Revista Filosofía

Ricardo Luque - El proyecto de Gobierno Unido: sus razones ocultas

Por Hetairo
Ricardo Luque - El proyecto de Gobierno Unido: sus razones ocultas
El proyecto de Gobierno Unido: sus razones ocultas
César Ricardo Luque Santana
El pasado martes 13 de diciembre de 2011, el Congreso del Estado de Nayarit aprobó un nuevo préstamo solicitado por el ejecutivo como una especie de adelanto para el proyecto llamado “Gobierno Unido”, el cual consiste en concentrar en un único espacio a la mayoría de las instancias del gobierno estatal y al parecer también municipal. Ese mismo día postee dos comentarios en mi facebook donde hice una pequeña crónica testimonial de lo que sucedió en el salón de plenos ese día donde la bancada del PRI –incluidos los diputados priistas “prestados” a otras siglas partidistas- aprobaron por mayoría dicha solicitud, no obstante las razonables objeciones de los opositores del PRD y del PAN presentaron en tribuna. A continuación retomo los referidos comentarios añadiendo algunos de los cuestionamientos realizados por la mencionada oposición, y derivado de ello, resalto lo que parece ser el leitmotiv del proyecto: atracar de nuevo a los ciudadanos pagando una obra que será más costosa de lo que oficialmente se admite. Vayamos por partes, primero las citas casi literales de mis posteos (esto es, con leves correcciones), luego los cuestionamientos de algunos diputados opositores, y finalmente, la transa en ciernes.
“Por la tarde en sesión plenaria en la Cámara de Diputados local aprobaron por mayoría un nuevo préstamo de 24 millones que solicitó el ejecutivo para solventar gastos que pudieran necesitarse para el proyecto "Gobierno Unido", una edificación donde se pretende concentrar a una gran parte de instancias de gobierno. Los opositores demostraron que la solicitud estaba plagada de inconsistencias, lagunas, contradicciones, irregularidades, inexactitudes, etc. La bancada priista no debatió, sólo uso el viejo recurso de “mayoritear” sin importarles carecer de razón. De nuevo apareció el gobernador como el gran legislador con su mayoría de incondicionales limitándose a levantar el dedo. La nota la dio el diputado priista Alejandro Galván que con su protagonismo incontinente salió a "defender" oficiosamente la petición del gobierno usando las figuras de "rectificación de hechos" en el primer caso, y por "alusiones personales" en el segundo, cuando era claro que la postura de los priistas era hacer mutis limitándose a avasallar con su mayoría. Galván, bien acicalado y con un traje costosísimo, subió en dos ocasiones a la tribuna a exhibir su miseria intelectual, su pobreza de lenguaje, su cortedad de ideas, su falta de comprensión, y sobre todo, su servilismo al gobernador en turno. Lo peor no son las necedades que dijo, su dispersión o falta de coherencia discursiva, sino la soberbia con que demuestra su ignorancia y abyección. Pobre de mi estado y pobre de mi país con los priistas en el poder. Lástima que apenas unas 50 personas del público atestiguamos semejante bajeza e irresponsabilidad. Si más gente viera la ruindad con la que se conducen los priistas, la indignación provocada los llevaría a hacer todo lo posible por evitar que vuelvan al poder del gobierno federal”.
Enseguida postee de nuevo este asunto a propósito de la nota que apareció en la “Revista Perfiles”, la cual se basó en el posicionamiento que el Dr. Leopoldo Domínguez publicó en su facebook. En esta ocasión dije: “Estuve presente en la sesión donde el PRI y sus secuaces aprobaron sin debatir ese endeudamiento. Sólo Galván usó la tribuna pero no tanto para defender la postura del ejecutivo ni mucho menos para refutar las múltiples objeciones de la oposición, sino para solazarse en su narcisismo, acusando una pobreza de lenguaje y una dispersión discursiva que dio pena ajena. Fue vergonzoso ver al PRI de siempre avasallando con su mayoría de incondicionales sin importarles la validez de las objeciones presentadas por la oposición, actuando lacayunamente como correas de trasmisión de su patrón, el gobernador en turno. Ojalá en la página Web del Congreso puedan consultar (los lectores) las intervenciones del perredista Miguel Ángel Arce Montiel y de los panistas Leopoldo Domínguez, Antonio Serrano, Graciela Domínguez y Carlos Amador Jaime Nolasco, para que se den cuenta de todas las irregularidades que contiene el documento que envió el gobernador, y si tienen suficiente hígado, ver las deplorables intervenciones del señor Galván quien cree que con costosísimos trajes y desfachatez, es suficiente para pararse delante de un micrófono.
Antes de ilustrar brevemente algunas de las objeciones presentada por diputados opositores al gobierno, debo aclarar un poco el procedimiento seguido. Una vez tocado el punto del préstamo cuya lectura se dispensó porque los diputados ya lo conocían, se abrió el registro de oradores ordenándose según su sentido, es decir, los que están a favor y los que están en contra. Se enlistaron los cinco diputados antes mencionados en contra y ninguno a favor, porque el PRI no quería debatir sino irse directamente a la votación, aunque el protagonismo ya aludido de Galván retrasó un poco la votación ya anunciada. El resto de lo que sucedió ya lo mencione líneas arriba. A continuación destaco tres intervenciones: primero la del diputado del PAN Antonio Serrano quien señaló que la justificación plasmada en la exposición de motivos no sólo era insatisfactoria sino inexistente, que había contradicciones jurídicas y ambigüedad en el tiempo señalado para saldar la deuda, y que por esa razón, no había certeza jurídica y económica respecto al pago a realizar. Enseguida Miguel Ángel Arce Montiel del PRD abonó más sobre las irregularidades del proyecto de “Gobierno Unido” mencionando que no se cuenta todavía con el terreno porque no se ha hecho la negociación alguna con CFE, y que además hay problemas en cuanto a la superficie que se supone se necesita para la edificación con la que se contaría realmente en caso de prosperar el arreglo con dicha entidad del gobierno federal, estando en el aire aún la propuesta de permuta que el gobierno del estado pretende hacer con CFE, cuyos terrenos por cierto eran del fundo municipal, pero que Ney González cedió para saldar una deuda con esta instancia del gobierno federal. Asimismo, en caso de que se lograra este terreno y ante la necesidad de más superficie, existe también la probabilidad de apropiarse de terrenos del fundo municipal sin que se esté tomado en cuenta al Ayuntamiento de Tepic al respecto, mostrando irrespeto por la autonomía de este ámbito de gobierno. Cuestionó asimismo el argumento del ahorro o austeridad porque parece ser que el objetivo es favorecer a algunos empresarios porque se prolongaría con el arrendamiento más allá del costo total, echando por la borda el ahorro que se supone se quiere superar. Por su parte, el panista Leopoldo Domínguez, coincidió en que hay todavía muchas imprecisiones, opacidades y vacíos de información. Por ejemplo, el monto de la deuda actual sigue siendo un misterio porque diversas instancias oficiales dan datos diferentes, mas no obstante esto, se pretende incrementar el endeudamiento que podría volver inviable el funcionamiento de las instituciones públicas. Cuestionó también que no se informe con claridad cuántas y cuáles dependencias del gobierno se trasladarían al sitio de “Gobierno Unido” y exhortó al gobierno a atender mejor otras prioridades de salud, educación, empleo y seguridad.
Pero la parte que más suspicacias despierta es sobre el monto real a pagar. Supuestamente la obra costará 670 millones de pesos y se pagaría 8 millones cada mes que equivaldrían –dicen- más o menos a lo que se gasta actualmente en rentar diversos edificios, pero no dicen que mientras se construye el complejo de “Gobierno Unido”, se seguiría pagando renta mientras no se cuente con éste, al mismo tiempo que durante la construcción ya se está pagando con dinero público a particulares que en realidad estarían siendo financiados parcialmente al menos durante el tiempo en que termina la obra. Además, tampoco se reconoce que actualmente se pagan rentas infladas porque hay colusión de intereses inconfesables, y menos aún, existe voluntad de castigar las corruptelas de la administración anterior para recuperar los dineros sustraídos al erario. Pero volviendo al tema del costo de la obra, no tanto de la necesidad del proyecto en sí que podría ser plausible, si se hacen cuentas, los 8 millones al mes que se pretende pagar suman al año 96 millones de pesos, lo que significa que bastarían 7 años para alcanzar la cifra de 672 millones de pesos con lo cual uno supondría quedaría liquidada la deuda en este tenor. Pero no sería así sino que los empresarios que harían la obra que no se licitada todavía, serían los dueños del edificio por 30 años o más. Es decir, tendrían al menos 23 años de ganancias (2,208 millones) dándose una erogación total de 2, 880 millones de pesos, más los servicios que genere el servicio de la deuda, y por si no bastara, podría ampliarse la deuda al menos 20 años o más, lo que haría a este proyecto sumamente oneroso. Como se puede apreciar, la austeridad y el ahorro son una falacia, pareciendo más bien que de lo que se trata es de legalizar un atraco más al pueblo amparándose en la ley.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas