Revista Libros

Reseña | ¿Solo amigos?, Ana Álvarez

Por Flordecereza @NovelaRomantica

Reseña | ¿Solo amigos?, Ana Álvarez

Ha pasado mucho tiempo desde que Susana, hoy convertida en una reconocida abogada de éxito, vio por última vez a Fran, su primer amor y el hombre al que nunca podrá olvidar.

Ahora que las circunstancias le instan a reencontrarse con él, la nostalgia del pasado acude sin remedio a su mente. Hace unos años... Susana era una tímida y poco agraciada alumna de Derecho obligada a sacar las mejores notas para no perder la beca que le permitía seguir estudiando. Sola y sin amigos, debido a su carácter, era considerada por todos "la empollona de la clase".

Su vida cambia drásticamente cuando en su segundo año de carrera tiene que realizar un trabajo con Fran, un guapo y rico compañero de estudios por el que siempre se había sentido atraída y quien ni siquiera se había fijado en ella jamás.

Link de compra en Amazon

Reseña | ¿Solo amigos?, Ana Álvarez

Hace ya algún tiempo FlordeCereza tuvo la suerte de leer a Ana Álvarez con su novela Miscelánea y resultó que salió encantada con ella, desde entonces no ha hecho más que recomendármela. Pues bien, gracias compañera porque con tu insistencia me has permitido descubrir a una escritora increíble y muy auténtica que sabe plasmar la vida misma en las páginas de un libro, ya que en él el lector se identifica al cien por cien con sus personajes y la historia que va creando. De esta forma hoy os traigo reseñado ¿Solo amigos? , el primer libro de su serie Amigos, pues he tenido la fortuna de que esta vez me toque a mi leerla, con el que me ha hecho que me enternezca con una trama sencilla, sin exageraciones, real y repleta de momentos especiales sobre la fuerza de la verdadera amistad y como ésta puede llegar a ser el principio de un amor romántico, ese que ilusiona, conmueve y te hace vivir todas esas emociones que te llegan al corazón.

Susana es una chica tímida y poco agraciada que por el rechazo al que se ha visto sometida en su etapa en el instituto se ha vuelto muy introvertida y a duras penas se relaciona con la gente. Ahora se encuentra en la universidad estudiando Derecho, algo con lo que siempre soñó y por lo que ha trabajado duro desde hace mucho, pues su situación económica solo le permite mantenerse ahí con una beca. Ella sabe que no es alguien especial y que, junto a su fama de empollona, tampoco puede considerarse muy popular, pero su deseo no es gustar a las personas, solo quiere que el rechazo del que ya fue víctima en su adolescencia no se repita de nuevo. Así, no sabe como abrirse a los demás, lleva ya dos años y no habla con sus compañeros excluyéndose ella misma, nunca ha tenido amigos y no sabe cómo ser sociable con los demás. Sin embargo, esto va a terminar cuando el destino ponga en su camino a Fran. Susana no puede creer que el chico por el que lleva sintiéndose atraída durante más de un año se haya ofrecido para incluirla en su grupo de estudio, es lo mejor que le ha pasado últimamente. De esta forma el joven se irá convirtiendo en un pilar fundamental en su vida, pues lo que comenzará como un simple trabajo universitario le dará la oportunidad a la muchacha de conocer la verdadera amistad, descubrir lo que se siente al formar parte de un grupo que te acoge y a experimentar el amor en todos sus sentidos, un sentimiento que, a pesar de sus inseguridades y todos sus miedos que la hacen ser precavida, le dará la posibilidad de vivir lo que siempre había soñado, una existencia plena y alejada de la soledad.

Fran es un chico alegre que disfruta de la vida todo lo que puede. Con unos padres que se lo han dado todo, no ha tenido que esforzarse para conseguir lo que quería, ahora estudia Derecho, pero sin mucha convicción pues todavía no está seguro de lo que quiere hacer en el futuro. Es verdad, que estar rodeado de cosas materiales no lo han hecho alguien feliz, lo que más desea, el afecto de sus progenitores, las muestras de cariño y las palabras de aliento, nunca lo ha tenido, se siente solo y solo sus amigos son lo más importante. Ellos son su refugio, esa pandilla que está siempre ahí cuando se les necesita, y, cómo no, su mejor amigo Raúl, con el que lo ha compartido todo y el que lo ha acompañado en todo momento. En el fondo es el típico universitario más interesado en pasárselo bien que en sus estudios, por lo que compartir grupo de trabajo con Susana lo ayudará a darse cuenta que con un poco de esfuerzo puede compaginarlo todo, el derecho puede ser interesante y esta chica va a hacer que él lo vea con otros ojos. Además, Fran descubrirá en la muchacha a alguien noble, simpática y un tanto solitaria que le tocará el corazón. Cree que la chica puede relacionarse con la gente, él la considera ya como una buena amiga y sabe que si los demás la conocieran de verdad la apreciarían sinceramente. Así, se pondrá una meta, incluir a Susana en su grupo de amigos para que no vuelva a repetir todo lo vivido en el pasado, no obstante, de la amistad al amor solo hay un paso, y él irá sintiendo algo cada vez más fuerte por ella, un sentimiento que no quiere dejar salir ya que su relación con la joven podría cambiar para siempre y lo último que desea es perderla.

De esta forma, poco a poco y sin ninguna prisa, la relación entre Susana y Fran irá avanzando hacia una amistad duradera, fuerte y sin fisuras, sin embargo, también se convertirá en una unión muy especial, pues al mismo tiempo seremos testigos de la culminación de un amor maravilloso, de esos que te hacen suspirar y soñar cuando estamos despiertos. Ambos comprenderán que lo que sienten no es un simple cariño, los sentimientos van más allá y dejarán de lado los fingimientos para aceptar que pueden vivir un romance muy bonito juntos. No obstante, y a pesar del apoyo de sus amigos y aquellos que han vivido desde el principio su historia, las circunstancias que se van presentando, los miedos de Susana a perderlo y las diferencias sociales pueden ser sus mayores obstáculos, barreras que podrían alejarlos definitivamente. Sin embargo, el suyo es un amor de los que no se olvidan, que a pesar de las dificultades o la distancia que pueda haber entre ellos consigue abrirse camino y solo necesitan una pequeña chispa para renacer de nuevo, algo que el destino se encargará de darles.

Ana Álvarez me ha fascinado con su pluma, pues su prosa ágil, sencilla y muy ligera hacen que el lector no pierda el ritmo de la novela en ningún momento, haciéndola adictiva y difícil de dejar. La trama podría definirse como una evolución de la relación que mantienen Susana y Fran, cómo su historia de amor nace a partir de la amistad y es esta la que afianza unos sentimientos que van haciéndose más fuertes con el paso del tiempo. Es verdad que la autora ha querido que se cuente como una retrospectiva, es nuestra heroína la que siente nostalgia por el pasado y comienza a recordar sus años universitarios, como todo lo vivido dio un giro a su vida y a su forma de ser, así pues, comenzamos en el presente y retrocedemos ocho años para saber cómo se desarrolló todo y el porqué de la nueva situación de la pareja. No obstante, volveremos al momento actual para saber el final de su historia, pues este no quedó escrito entonces. Así, el argumento principal es el romance que ambos tienen, como los va cambiando como personas y como la influencia mutua hará mella en cada uno. Además, la trama también nos habla de la amistad, la necesitad que tenemos de relacionarnos para crecer en calidad humana y aprender de los demás, cometer errores y darnos cuenta que los que siempre están ahí nos entenderán y perdonarán sinceramente. De este modo, con una narración simple y clara, Ana nos hace enamorarnos de sus personajes, todos ellos son muy reales, auténticos, con una complicidad muy especial, lo cual queda reflejado en los diálogos, que dan forma a un grupo de amigos que te hacen sentir que tu también perteneces a él, pues las emociones que comparten llegan a ser parte de ti. Por su parte, Fran y Susana llevan el mayor peso de la trama, es su relación la que se desgrana poco a poco, vemos a dos personas diferentes que congenian desde el principio, la confianza los va haciendo amigos, cómplices y, más tarde, amantes. Nos harán vivir el amor con ilusión, sufriremos con los momentos difíciles y nos conmoveremos con las muestras de afecto compartidas, una delicia para el lector que le guste lo romántico. Sin embargo, no serán los únicos que nos hagan sentir emociones, los personajes secundarios también destacan por su sensibilidad, su autenticidad y ese toque distintivo que diferenciará a cada uno de ellos, ya que protagonizarán alguna subtrama que encantará al lector, haciendo que quieras saber más de todos. Así, podríamos destacar a Raúl e Inma, una pareja que mantendrán una lucha constante con sus sentimientos, tendrán un tira y afloja que los hará plantearse una relación complicada, donde la amistad no ha arraigado aún y en la que dejarse llevar por lo que sienten podría hacerles mucho daño. En definitiva, una novela perfecta que nos habla de la amistad y el valor que tiene esta en las personas, como los sentimientos pueden cambiar para dar paso al amor y como este puede ser nuestra felicidad si estamos dispuestos a arriesgarnos.

¿Solo amigos? de Ana Álvarez es una preciosa novela donde conoceremos el verdadero significado de la amistad, amigos que alejarán la soledad y harán que los rechazos del pasado se diluyan, pero, ante todo, es una historia de amor repleta de sentimiento y ternura que harán de ella una lectura adictiva y difícil de olvidar.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :