Revista Baloncesto

Rudy Fernández, capitán de capitanes

Publicado el 04 septiembre 2013 por Toni_delgado @ToniDelgadoG
El alero mallorquín asume el simbólico brazalete que le dado Orenga desmontando a Croacia en el debut del Eurobásket (68-40) 

Rudy Fernández, capitán de capitanes

Rudy penetra a canasta - Foto: Rafa Casal / Marca.


A finales de julio, a Rudy Fernández (Palma de Mallorca, 1985) le hicieron una pregunta  comprometida y de la que supo salirse de la mejor forma posible. El periodista quería saber qué para el jugador asumir la capitanía que le había otorgado el nuevo seleccionador, Juan Antonio Orenga, para el Eurobásket de Eslovenia ante la ausencia de Juan Carlos Navarro, que se unía a las de Reyes, Ibaka o Pau Gasol. La respuesta de Rudy fue directa: “Aquí todos nos sentimos capitanes, porque capitán sólo hay uno, Juan
Carlos, que este año no nos puede ayudar por la lesión. Todos los que estamos aquí vamos a dar un paso adelante”. Hubo quien no entendió que Rudy fuese nombrado capitán, pues quizás porque veía más capacitados para ese papel tan emocional a Calderón o a Marc Gasol. A la primera oportunidad Rudy dio un paso adelante para tratar convencer a esos escépticos con una actuación convincente en el debut ante una Croacia que se fue con la cabeza gacha al vestuario y sin despedirse de su público, que se dejó los pulmones para dedicarle una pitada unánime y las palmas de las manos para aplaudir a España. El grupo de Orenga, con 15 puntos y 8 rebotes de Rudy, 14 tantos y 11 capturas de Marc Gasol y 3/4 en triples de Calderón (por el 2/17 del rival) concretó el tercer mejor inicio de su historia en un Europeo (68-40) ante una Croacia seca con su peor anotación en más de… 48 años.
“Todos hemos aportado muchas cosas en defensa y ataque. Tenemos que valorar el trabajo de todo el equipo”, advirtió Rudy en Cuatro. Quiso repartir méritos y con razón, pues salvo excepciones, como la de Claver, que continúa sin mostrar el potencial que se le presupone, el grupo funcionó, sobre todo en defensa. Aunque por su inicio sideral, ese 24-9 de un primer cuarto para enmarcar, pareciese que sería capaz de alcanzar los tres dígitos en el marcador ante un rival reducido a Ukic al principio. En España sobresalía Rudy, pero también Calderón,  Llull o Marc Gasol, un incordio constante para Tomic, al que Repesa no incluyó en el quinteto inicial. El técnico croata cerró su defensa y España perdió velocidad, le costó montar contras y masticar el encuentro. E incluso se fue al descanso enfadada (33-20) tras una discutible falta –era la tercera– de Marc Gasol y una técnica a Orenga.   
La jugada del partido
Rudy puso las cosas en su sitio con un arrebato de clase que adornó con la jugada del partido, un alley oop de espaldas tras una asistencia de su asistente favorito, Sergio Rodríguez. Ese nuevo acelerón del capitán en el ecuador del tercer período despejó las pocas dudas sobre quién iba a ser el vencedor de un partido que ya no tuvo historia y en el que Croacia llegó a estar más de siete minutos sin anotar en el último cuarto, en el que solo anotó tres puntos, mínima obra de Bogdanovic. Un duro rival, eso sí, para Rudy, capitán de capitanes esta vez.
ESPAÑA 68 (24+9+16+19): Ricky Rubio (7), Calderón (13), Rudy Fernández (15), Claver (0) y Marc Gasol (14) —quinteto inicial—; Sergio Rodríguez (5), Sergio Llull (5), San Emeterio (3), Mumbrú (4), Pablo Aguilar (2), Germán Gabriel (-) y Xavi Rey (0). CROACIA 40 (9+11+17+3): Roko Ukic (7), Bogdanovic (12), Simon (3), Markota (0) y Zoric (8)   —quinteto inicial—; Draper (0), Saric (4), Rudez (3), Ante Delas (0), Tomic (3), Mario Delas (0) y Andric (-). Unos 5.000 espectadores en el Celje Arena.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas