Revista Libros

Reseña | Una cura para el alma, Mariam Orazal

Por Flordecereza @NovelaRomantica
Reseña | Una cura para el alma, Mariam Orazal

XI PREMIO VERGARA A LA MEJOR NOVELA ROMÁNTICA
DOS ALMAS ARROGANTES CONDENADAS A ENTENDERSE. ¿PUEDEN UN DUQUE Y UNA MUJER TRABAJADORA DEL LONDRES VICTORIANO SALVAR EL ABISMO QUE LOS SEPARA?

Paige Clearington ha cumplido el sueño que tenía desde niña: convertirse en doctora. Sin embargo, recién graduada en la Escuela de Medicina para Mujeres de Londres, tendrá que enfrentarse a un reto inesperado: curar bajo coacción al hijo del duque de Breighton. La difteria y los sentimientos que le inspira el padre de su paciente marcarán unos días llenos de temor, pero también de una insospechada ternura.

Maximilliam Hensworth lleva una vida retirada, rigorista, perfectamente cuadriculada. La repentina enfermedad de su hijo y la necesidad de aceptar que lo trate una joven doctora -la única persona que parece saber cómo salvarlo- pondrán a prueba su paciencia y también sus más profundos principios. La galena es insolente, altanera y terriblemente inadecuada, pero despierta en Max una pasión que creía haber olvidado.

¿Puede nacer el amor en los tiempos más inhóspitos? ¿Lograrán Paige y Max encontrar el modo de vencer todos los obstáculos que los separan?

Una historia llena de dulzura y emoción, ambientada en un Londres que no permitía a sus mujeres -ni tampoco a sus duques- ser libres.

Link de compra en Amazon ←

Reseña | Una cura para el alma, Mariam Orazal

Estos días he estado sumergida en las páginas de una novela preciosa que ha pasado a formar parte de mis mejores lecturas de este año, esta maravillosa obra es Una cura para el alma de Mariam Orazal , merecedora del XI Premio Vergara y una auténtica joya de la romántica histórica que podemos encontrar a día de hoy. Su sinopsis ya me atrapó cuando la leí por primera vez, sin embargo, haber podido disfrutar de ella me ha aportado mucho más de lo que me esperaba, pues la autora ha realizado un magnífico trabajo de investigación para plasmar una historia intensa y emotiva donde los personajes han captado toda mi atención. Una auténtica delicia en la que seremos testigos de una historia de amor apasionada entre dos personas pertenecientes a mundos muy distintos, ellos pondrán sus sentimientos por encima de las convenciones sociales, deberán luchar contra sus propios temores y no dudarán en arriesgarlo todo por una pasión que los unirá para siempre.

Paige Clearington es una mujer trabajadora que ha visto como su sueño de niña se ha hecho realidad, ahora es una joven doctora que tiene multitud de ideas para mejorar la situación de aquellos que no gozan de recursos. No obstante, sus planes tendrán que quedar aparcados cuando por casualidad se encuentre con el mayor reto que deba enfrentar en su carrera. El destino la llevará a atener al hijo del enigmático conde de Breighton, el pequeño ha tenido un desvanecimiento y lo que en principio parecía agotamiento por una gripe acabará convirtiéndose en un grave caso de difteria. Así, Paige se meterá de lleno en un mundo que no le resulta cómodo, ya que el duque no le dará otra opción cuando la coaccione para ser la doctora de su hijo. De este modo, la joven tendrá que luchar contra una enfermedad que está debilitando al pequeño, ella no descansará hasta conseguir una cura, sin embargo, compartir su tiempo con el padre de Matthew tampoco le pone las cosas fáciles, él es un hombre arrogante que la perturba y le hace experimentar emociones desconocidas, un problema que irá en aumento cuando la atracción entre ambos se convierta en un fuego que parece condenar sus almas al infierno.

Maximilliam Hensworth , duque de Breighton , ha visto como su equilibrado mundo se viene abajo cuando su pequeño hijo ha caído gravemente enfermo de difteria. Hace tiempo que lleva una vida perfectamente planeada, retirado de la sociedad que lo ve como un viudo que no ha superado aún la muerte de su difunta esposa, sólo se ocupa de sus negocios, sus responsabilidades como duque y la crianza de Matthew. Asimismo, toda esa tranquilidad se verá alterada cuando una joven doctora ponga frente a él la más cruel de las realidades, su hijo se muere y debe hacer lo más indicado para salvarlo, por lo que no le quedará más remedio que dejar en manos de Paige Clearington tan excepcional hazaña, algo que lo llevará a plantearse sus profundos principios y que pondrá a prueba su paciencia en multitud de ocasiones. Aquí será cuando comience una etapa de transformación para Max, la muchacha ha despertado su corazón con su actitud altanera y desafiante, ella es un soplo de aire fresco que desea tener cerca, no obstante, también es la mujer más inadecuada, alguien que difícilmente aceptarían sus allegados o que lo pondría en boca de toda la aristocracia.

Paige y Max comenzarán siendo enemigos enfrentados, dos almas arrogantes que creen tener razón en todo momento y que no planean doblegarse a la voluntad del otro, aun así, la enfermedad de Matt los obligará a entenderse para poder encontrar la forma de curar al niño. El duque sabe que la doctora es la única que puede salvar a su hijo, por lo que pondrá toda su confianza en sus habilidades y la obligará a residir en su casa para cualquier eventualidad. Paige, por su parte, se implicará totalmente en el proceso, la difteria que sufre Matt es una enfermedad que raras veces se cura, sin embargo, ella no dudará en remover cielo y tierra para salvarlo. Así, ambos tienen un objetivo común que los acercará y les permitirá conocerse un poco más, una relación que pronto comenzará a ser más intensa, pues una atracción tormentosa dará paso a un romance profundo que va en contra de todos los convencionalismos sociales, dos corazones que pronto sucumbirán al amor y que tendrán que defender sus sentimientos frente a quienes se niegan a ver más allá de las reglas. Max y Paige son dos personas muy distintas que no pertenecen al mismo mundo, un inconveniente que deberán superar pues el destino los ha unido por una razón y ahora ellos son los únicos que tendrán que romper las cadenas que les impide ser libres.

Mariam Orazal no me es una autora desconocida, ya he leído varias novelas suyas y todas ellas me han hecho disfrutar enormemente de una prosa elegante, cuidada y sumamente detallista. Me fascina su forma de narrar la historia, pues a pesar de estar contada en tercera persona no tiene ningún problema en que el lector sienta las emociones que están experimentando los personajes y la intensidad que se refleja entre ellos. Esta es una novela llena de ternura y emoción, pues la relación entre Paige y Max es apasionada, carnal e intensa, pero también refleja dulzura y amor, su entendimiento va más allá de lo físico y esa conexión que fluye entre los dos es lo que más me ha gustado de la historia. De esta forma, podemos decir que cuando conocemos a nuestros protagonistas veremos lo diferentes que son, el duque es un hombre que posee responsabilidades y se debe a ellas, tiene un aire frio que lo hace estar por encima de todos, además, su retirada vida no lo hace ser más sociable. Paige, por el contrario, es sencilla, posee honestidad y una luz que la hace ser especial, sin embargo, también es insolente, terca y muy arrogante, defecto que comparte con él y por el que chocan en multitud de ocasiones. Aun así, ambas personalidades encontrarán la manera de confluir, pues la pasión que nace entre ellos les irá cambiando, dulcificará el carácter de Max y hará que la doctora vea que por no pertenecer a la aristocracia no debe sentirse inferior, los dos son iguales cuando sienten y el amor que comparten es el punto de unión que los hará confiar en que desafiar las normas de la aristocracia es lo mejor que pueden hacer. Definitivamente, un romance lleno de altibajos que no tendrá las cosas fáciles. Además de ellos dos, también vamos a ver a secundarios muy buenos, perfectamente construidos y que han ayudado a la sucesión de la trama, no obstante, destacaría a Matt, el niño ha conseguido con su inocencia ser el vínculo que una a nuestra pareja, su enfermedad los acercará y quererlo por encima de todo les hará darse cuenta de lo fácil que es ser felices. También tenemos al conde de Redditch, el amigo de la doctora es un personaje muy interesante al que me gustaría conocer más, espero que la autora nos ofrezca una historia para él y ese secreto que carga. Para terminar únicamente me queda destacar la ambientación, Mariam ha conseguido situarnos en una parte de la historia donde la mujer es cada vez más independiente, aunque aún hay algunos que se niegan a verlo, Paige es doctora a base de esfuerzo y tesón, y con un título en las manos todavía tiene que demostrarlo. Ha seguido el ejemplo de otras y ahora ella es el modelo de las que están por venir, algo que lleva con orgullo y no descansará hasta ver cumplidos sus sueños de poder ofrecer consultas a aquellos que no tienen recursos. En definitiva, un libro precioso que no debéis dejar de leer, pues con él descubriréis una historia intensa y emotiva que os acercará a la pluma de esta genial escritora.

Una cura para el alma de Mariam Orazal es una novela preciosa con la que he disfrutado de una lectura adictiva en la que veremos la historia de dos personas muy diferentes condenadas a entenderse cuando la salud de un niño llega a ser la prioridad de ambos, un duque y una doctora que descubrirán una pasión arrolladora que los pondrá en el camino de un amor sincero, fuerte e intenso, capaz de salvar los obstáculos que surjan en su camino hacia una vida plena y feliz juntos.

Volver a la Portada de Logo Paperblog