Revista Cine

Reseñas videojuegos: Deus Ex Human Revolution

Publicado el 31 marzo 2012 por Juancarbar

Sigo con mi atareada decisión de viciarme a los mejores juegos del 2011 (mientras juego a otros jueguecicos que he ido dejando por el camino durante estos años).  Dejando de lado Skyrim por miedo a hipotecar mi tiempo libre, me puse con el que algunos medios consideraron como uno de los mejores del 2011: Deus Ex Human Revolution. El año 2011 ha sido muy prolífico en cuanto a buenos videojuegos se refiere: Portal2Deus Ex HR,SkyrimThe Witcher 2Uncharted 3Batman Arkham City, … lo cual nos alegra la vida a los jugones ofreciéndonos horas y horas de calidad y diversión.

Reseñas videojuegos: Deus Ex Human Revolution

Sin haber catado los juegos originales de la saga Deus Ex (intentaré remediarlo en cuanto pueda, que los tengo preparados en mi cuenta de Steam), me puse con la que es considerada la tercera parte. Siempre había oido que los primeros juegos, desarrollados por Ion Storm, están considerados como unos de los mejores de la historia y teniendo en cuenta que Deus Ex HR es una precuela de estos, qué mejor forma de empezar una saga. Los desarrolladores de esta nueva parte han sido Square Enix y al parecer han dado la talla haciendo un videojuego digno de una saga con tanto renombre.

La historia nos pone en el pellejo de Adam Jensen, un ex-policía que trabaja como jefe de seguridad en una de las empresas pioneras en implantes biomecánicos llamada Industrias Sarif. Un terrible ataque terrorista en la sede de la empresa dejará a Jensen hecho una piltrafa y medio muerto. Para salvarle la vida se verán obligados a reconstruir alguno de sus miembros (a saber cuales) implantándole mejoras biomecánicas. Una vez recuperado de sus mortales heridas, Jensen se pondrá manos a la obra para descubrir quién es el causante de tal bestial ataque y qué oscuro propósito tenía.

Deus Ex HR está planteado en un escenario futurista, muy al estilo cyberpunk, donde los humanos comienzan a juguetear con los implantes bióticos. Los nuevos avances tecnológicos abrirán una importante brecha moral en la sociedad que ocasionará grandes enfrentamientos entre los que están a favor y en contra de la mejoras. Cualquiera con pasta puede llegar a tener una fuerza descomunal, rapidez, agilidad, etc que le hará sobrehumano respecto a los demás. Un salto tecnológico de esta magnitud puede marcar una etapa de la humanidad.

Respecto a la jugabilidad, nos encontramos con un juego en primera persona salvo cuando nos ocultamos tras alguna cobertura, donde será el único momento donde veremos al protagonista. La peculiaridad de Deus Ex HR es que puede ser jugado baśandonos en la acción, como cualquier shooter al uso, o basándonos en el sigilo. De hecho, el juego puede terminarse completamente sin llegar a matar a nadie (aunque tendremos a nuestra disposición armas aturdidoras y sedantes para noquear enemigos) o a tiro limpio sin dejar títere con cabeza.

El gran trabajo realizado en el diseño de los niveles potencian estos dos estilos de juego hasta niveles insospechados, pudiendo llegar a zonas del mapeado por distintos caminos. Seremos nosotros los encargados de encontrar y elegir esos caminos para evitar luchas innecesarias. Pero no hablamos de niveles planos, si no que todos tienen una verticalidad impresionante que hace que sea una gozada perderse por el mapeado buscando distintas posibilidades de alcanzar una posición. No será de extrañar que veamos vídeos en youtube de zonas que no hemos llegado a ver nunca en nuestras partidas.

Y es que se nota que Deus Ex HR ha sido tratado con un mimo exquisito. Las ciudades futuristas (visitaremos Detroit y Shangai, entre otras) están cuidadas hasta el más mínimo detalle. Habitantes paseando por las calles, comercios, edificios, habitaciones, … todo ello recreado poniendo gran interés en pequeños detalles que otros juegos no tienen en cuenta. Por ejemplo, en una parte del juego estaremos dentro de un edificio de oficinas donde todos los trabajadores se han ido por patas, pues veremos mesas de trabajo sin recoger, cafés caídos, papeles por el suelo, todo ello ayudando a meternos en la situación.

Pero no todo son tiros y arrastrarnos por los conductos de ventilación. Otra de las partes más importantes del juego serán los minijuegos de hackeo. Como buen experto en seguridad podremos hackear varios terminales que encontraremos durante el desarrollo del juego. Si tenemos la habilidad suficiente y conseguimos superar la prueba, podremos alcanzar zonas de mapeado a las que antes no podíamos llegar, salas de armamento, desactivar cámaras de seguridad, etc.

La parte rolera de Deus Ex HR viene representanda por un árbol de habilidades, que aún siendo poco extenso, son las suficientes y necesarias para facilitarnos la vida durante las misiones del juego. Estas habilidades podrán incrementarse según vayamos consiguiendo experiencia, ganando poderes que sólo nuestros implantes pueden ofrecer: romper paredes frágiles, caer sin daño desde alturas, visión a través de las paredes, mejoras en nuestra habilidad de hackeo, étc…

También es destacable el cuidado que han puesto los desarrolladores en la creación de un mundo lleno de información. No sólo podremos encontrar dicha información en los diálogos , los cuales serán más que habituales, sino que también podremos deleitarnos leyendo periódicos con los últimos sucesos acontecidos (normalmente relacionados con nuestras acciones), libros, étc. Otro ejemplo del cariño que le han puesto al juego serán los e-mails que encontraremos en muchos de los terminales a los que accederemos, ya que nos contarán historias ajenas a la principal que enriquecerán nuestra experiencia jugable.

Pero no todo es perfecto en Deus Ex. Se nota claramente que los jefes finales han sido realizados por una empresa externa. Muchas veces da la sensación de que están puestos un poco de pegote y consiguen romper la experiencia jugable (sobre todo si mejoras a Jensen en sus habilidades de sigilo). Otro de los puntos que no me ha llegado a gustar demasiado ha sido la diferencia en calidad de las animaciones pregeneradas respecto a las in-game. Es increíble la diferencia que hay, dando a veces la sensación de un mal acabado, cuando éstas deberían incrementar el goce del aspecto visual del juego. Por último, quizás otro aspecto donde se puede atacar al juego es su paleta de colores sepia, que aunque ayuda a aumentar la sensación de que los parajes por los que nos movemos son lúgubres, termina haciéndose un poco monótono.

En definitiva, UN JUEGAZO que consigue una ambientación sublime, una historia con moraleja que puede que nos toque la patata y un héroe de lo más chulo que se ha visto desde hace tiempo. Totalmente imprescindible si te gustan los videojuegos de este estilo. Además, se puede conseguir ya muy baratito en tiendas, así que no tenéis excusas.

 Kikogolk

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas