Revista Viajes

Santillana del Mar y las cuevas de Altamira

Por Ungatoenmimaleta @1gatoenmimaleta

gato santillana del mar

 ”Toda pintura es un hecho: las pinturas están cargadas con su propia presencia.” (Andy Warhol)

Aprovechando que Altamira ha vuelto a abrir sus puertas al público de forma experimental desde este pasado mes de febrero, creo que es un buen momento para contaros un poco más sobre el lugar dónde están situadas, Santillana del Mar. Y cayendo en el tópico, empezaré diciendo que es la ciudad de las tres mentiras. Cómo, ¿aún no lo habías oído? ¿A qué esperas para descubrirlo?

A Santillana del Mar se la conoce como la ciudad de las tres mentiras y es que ni es “Santa”, ni es “llana”, ni tiene “mar” (aunque lo tiene muy, muy cerca).

Indudablemente si hablamos de Santillana del Mar no podemos dejar de lado su plato estrella, las Cuevas de Altamira. Las cuevas prehistorias más famosas de la península, y me atrevo a decir que una de las más conocidas del mundo.

Las cuevas no están dentro de la ciudad, están situadas a 3 km del centro (Avda. Marcelino Sanz de Sautuola), si vais en coche tan solo tardaréis 6 minutos y podréis dejar el coche en un parking gratuito. Ojo con los horarios, recomiendo que antes de visitarlas los miréis en su página oficial, nosotros llegamos por los pelos para realizar la última visita del día. La entrada se puede comprar de forma anticipada o allí mismo, son sólo 3 € (gratis sábados desde las 14h y los domingos todo el día).

¿Qué es lo que vamos a ver? Se visita la neocueva, una reproducción fiel de la original. Quizás esto me desilusionara un poco- ¿quién no quiere ver la original?- pero he de decir que está muy conseguida y por el precio que nos cuesta creo que merece la pena al menos visitarla una vez. Además la visita está guiada y eso la hace muy completa, ¡no se te pasará ningún detalle!

Atención a los últimos dibujos del recorrido, a mí me recordaba totalmente a una nave espacial con ¿aliens? jajaja.

Altamira

Desde febrero de 2014 han empezado las visitas experimentales a la cueva original de Altamira. ¿Cómo puedo conseguir entrar? Solo son 5 los privilegiados y son seleccionados entre los propios visitantes que estén a primera hora en el centro mediante un sorteo. La visita durará 37 minutos y los tiempos en cada zona de la cueva están milimétricamente medidos. El equipo de Altamira les proporcionará un vestuario adecuado para que el impacto de la visita en la cueva sea el menor posible. De momento esta modalidad está en fase experimental hasta Agosto, asique si quieres intentarlo… ¡Date prisa!

Pero Santillana del Mar es mucho más que las cuevas de Altamira.

Si queremos dejar el coche y movernos tranquilamente a pie por la ciudad hay un parking público en la intersección de la Av. Dorat con la Av. Antonio Sandi. Nosotros como fuimos después de ver Cabárceno llegamos por la tarde y no tuvimos problemas de aparcamiento.

Una vez dejado el coche hay que subir por la calle que tendremos a mano derecha, la calle Santo Domingo.

Podemos atravesar el pueblo de un lado a otro por su calle principal en forma de “Y”. Si nos decidimos por la “pata” derecha de esa calle en forma de “Y” (calle de la carrera- calle cantón–calle del rio) llegaremos a los 3 sitios que más nos gustaron de esta ciudad: La Colegiata de Santa Juliana, el Museo de la Tortura y el restaurante Casa Cossío. Y si por el contrario elegimos el camino de la izquierda (calle Santo Domingo) – que en realidad es como continuar recto-  llegaremos a la Plaza Mayor.

Santillana del Mar

Nuestra recomendación es ir por Santo Domingo hasta la plaza y luego girar a la derecha en la calle plaza mayor para reengancharnos a la calle cantón.

Si continuamos por esta calle, cuando la calle cantón conecta con la calle del río, justo antes de llegar a la colegiata (que es el final de la calle) llegaremos a un museo.  Y es que, aparte del archiconocido museo de Altamira, Santilla del Mar nos ofrece otro tipo de museos algo menos conocidos pero muy interesantes.

Museo tortura Santillana del Mar
Santillana del Mar

En especial hay uno que nos encantó, de otra temática totalmente diferente pero muy, muy recomendable si te gustan los temas de la inquisición. Su museo de la tortura (entrada 3,6€) es uno de los más completos que he visto, tanto por cantidad de instrumentos como por la calidad de los textos explicativos. Después de visitarlo hemos visto un par más y puedo asegurar que no tenían color, se quedaban muy pobres comparativamente hablando (como fue el caso del museo de Gante).

tortura Santillana del Mar

Si seguimos andando por la calle del río llegaremos a la Colegiata de Santa Juliana. Como en muchas construcciones de la época, el pórtico de la Colegiata trata temas como la lucha del bien contra el mal o la penitencia y el perdón para librarse del infierno (todo ello representado con símbolos a través de animales y vegetales). Para mí lo más bonito de esta Colegiata era ver el Claustro, por desgracia cuando llegamos nosotros estaba cerrado asique me lo dejo apuntado como excusa para regresar.

Santillana del Mar

Al lado de la Colegiata, en esa misma plaza, se encuentra un bar que me habían recomendado, y ¡menos mal que lo hicieron! El restaurante Casa Cossío tiene una de las costillas más ricas que he probado. ¿Qué tiene de especial? No se si fue la localización, la buena atención, la carne de calidad o su salsa picante misteriosa, quizás un combo de todo lo anterior, pero no podéis ir a Cantabria y no acercaros a probarlas.

Restaurante el Cossio

Y si estáis de ruta por Cantabria os recomiendo que echéis un vistazo a las entradas anteriores de: San Vicente de la Barquera, Suances, Comillas, Cabárceno y nuestro hotel en Santander.

Si os ha servido de ayuda la entrada podéis dejarnos un comentario, o podéis seguirnos en twitter o facebook para seguir actualizados con las nuevas entradas. ¡Nos seguimos leyendo!

Santillana del Mar
Santillana del Mar


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog

Revista