Revista Mundo vegetal

Rosales antiguos en sus propias raíces

Por Diasderosas
Rosales antiguos en sus propias raíces
Existen toda clase de mitos acerca de los rosales que crecen de esqueje. Se suele comentar que son rosales menos vigorosos o menos resistentes, pero ello no es siempre cierto. Claro es que hay rosales que resultan complicados de enraizar o que no prosperan bien sin un patrón que les aporte un buen sistema de raíces (un ejemplo muy citado es Gloire de Dijon). Pero en la mayoría de casos,el rosal injertado nos viene impuesto por el viverista. Cuando la planta injertada es de buena calidad, no hay problema alguno, pero si falla el patrón, o el material de reproducción no es el más idóneo, aparecen problemas que en más de una ocasión hemos comentado.
Centrémonos en los beneficios de gallicasy damascenas en sus propias raíces (también hay otras clases de rosas, como las híbridas de spinossissima y rugosas que se comportan de manera similar) :
1) Nos muestran su verdadero porte y forma. Un porte extendido por el suelo, sin que podamos distinguir la base de la planta. Suelen ser rosales de ramaje fino, que desnudos en invierno tienen gran belleza.
2) La capacidad colonizadora incluso en suelos muy pobres. Es una afirmación falaz que un rosal no injertado sea débil. Engallicasy damascenos es algo que queda bien patente. Como se aprecia en las imágenes, poseen unas raíces reptantes y horizontales de las cuales brotan las ramas del rosal. Es decir, unos potentes rizomas, capaces de esquivar rocas, de atravesar caminos y vallas y establecerse en lugares insospechados. Para mí, esta cualidad es una virtud, aunque supongo que habrá gente que piense que más pioneras, estas rosas son invasoras.
3) La facilidad de reproducción. El esquejado nos plantea importantes quebraderos de cabeza. Opino que si no hemos llegado a un consenso acerca de cómo reproducir los rosales por esqueje es porque no existen fórmulas mágicas. Pero con gallicasy damascenas creciendo sin el cortapisas del patrón podemos recurrir a una forma muy sencilla de reproducción y segura al cien por cien: la división. Elegimos el retoño, desenterramos y replantamos.
Un último inciso: no creo que plantar esta clase de rosales en contenedor sea lo más adecuado. Los cultivares más vigorosos pueden llegar a brotar incluso por los agujeros de drenaje.
Rosales antiguos en sus propias raíces
"Una rosa es una rosa es una rosa".
Gertrude Stein.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista