Revista Viajes

Salamanca. plaza mayor de europa (iii)

Por Jl

Seguiremos caminando por salamanca para buscar entre turistas, estudiantes de “pellas”, músicos callejeros y curas de sotana, la puerta de la Universidad de Salamanca. Delante de ella, con su fachada plateresca y su “rana” sobre calavera, símbolo curioso de esta vieja universidad, nos acordaremos de algunos de los ilustres huéspedes que albergaron sus estancias. Justo delante de la fachada un monumento a Fray Luís de León, que nos recuerda que aquí impartieron clase algunos grandes pensadores e ilustres intelectuales como el mismo fraile, Antonio de Nebrija, Miguel de Unamuno o Francisco de Vitoria, entre otros. Detrás de la estatua, cerrando el cuadro que la alberga, una verja nos conduce al Patio de las Escuelas Mayores otro lugar de recogimiento de este paseo de tanta belleza.
Bajaremos por la calle Libreros para iniciar el trayecto de la Rua Mayor, no sin antes detenernos ante una de las obras más emblemáticas del periodo de reinado de los Reyes Católicos, la Casa de las Conchas. 300 conchas adornan la fachada de este singular monumento. Desde su patio, sede de exposiciones, podremos admirar las torres de la Clerecía y la fachada de la Universidad Pontificia. El edificio se construyó con motivo del enlace entre Rodrigo Maldonado y María Pimentel y fue finalizado en 1.503. Como leyenda romántica nos quedan el origen de las conchas, símbolo nobiliario de la familia de los Pimentel, y que dicen los salmantinos que fue una muestra de amor de Rodrigo hacia Doña María.
Al final de la Rua Mayor nos daremos casi de bruces con la Plaza Mayor de Salamanca, denominada Plaza Mayor de Europa en 2005. De estilo barroco fue construida a finales del XVIII y como buena plaza castellana articula toda la vida social de la ciudad. Allí se celebran los principales actos cívicos y religiosos y en su empedrado se reúnen los estudiantes a celebrar los grandes momentos universitarios. Como riadas allí van a parar buena parte de los turistas que visitan la ciudad. Una curiosidad a destacar de la Plaza Mayor, es que cada 15 de agosto se coloca sobre la espadaña del Ayuntamiento un mástil, coronado por una figura del toro envuelto con la bandera de España. Esta figura, que recibe el nombre de "Mariseca", se coloca para señalar la proximidad de las fiestas de Salamanca y no se retira hasta que éstas han concluido.
En la esquina nordeste de la plaza se encuentra el Café Novelty. Sentados en alguna de sus mesas y deleitándonos con un café con churros, podremos respirar el ambiente que allí vivió Gonzalo Torrente Ballester y reflejó en alguna de sus novelas. Una estatua de bronce del escritor, sentado en su mesa de siempre, recuerda aquellos momentos en homenaje al célebre literato. El ambiente es agradable y los camareros, amablemente, explican una y otra vez la historia de la estatua.Sigueme amigo

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista