hora tu corazón.

Siempre nosotros de Silvia Sancho es el desenlace perfecto para una historia llena de pasión, deseo y dolor, un abrazo al amor rodeado de miedos y perdones que no desistirá ante los nuevos obstáculos ni se esconderá una vez el futuro le ofrezca el final que siempre fue, pero que no pudo ser puesto que el siempre es algo que solo ellos conocieron.

Volver a la Portada de Logo Paperblog