Revista Deportes

¿Sabemos lo que comemos?

Publicado el 02 julio 2015 por Esferatextual

La industria alimenticia… ¿realmente nos vende lo que anuncia? ¿O lo que realmente quiere es vender, importándoles bien poco nuestra salud con anuncios que nos dicen las verdades a medias?

La publicidad es muy engañosa, nos vende felicidad, sonrisas y salud. Todo ello adaptándolo a un prototipo de consumidor:

“la publicidad explota las inseguridades individuales, crea necesidades falsas y ofrece soluciones falsas. Promueve la insatisfacción que conduce al consumo”.

Es por ello que para anunciarnos comidas mega-calóricas como pizzas y hamburguesas, nos ponen a gente feliz con cuerpo de modelos, cuando este estereotipo de persona pisa poco por esos sitios de comida rápida. Si enseñasen personas obesas… ¿venderían ese producto tan trendy?

Si al referirnos al refresco por excelencia, nos dijeran que se compone de sulfitos, ácido fosfórico, jarabe de maíz amoniaco, cafeína y más de 11 cucharadas de azúcar por 600 cl, seguro que su impacto al consumidor no tendría la misma acogida, que la que tiene con “la fábrica de sueños”.537daa7a9da25 (1)

Aunque no es obligatorio, ya casi todas las empresas incluyen en el etiquetado de sus productos, el código semáforo y la información nutricional de los alimentos. Es ahí donde realmente podemos comprobar de qué se compone un producto y la cantidad recomendada de consumo, así como su indice calórico.

etiqueta-alimenticia-semaforo

La información nutricional

En el producto se encuentra el etiquetado de información nutricional, en el cual se enumeran los ingredientes de mayor a menor, la cantidad que este contiene.

En la etiqueta suele venir por consumo recomendado (ración) y por 100gr.

image

En ella podemos ver los macros:

  1. Grasas
  2. Carbohidratos
  3. Proteínas

Así como los micronutrientes:

  1. Vitaminas
  2. Hierro
  3. Calcio
  4. Sodio
  5. Potasio
  6. etc

El código semaforo es mas fácil de interpretar pues trata de 3 colores: rojo, amarillo y verde. Si el producto es rojo, no se recomienda su consumo mas de una vez por semana y con las cantidades recomendadas. Si es amarillo se puede consumir a menudo en semana pero con cuidado. En cambio el verde, nos dice que ese producto lo podemos consumir a diario.
pr05ff240114_etiquetado_0

Nos debemos fijar más en las etiquetas nutricionales o en el código semáforo de los productos, que de los tips del producto ya que muchos se basan en marketing comercial usando palabras como “bio, fibra, light ” siendo en ocasiones estos productos menos beneficiosos que los productos normales o de cantidades similares de calorías pero de precio bastante más elevado.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista