Revista Viajes

Restaurante a taberna

Por Xurxo @RXurxo
Me habían dado muy buenas referencias de A Taberna , un lugar que te va a gustar, te llamará la atención, me repetían, cuando vayas y lo compruebes, seguro que lo subes al blog. Así que aprovechando una de las visitas a la bonita ciudad de las Burgas , y después de unas cuantas compras y como no, de disfrutar de unas cañas, por la zona vieja, nos fuimos dando un paseo en busca de A Taberna . Lo primero que nos llamó la atención, y si vais, supongo que a vosotros también, es que al llegar, os encontraréis la puerta cerrada y leeréis en un cartel LLAMAR AL TIMBRE . En ese momento me acordé de una conversación que había tenido hacía unas semanas, de restaurantes clandestinos en Barcelona , restaurantes que se esconden tras otro negocio. Un toque de exclusividad, el tener que llamar al timbre para poder entrar. Después de esta primera sorpresa, nos atendió una amable camarera, al decirle que íbamos sin reserva, nos acompañó hasta una de las mesas que estaban situadas al fondo del restaurante. Un local muy coqueto, situado en los bajos de una antigua casa de piedra restaurada. Con una línea tradicional, muy tranquilo. Una muy cuidada mezcla de madera y piedra, destacando una vidriera en el techo, consiguiendo un ambiente muy acogedor. El restaurante cuenta con dos salones, uno más grande que el otro, nosotros estábamos sentados, en la parte final, más estrecho y alargado. Llama la atención la vidriera que está en el techo. Después de que la camarera nos acompañara a la mesa, la maitre nos trajo las cartas y, siguiendo el buen trato, nos comento lo que tenían a mayores fuera de carta. Debimos llegar a eso de las dos de la tarde, y el local estaba practicamente vacío, pero en un período corto de tiempo, escuchamos el timbre no se cuantas veces, el local, estaba casi lleno. Mientras esperábamos a que nos sirvieran los platos, nos obsequiaron con un pequeño cazo de fabada. Es de agradecer estos pequeños detalles, hacen la espera más llevadera, y ya no hablamos si llegas con hambre...... El menú elegido en esta visita a A Taberna , fue de primero caldo gallego, que sin ser el de la aldea, y para ser justo, no estaba malo, quizá algo "lavado" para mi gusto, una tosta de pan Cea, con pimientos asados y ventresca de bonito, que estaba realmente buena. Seguimos con un entrecot al roquefort y otro a la pimienta. De lujo, carne en su punto, sabrosa, muy rica. Para beber, una botella de JoaquÍn Rebolledo , pero fue una botella de 3/8, ideal para uno sólo ya que a mi acompañante no le apetecía vino. En esta ocasión, no fuimos golosos y no atacamos a los postres, y eso si, os puedo asegurar, que los que vimos pasar por el salón, tenían muy buena pinta, nosotros pasamos directamente a los cafés. En mi opinión, al ser un local algo pequeño, y no tener ventanas, creo que es un local mejor para cenar que para ir a comer. A Taberna estuvo a la altura de las expectativas creadas, nos gustó mucho, desde luego que ya está en la lista de mis restaurantes preferidos, y ya es uno de mis fijos en mis visitas a Ourense. No es un sitio, donde se coma económico, pero la relación calidad-precio-servicio es acorde. UBICACIÓN: en la zona vieja de Ourense Rúa Julio Prieto, 32, 32005 Ourense 988 24 33 32 http://www.ataberna.com/

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista