Revista Cine

Run all night - 2015

Publicado el 05 septiembre 2015 por Jimmy Fdz
Run all night - 2015
Director: Jaume Collet-Serra
  Bueno, ayer comentaba la insuficiente "A walk among the tombstones" porque Liam Neeson actuaba en ella y quería ver si sus thrillers de acción y venganza eran buenos o no. "Run all night" no es tan oscura y sórdida como pensaba que sería, es más del tipo acción desenfrenada, pero me ha gustado y no le veo muchos reproches pues, al fin y al cabo, cumple lo que promete y no se va por las ramas o intenta parecer lo que no es. Si tienen 114 minutos libres (es decir, si tienen que elegir entre ésta y la de ayer), entonces les recomendaría "Run all night" sin duda alguna.
  Liam Neeson es Jimmy, alcohólico, el hazmerreír del bar que frecuenta, con una vida que no tiene mucho brillo, sin embargo encuentra apoyo en su viejo amigo Ed Harris, un poderoso mafioso con quien ha compartido muchas batallas y pérdidas. Por desgracia, los hijos de ambos se meten en problemas y la amistad es amenazada por el amor parental y el siempre estricto código de honor criminal.
Run all night - 2015Run all night - 2015Run all night - 2015Run all night - 2015Run all night - 2015Run all night - 2015Run all night - 2015Run all night - 2015Run all night - 2015
  Me es inevitable comparar "Run all night" con "A walk among the tombstones", pero es que el tener a Liam Neeson tomando el control de una caótica situación es el pie perfecto para hacer tal cosa. Primero que todo, a pesar de las diferencias con respecto al personaje de Neeson (en este caso un alcohólico que vio mejores tiempos como implacable asesino para su amigo mafioso, en el otro un ex-policía que dejó el cuerpo por problemas con el alcohol... Básicamente, la cuestión es sobre el lado de la ley en que se encuentra, si bien comenzada la acción el espacio en que se mueve Neeson es más bien neutro y ambiguo, pues una cosa es la moral y otra la Ley), ya de inmediato sabemos que la cosa va sobre la tan manida redención de un hombre perseguido por las culpas y el arrepentimiento. Claramente, con su pasado como asesino Neeson no tendrá la consciencia del todo tranquila, y peor, no fue ni un gran padre ni un gran esposo. Y esto no me lo invento: las primeras palabras vienen de un Neeson moribundo que dice exactamente eso, que tiene culpas y demás, que ha hecho cosas malas que no puede olvidar, etc. Luego retrocedemos 16 horas para ver cómo las cosas comenzaron a irse al diablo. Sin abandonar lo de la redención, demás está decir que es lo que más sobra de la película, pues nunca consigue acoplarse al relato general, más que un relato moral, uno de causalidades. Por lo demás, lo de las culpas es tan poco sutil que puede llegar a molestar (el grado de irritación depende del espectador); y no es broma, en cada escena hay un personaje que le recuerda a Neeson su pasado, si es que no es él mismo el de las lamentaciones, agresivamente preguntando si no se siente mala persona o qué sé yo. Ya con la primera escena queda claro, por dios, no es necesario repetir la misma cantinela una y otra vez...  Sobre lo demás, "Run all night" es una película mucho más estilizada y trepidante que "A walk among the tombstones", básicamente porque no tiene ínfulas de seriedad u oscuridad, por lo que no se detiene a "pensar" o "reflexionar" en torno a cosas francamente inexistentes en la película. Acá no habrán grandes monstruos del mal, simplemente habrán antagonistas con propósitos claros y bien direccionados. En "A walk..." el conflicto nunca estaba del todo claro, pues entre los secuestradores o la esposa del traficante o las culpas de Neeson el director nunca conseguía encontrar ni mantener el tono apropiado para su película, que variaba del misterio al thriller y un drama personal a tientas y a ciegas. Por el contrario, el conflicto de "Run all night" sí que está bien planteado, despejando el terreno para que el relato avance fluidamente sin detenerse en detalles superfluos y el director desarrolle toda la parafernalia que en ocasiones puede marear pero que en general mantiene la leve pero solvente tensión a lo largo del metraje entero. Así, luego de la introducción en que vemos a los padres y a los hijos (es interesante que el vago patético tenga un hijo ejemplar mientras que el compuesto jefe mafioso tenga un idiota engreído como único heredero), el enfrentamiento instala sus claves y el guión muestra sus cartas. De ahí en adelante no nos detendremos, mucho menos Neeson, cuya labor me gusta mucho más que en "A walk...". A propósito, también habla y amenaza con patear traseros por teléfono. Estando Ed Harris no es necesario decir que el hombre lo hace fenomenal, pero es mejor dejarlo escrito, por si las dudas. Se nota el oficio y la experiencia de Neeson y Harris, y vaya que lo agradece el fotograma y el relato. Hablando del reparto, si ven ésta y "A walk..." seguidas, también notarán que hay otro rostro que se repite, y me refiero al de un actor llamado Boyd Holbrook.  En fin, "Run all night" no engaña a nadie ni intenta cosas raras: es más acción que oscuridad y seriedad, pero es excelente acción, muy bien rodada (tampoco se amilana con la violencia: se agradece un montón) y bien sostenida a lo largo de casi dos horas. Aunque la redención esté presente, al menos con el correr del metraje no se hace tan melosa ni empalagosa ni obvia como al inicio, no obstante sigue ahí y algunos podrán llamarlo falta de personalidad o valentía, pero piénsenlo bien: nunca se nos planteó algo distinto. No será la película de sus vidas ni la que renueve un género o un estilo, pero está bien planteada y ejecutada, y para pasar un buen rato es la elección perfecta. Hay que saber cuando es suficiente.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas