Revista Series

Review: American Horror Story 1×01 Pilot

Publicado el 09 noviembre 2011 por Itoldyouso

American Horror Story, serie de la que os hemos hablado en varias ocasiones en el blog, llega a España de mano de FOX. Desde aquí haremos reviews de sus caóticos y sorprendentes episodios, comenzando en este caso por el maravilloso piloto de la serie.

american horror story logo review series

1x01 Pilot

La historia comienza en 1978. Un “cold opening” que se encarga de ponernos en situación. Dos gemelos irrumpen en una casa para desvalijarla, avisados por una pequeña niña con Sindrome de Dawn de que van a morir dentro. Una vez dentro pasa lo esperable, entre bates y roturas de lámparas descubren un sótano repleto de botes con miembros humanos, animales en formol y bebés en conserva. Todo un botín que no dudan en destrozar para acabar siendo atacados por lo que parece ser un niño demoníaco.

1 review series
“You’re gonna regret it”

Esta introducción nos deja claro que la serie no va a estar exenta de sangre y muertes, cosa esperable para el género, y que Murphy va a explotar esto al máximo.

Ya en la actualidad, Vivien (Connie Britton, Friday Night Lights) descubre a su marido en la cama con una joven, hecho detonante de la serie que da paso a los títulos de crédito más perturbadores que se han podido ver en años. Música (o algo así) tétrica acompañando fotos vintage y miembros mutilados en conserva. Juzgad por vosotros mismos.

Tras el desliz de Ben (Dylan McDermott, El abogado), el matrimonio decide mudarse con su hija Violet a Los Ángeles, donde compran una mansión, con su sótano, sus cristaleras… y su sótano reformado y sin la presencia de la colección de miembros en formol que antaño completaban las estanterías. Aún avisados de que los anteriores dueños murieron en el sótano de la casa, deciden comenzar allí su nueva vida.

Y la nueva vida trae nuevos retos Violet (Taissa Farmiga) encontrará el primero en la falta de conexión con sus compañeros de instituto. Tipicas peleas adolescentes que terminarán con un final algo diferente… Mientras Vivien conoce a sus nuevas vecinas Constance (Jessica Lange) y Adelaide (Jaime Brewer) , una joven con síndrome de Down con tendencia a colarse en la mansión y advertir a la pobre Vivien (pobre, porque lo que tiene que aguantar esta mujer no es normal) de que va a morir. Jessica Lange encarna el personaje más perturbador de la serie, con una actuación digna de todos los premios que puedan otorgarse en este mundo.

2 review series
“Soon after came the Mongoloid”

Tate (Evan Peters) se nos presenta como un nuevo cliente de Ben (psiquiatra de profesión), un adolescente perturbado que tiene visiones de si mismo asesinando compañeros de clase. Pronto veremos como Tate conecta con Violet, y la convencerá para que acabe con las amenazas de su compañera de clase. Atraerla a su casa con la promesa de drogas y asustarla en el sótano, algo que acabará con un ataque del pseudo-humano con forma de niño que deja una bonita marca en la cara de la joven.

Tras unos días viviendo en la casa, Moira (Frances Conroy / Alexandra Breckenridge), la anterior asistenta se presenta en la casa para ofrecer sus servicios. Un personaje extraño con dos puntos de vista diferenciados: aparece como una anciana a ojos de Vivien, pero como una joven atractiva para Ben, dualidad que pronto causa dudas en Ben al ver sus contoneos y falta de ropa en su trabajo diario… y el deseo de infidelidad que esto traerá consigo.

3 review series
“I didn’t tell when you saw me playing with myself the other day”

Los problemas con las vecinas continúan, cuando Vivien piensa que Adelaide ha vuelto a entrar en su casa para asustarla (los gemelos haciendo de las suyas consiguen asustar a cualquiera) y habla con Constance para solucionar el problema. Solo acaba en amenazas de no volver a tocar a su hija en ninguna ocasión.

Una discusión acalorada (y muy correcta en actuación) del matrimonio, nos muestra parte de la reconciliación (sexo mediante) tras los baches que sufre el matrimonio. Este acercamiento es lo que introduce la escena más bizarra del episodio. Un ente enfundado en látex/goma/vayaustéasaber practicando sexo con nuestra protagonista, que en todo momento piensa que se trata de su marido (nada más lejos de la realidad). Ben, hipnotizado quien sabe si por la casa o por la sospechosa vecina, vaga por la casa mientras el hombre de goma hace de las suyas. ¿Cómo acaba esto?. Pues como era de esperar, en un embarazo que bien sabemos todos tiene más de sobrenatural que de marital.

4 review series
“Come on, I can be kinky”

Mención especial a Denis O’Hare, que vuelve directo desde la perturbadora True Blood para encarnar a un antiguo habitante de la casa que, hechizado por esta, la hizo arder en llamas con toda su familia dentro. Su cara deformada dará mucho que hablar, así como las advertencias acerca de la casa, pero esto será en próximos capítulos.

Tan sólo con probar la serie, estaréis sedientos de más y más, y es que si algo consigue es atrapar con todos los personajes y que crece con cada capítulo. Ampliamente recomendable si quieres pasar 40 minutos de locura semanal de lo más perturbadora.

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas