Revista Opinión

Restituyendo el sentido a un maravilloso poema

Publicado el 01 enero 2012 por Romanas
Restituyendo el sentido a un maravilloso poema
Con esa generosidad que es su esencia, bemsalgado, sin indignarse, ni siquiera molestarse por el sacrilegio cometido por mí con el maravilloso poema de Gedeao, al permitirme utilizar el traductor automático de Google, me remite una traducción del portugués, hecha en este caso como Dios manda, que yo me apresuro a insertar aquí, para deshacer, sabiendo que ello es imposible, el terrible desaguisado:
Dez réis de esperança.
Antonio Gedeao
Si no fuese esta certeza
que ni sé de donde me viene,
no comía, ni bebía,
ni hablaba con nadie.
Me acuclillaba a un rincón,
en lo más oscuro que hubiese
llevaba las rodillas a la boca
y viniese lo que viniese.
No fuesen los ojos grandes
del ingenuo adolescente,
la lluvia de plumas blancas
cayendo impertinente,
aquel desconocido rostro,
pintado en tonos de acuarela,
que sueña en el frío encostro
del vidriado de la ventana,
no fuese la inmensa piedad
de los hombres que no crecieron,
que oyeron, vieron, oyeron,
vieron, y no entendieron,
esas máscaras selectas,
antología del espanto,
flores sin tallo flotando
en el llanto del desencanto,
si no fuese el hambre y la sed
de esa humanidad exangüe,
roía las uñas y los dedos
hasta hacerlos sangre.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossiers Paperblog