Revista España

Ruta por La Rioja: ¿Qué ver en Calahorra?

Por Rutasporespana @RutasporEspana
Ruta por La Rioja: ¿Qué ver en Calahorra?

Hoy visitamos Calahorra, la capital de la Rioja Baja, asentada sobre un promontorio en la fértil vega del río Cidacos, es una de las ciudades más antiguas de La Rioja. Cuenta por tanto con un importante patrimonio arqueológico (especialmente romano), y su casco urbano todavía conserva la estructura de esta época.

Cómo llegar a Calahorra

En coche. Desde Logroño tomaríamos la N-232 hasta Calahorra.

En bus. La empresa de autobuses Jiménez dispone de la línea Burgos-Logroño-Zaragoza con parada en la localidad.

En tren. También dispone de línea de tren con trenes regionales desde Logroño.

Ruta por Calahorra

La invasión romana de la península trajo a Calahorra su época de esplendor debido a su posición estratégica. Pasa a llamarse Calagvrris Nassica Iulia y se convierte en una de las ciudades más importantes de Hispania, siendo amurallada y contando con las principales infraestructuras de una gran ciudad romana: teatro, circo, foros y termas.

De esta época se conservan también los restos de la presa que regaba los cultivos y que consiguió que la ciudad fuese una de las huertas más florecientes de la península. Sus verduras y vegetales eran famosos así como las recetas de cocina que se conservan en el Museo de la Romanización.

Durante la invasión musulmana fue cambiando de manos por su importancia estratégica, hasta que en 1045 fue conquistada al rey de la taifa de Zaragoza por Sancho Garcés III de Pamplona. Con el botín se financió la construcción del monasterio de Santa María de Nájera.

Durante el reinado de Alfonso VI, fue incorporada al reino de Castilla. A partir de entonces se estableció en sus calles una importante judería en la que llegaron a residir unas seiscientas personas. Desde el siglo XVI al XVIII Calahorra sigue creciendo, convirtiéndose en una potencia productiva de verduras y empieza a florecer una creciente industria conservera, acentuado gracias a la llegada del ferrocarril.

Calahorra conserva un importante patrimonio romano, cuyo trazado urbano todavía se conserva en sus calles. Aquí encontramos restos del antiguo Alcantarillado y, aunque no son visitables, se conservan todavía las cloacas romanas bajo el cemento de la ciudad actual. Empezamos la ruta cerca de los restos del Circo romano, en el paseo de Mercadal, donde existen varios canales y desagües que llegaban hasta las termas. Al inicio del paseo se encuentra el rollo jurisdiccional o picota, que permitía a la villa impartir justicia. Y paralelo al paseo se encuentra la calle Paletillas, la principal zona de tapeo de la ciudad.

Al final del paseo llegamos al Parque Era Alta donde tenemos algunos restos romano, además del Parador Nacional. Siguiendo la calle Carretil encontramos el Yacimiento de la Clínica donde podemos ver los vestigios de una villa romana del siglo I, excavada en tres niveles. Junto al yacimiento se conserva los restos de la muralla romana.

A continuación pasamos a ver la Iglesia de San Andrés (siglo XVI), destaca por su portada gótica, con un curioso tímpano en el que se ha esculpido una cruz de brazos desiguales que representa el triunfo del cristianismo sobre el paganismo, simbolizado por el sol, la luna y una sinagoga. En su interior, destaca el retablo mayor, realizado por el artista local Manuel Adán. Rodeando este templo se llega al Arco del Planillo, antigua puerta romana de entrada a la ciudad.

Siguiendo la calle llegamos hasta el Monasterio de San José (siglo XVI), conocido popularmente como el Convento de las Monjas Encerradas. En su interior se encuentra un espectacular "Cristo atado a la columna " de Gregorio Fernández.

A continuación nos dirigiremos hacia la parte baja de la ciudad, para visitar la Catedral de Santa María-El Salvador, edificio gótico levantado sobre el supuesto lugar del martirio de San Emeterio y San Celedonio, dos soldados romanos que se convirtieron al cristianismo. Su fachada principal es barroca y la situada al norte es Plateresca, conocida como la Portada de San Jerónimo. En su interior se puede observar el "Cristo de la Pelota " (siglo XIV), una curiosa talla gótica que, según cuenta la leyenda, contribuyó a resolver una disputa en el resultado de un partido de pelota. La sacristía y el claustro, acogen el Museo Catedralicio y Diocesano, donde se pueden ver varias pinturas de Tiziano y Zurbarán, así como varias piezas de orfebrería y una thorá perteneciente a la antigua sinagoga. Al lado de la catedral se encuentra el Palacio Episcopal (siglos XVI-XVIII).

Por la cuesta de la catedral entramos en los que fue la judería de la ciudad. La primera parada nos lleva al curioso Museo de la Verdura, que, a través de una presentación didáctica e interactiva, muestra la actividad de las huertas y cultivos de la ribera del Ebro.

A continuación llegamos a la Iglesia Conventual de San Francisco, donde se guardan los pasos de Semana Santa. Como curiosidad, en este templo en 1366 se proclamó Enrique de Trastámara rey de Castilla.

Tomando la calle Mayor, lugar por donde discurre el Camino de Santiago llegamos a Iglesia de Santiago Apóstol (siglo XVII-XVIII), que es el mejor exponente del neoclasicismo riojano. En su interior tenemos el retablo mayor obra Diego de Camporredondo (siglo XVIII), con Santiago Matamoros en el centro y los patronos de la ciudad, San Emeterio y San Celedonio, en los laterales.

En la plaza del Raso encontramos dos museos importantes de la ciudad, la Casa Santa, una antigua vivienda romana que fue convertida en ermita, y hoy es un Centro de Interpretación sobre la vida de los patronos de la ciudad. Y el museo de Romanización en el que se expone a través de 5 salas el origen romano de la ciudad.

Fuera de la ciudad siguiendo el Camino de Santiago, tras cruzar el puente sobre el río Cidacos, llegamos al Santuario de la Virgen del Carmen (siglo XVII), patrona de la ribera. Es un edificio de estilo herreriano. En él destaca un retablo barroco con una talla de la Virgen del Carmen atribuida a Gregorio Fernández.

Más información

Web turismo Calahorra: http://turismocalahorra.es

Dónde comer

La principal zona de tapas se encuentra en la calle Paletillas, uno de los que más fama tienen y que te hará esperar cola para coger una mesa libre es el Rincón Andaluz.

En cambio si quieres comer, el restaurante Chef Nino (Calle Padre Lucas, 2) es uno de los lugares de mayor renombre de la ciudad.

Dónde dormir

Durante nuestra ruta por La Rioja hicimos noche en Calahorra en la Pensión Teresa, las habitaciones estaban impecables, y aunque el baño era compartido estaba muy limpio. Este y otros alojamientos los podéis reservar aquí.

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos 🙂
Ruta por La Rioja: ¿Qué ver en Calahorra?

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas