Revista Historia

Sábado, 9 de Marzo de 1940

Por Sila
FINLANDIA: Prosiguen los combates en Viipuri, donde los soviéticos del 7º Ejército han conseguido establecer y asegurar una cabeza de puente en la bahía al noroeste de la ciudad. Rechazados en todos los frentes, los finlandeses solo controlan la parte este de la ciudad, aunque no por ello decae su ánimo combativo: el control de la ciudad ante la inminente paz está en juego. Mientras, franceses e ingleses incrementan sus promesas de ayuda a Francia.
BERLÍN: El Ministro de Exteriores Ribbentrop y una amplia delegación del Ministerio de Exteriores del Reich parten en un tren especial rumbo a Roma, donde mañanan se entrevistarán con Mussolini y el Papa. En otro orden de cosas, el jefe de la Kriegsmarine, el Almirante Raeder, se entrevista hoy con Hitler en la Cancillería. Raeder consigue convencer al Führer para que acelere los preparativos para Wesserübung, el plan de ocupación de Dinamarca y Noruega. Sin duda, los sucesos de Finlandia y la cada vez más plausibles posibilidad de una intervención aliada en Noruega ayudan para vencer las resistencias del líder nazi.
LONDRES: Una entrevista entre el embajador italiano en Londres Bastianini y el Ministro de Exteriores Lord Halifax pone fin al “Pleito del Carbón” iniciado el pasado día 1. Tras la entrevista, el Reino Unido libera los mercantes italianos que permanecían retenidos, mientras que Italia se compromete a reducir sus importaciones de carbón alemán por mar. Tras la partida, hoy mismo, de los navíos concentrados en el puerto de Kent, Roma envía una nota de agradecimiento al gabinete británico. Lo cierto es que el resultado del pulso es totalmente contrario para Inglaterra: la presión económica no ha hecho mella en el gobierno fascista, y el carbón alemán seguirá llegando a Italia no por mar… sino por tierra vía ferroviaria.
ATLÁNTICO NORTE: Intenso día, que resulta muy provechoso para los U-Boote. Cerca de Bélgica, el U-14 del capitán Herbert Wohlfath (llamado a convertirse en uno de los oficiales de submarinos más exitosos de la Guerra), consigue un triplete al hundir a los mercantes Abbotsford (1.585 tn.), Akeld (643 tn.) y Borthwick (1.097 tn.), todos con bandera británica. Mientras, al oeste de Brest, el U-28 hecha a pique al buque griego P. Margaronis (4.979 tn.), que se dirigía a Canadá desde Amberes. En la costa noroeste de Irlanda, el pqueño navío Leukos, con pabellón irlandés y de 216 toneladas, es hundido durante la madrugada por el U-38. Por último, una mina hunde al vapor británico Chevvchase.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog

Revista